19 de Noviembre de 2018

México

Generales ligados al narco, víctimas de Calderón

Los militares consignados el pasado sexenio en la 'Operación Limpieza' señalaron que se está haciendo justicia.

La 'Operación Limpieza' inició por orden de Marisela Morales. (Archivo/Notimex)
La 'Operación Limpieza' inició por orden de Marisela Morales. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Generales ligados al narco, víctimas de CalderónCompartir en Twiiter Generales ligados al narco, víctimas de Calderón

Agencias
MÉXICO, D.F.- En punto de las 01:30 horas de este viernes, salieron libres del Penal de Máxima Seguridad "Altiplano" tres de los cuatro generales consignados en el sexenio de Felipe Calderón como presuntos responsables de tener nexos con el cártel de los Beltrán Leyva.

El pasado jueves, el Juzgado Tercero publicó el acuerdo por el que la Procuraduría General de la República (PGR) presentó conclusiones no acusatorias contra los generales Roberto Dawe González, Ricardo Escorcia Vargas y Rubén Pérez Ramírez, además del teniente coronel Isidro Silvio Hernández y el mayor Iván Reyna Muñoz.

A su salida, los generales coincidieron en que esperarán a que el proceso concluya, no buscan contrademandar y se califican como víctimas del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa y su guerra contra el narcotráfico.

El cuarto general consignado es Tomás Ángeles Dauahare, exsubsecretario de la Defensa, pero él recobró su libertad desde el 17 de abril de este año, por lo que ya no queda ningún general en prisión por este caso.

"Quiero darle gracias al Presidente de la República por democratizar la justicia y pedirle que de todas las facilidades a los jueces que sigan haciendo su trabajo. Y que no se espante la población porque hay mucha injusticia en México, porque no tenemos policía. No tienen porqué espantarse", declaró el general Ricardo Escorcia Vargas.

Dijo que continuará con su vida, cerca de su familia tras los más de 11 meses recluido, y refirió que los militares involucrados en la llamada "Operación Limpieza", que inició la Procuraduría General de la República (PGR) a cargo de Marisela Morales, en el gobierno federal anterior, "somos un proceso de un abuso de poder, que tiene gente interna, 44 mil muertos, más de 120 mil desaparecidos y pueblos en Tamaulipas o Nuevo León vacíos por una mentada guerra que no saben de qué se trata".

"Yo estoy muy molesto, me siento agraviado, fue una villanía la que se hizo y bueno, que bueno que se está haciendo justicia", afirmó.

Falta investigación

Roberto Dawe González dijo que tras 43 años de servicio en el Ejército busca regresar a las Fuerzas Armadas y no consideró la contrademanda, sino esperar a que el proceso siga su curso.

Aseguró que no le ve problema a la impartición de justicia pero dijo que faltó investigar los dichos de los testigos protegidos que los vincularon con los Beltrán Leyva.

“Lo que falta es investigación, que se investiguen todos los señalamientos y que se proceda como corresponda. Yo no le veo mucho problema a la impartición de la justicia”, dijo.

El general cuestionó que le dieran crédito a las declaraciones de “delincuentes comprobados” sin haber procedido a investigar los señalamientos que hicieron.

Cuestionado sobre el motivo por el cual habría ocurrido dicha situación, Dawe indicó que no encuentra ninguno, ni político ni en otro ámbito y agregó que solo ha estado enfocado en su carrera profesional.

“En todo el tiempo de la reclusión le di muchas vueltas a esta situación, soy general activo, soy soldado institucional del Ejército; nunca he aspirado a un cargo político o a un cargo público”, señaló.

'Estaba coartado'

El general Ricardo Escorcia Vargas afirmó que el presidente Enrique Peña Nieto está democratizando la justicia, “le está dando su libertad al Poder Judicial porque estaba coartado”.

Escorcia Vargas dijo que luego del tiempo que permaneció en el penal de Máxima Seguridad del Altiplano aún no entiende por qué los mandaron a la cárcel.

“No sé que pudo haber hecho un general que sirvió al Ejército 43 años para que el poder del estado se ensañara con uno”, recriminó.

Cuestionado si dudó de recobrar su libertad, el general señaló que con el cambio de administración “tuvimos la visión de una luz al final del túnel” y afirmó que de haber continuado el gobierno panista habrían permanecido recluido.

Entre la espada y la pared

En tanto, el general Rubén Pérez sostuvo que su declaración fue hecha bajo amenazas.

“Mi detención fue el primero de agosto, había comparecido anteriormente en la SIEDO (ahora SEIDO) el día 3 de mayo del año pasado, yo no sabía a que se debía o por qué era yo citado. Suponía que era algún asunto por el cargo que había ocupado en la 22 Zona Militar, ya que también llevamos algunas actividades contra el narcotráfico, pensé que era algún caso de eso, ahí fue donde se me puso desde esa primera vez entre la espada y la pared”, detalló.

El militar señaló que al comparecer le pusieron "dos opciones en la mesa" las que debía aceptar. La primera "que había recibido una llamada de Roberto Dawe, pero yo desde el principio sabía que no había sido así. Tenía aproximadamente 20 años que no teníamos alguna comunicación”.

"Tuve que terminar con mi carrera y una serie de amenazas de las que fui objeto y, finalmente, tuve que hacer una declaración en la cual yo no aceptaba lo de la llamada pero sí que el General Dawe me pedía que aceptara a una persona del narcotráfico”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios