20 de Mayo de 2018

México

Contra la obesidad, furor por ejercicio

Gimnasios del DF abren las 24 horas para aprovechar el furor por el ejercicio atrayendo todo tipo de personas, desde modelos hasta mozos y obreros.

Quienes acuden al gimnasio de madrugada dicen que, más que obsesión, sienten necesidad de dedicar un poco de tiempo a su cuerpo a pesar de sus agobiantes ritmos de trabajo. (Agencias)
Quienes acuden al gimnasio de madrugada dicen que, más que obsesión, sienten necesidad de dedicar un poco de tiempo a su cuerpo a pesar de sus agobiantes ritmos de trabajo. (Agencias)
Compartir en Facebook Contra la obesidad, furor por ejercicioCompartir en Twiiter Contra la obesidad, furor por ejercicio

Agencias
MÉXICO, D.F.- México vive un verdadero furor por el ejercicio físico, que se refleja en la creciente expansión de los "gimnasios 24 horas" y por el "boom" de la llamada "industria del running", es decir, los productos vinculados con las caminatas, el "jogging" y los maratones.

Quizá la principal motivación de esta "fiebre" es la epidemia de obesidad que azota al país, que ostenta el poco honroso primer lugar en la lista de países con mayor número de personas con sobrepeso, superando a Estados Unidos, publica ANSA Latina con base en un informe de Naciones Unidas difundido en julio del 2013.

Casi una tercera parte de los adultos mexicanos son obesos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

La razón de este fenómeno son los alimentos procesados altos en calorías y de bajo costo "sumados a un estilo de vida cada vez más sedentario a medida que los ingresos de los mexicanos aumentan y más personas se mudan a las ciudades", reveló el reporte.

Paralelamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado sobre un incremento de las enfermedades cardiovasculares en México como la diabetes, problemas de las articulaciones y algunos tipos de cáncer.

Ejercicio las 24 horas

No es extraño por lo tanto que se hayan popularizado los "Gimnasios 24 horas" que comenzaron a abrir sobre todo en barrios de clase alta y media, a los que concurren como abejas en panal todo tipo de personas, desde modelos y actores hasta empleados públicos, maestros, estudiantes, mozos e incluso obreros.

Propietarios de estos establecimientos señalaron que el modelo es tan exitoso que "casi no hay horas sin que al menos una persona esté utilizando los aparatos" inclusive en períodos "tranquilos" como el de la madrugada.

El ambiente ha sido propicio para que las inversiones en el sector llamado "running", que incluye a productos para quienes van al gimnasio, corren en maratones o simplemente caminan en los parques, sea muy próspero.

El año pasado, este segmento dejó ganancias por 21,206 millones de pesos (unos 1,600 millones de dólares) en el país, y unas 6 millones de personas corren en maratones, asisten a gimnasios o caminan en los parques.

Turismo y deportes

Antonio Liceaga, presidente del Primer Congreso Run México 2014, dijo que los corredores "son clientes cautivos de las industrias deportiva y de turismo" al señalar que los maratones crecen entre 20 y 25% al año en México.

Los participantes de maratones gastan al año 6,000 pesos (unos 450 dólares) en dos cambios de ropa, gadgets, relojes para medir el pulso, audífonos, agua, bebidas energéticas y otro tipo de equipamiento, añadió.

Los corredores casuales no se quedan atrás y gastan unos 3,000 pesos al año (225 dólares) en ropa para ejercicio y se contabilizan en 2.5 millones las personas que corren en maratones en México.

Hay otro sector reacio a participar en estas competencias, pero desarrolla alguna actividad física "simplemente por estilo de vida, por tener salud, por recreación" y "forman parte de ese mercado que hacen ejercicio en parques, en gimnasios, en la caminadora de su casa", dice Liceaga.

Extremos peligrosos

Como toda actividad, también el ejercicio físico tiene sus extremos patológicos y han comenzado a incrementarse los casos de "vigorexia" u obsesión por el deporte, Alfredo García, del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que esta enfermedad afecta básicamente a hombres jóvenes.

Sin embargo, quienes acuden al gimnasio de madrugada, más que obsesión, sienten necesidad de dedicar un poco de tiempo a cuidar su cuerpo a pesar de sus agobiantes ritmos de trabajo.

"No hay pretextos para no hacer un poco de ejercicio", dice Juan Samperio, 30 años, un contador que trabaja a diario de 9 de la mañana a las 20:00 horas. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios