22 de Septiembre de 2018

México

¡Alto a los corruptos!, pide la Iglesia mexicana

Los obispos aseguran que 'este gravísimo mal' requiere reformas legales y estrategias integrales.

Los obispos mexicanos manifestaron su preocupación por 'el futuro y el presente de México'; en la imagen, monseñor Eugenio Lira Rugarcía, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano. (Facebook/CEM)
Los obispos mexicanos manifestaron su preocupación por 'el futuro y el presente de México'; en la imagen, monseñor Eugenio Lira Rugarcía, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano. (Facebook/CEM)
Compartir en Facebook ¡Alto a los corruptos!, pide la Iglesia mexicanaCompartir en Twiiter ¡Alto a los corruptos!, pide la Iglesia mexicana

Eugenia Jiménez/Milenio
MÉXICO, D.F.- La Conferencia del Episcopado Mexicano consideró que en las posibles reformas constitucionales y legales que terminen en un Sistema Nacional Anticorrupción se debe revisar el fuero del que gozan algunos servidores públicos y que “puede hacer naufragar el sistema entero si es utilizado como escudo de impunidad”.

También señaló debe replantearse la figura del “juicio político”, porque “actualmente existe demasiada discrecionalidad y laxitud. Es indispensable que el combate a la corrupción no sea usado con fines de persecución política o de revancha mediática. Cualquier acto de corrupción amerita por sí mismo todo el peso de la ley”.

En un mensaje titulado “¡Alto a los Corruptos!”, difundido por el Consejo Permanente de la CEM, se destaca que ese sistema anticorrupción deberá estar conformado por organismos autónomos que, “gozando de independencia, profesionalismo, confiabilidad, facultades y recursos, incluyan en su rango de acción a todos los órganos del Estado a escala federal, estatal y municipal, sin olvidar a los poderes judiciales federales y locales, así como a los órganos constitucionales autónomos”.

Como ciudadanos y pastores, los obispos indicaron que al igual que muchos mexicanos “sentimos gran preocupación por el presente y por el futuro de nuestro País, que, entre otras cosas, se ve aquejado, desde hace muchos años, por el grave mal de la corrupción, que favorece la impunidad y el enriquecimiento ilícito, la falta de confianza respecto a las instituciones políticas, sobre todo en la administración de la justicia y en la inversión pública, no siempre clara, igual y eficaz para todos”.

Compromiso eficaz

Recordaron que desde hace cinco años, en el Mensaje “Que en Cristo Nuestra Paz México tenga vida digna”, afirmaron que la corrupción es una forma de violencia que, “al inocularse en las estructuras de servicio público, se transforma en delincuencia organizada, ya que de manera descarada se impone la mordida como condición a los ciudadanos para recibir un beneficio o servicio gratuito”.

Y para hacer frente a “este gravísimo mal se requieren múltiples acciones conjuntas. Entre ellas, la reforma de leyes y la creación de instituciones que, de forma integral, coordinada y en tiempo real, prevengan, identifiquen, investiguen y modifiquen situaciones o condiciones que propicien la corrupción; sancionen oportunamente a los corruptos y hagan realidad el resarcimiento de los daños causados”. 

En su mensaje, los obispos le solicitaron a los legisladores, a los diversos órdenes de gobierno y a los partidos políticos “un decidido y eficaz compromiso en la lucha contra la corrupción, que provoca innumerables males y pone en riesgo la confianza, valor fundamental para una convivencia pacífica y para el progreso. La gravedad del problema exige soluciones de fondo e inmediatas y no maquillajes” que ya no engañan a nadie y solo exacerban los ánimos”.

Entre todos

En el mensaje "Por México, ¡actuemos!", los obispos destacaron que entre todos tenemos que sacar adelante al país, "haciéndonos más participativos", y quienes "ostentamos alguna forma de autoridad debemos ser los primeros en contribuir con el ejemplo".

La sociedad, aseguran, necesita recuperar la confianza en aquellos en quienes ha depositado una responsabilidad institucional. Es la oportunidad para hacerlo y mejorar nuestro país.

Los obispos oraron para que todos los mexicanos y autoridades tengan la inteligencia, la sabiduría y la valentía de construir juntos un México mejor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios