18 de Agosto de 2018

México

Gobernador de Sonora revive su rancho 'El Pozo Nuevo'

Sin título de concesión ni manifestación de impacto ambiental, Guillermo Padrés construyó una presa para abastecer de agua a su rancho.

El lugar no cuenta con problemas de agua, ya que a sólo unos kilómetros montaña arriba se construyó una presa de concreto. (DigitalGlobe)
El lugar no cuenta con problemas de agua, ya que a sólo unos kilómetros montaña arriba se construyó una presa de concreto. (DigitalGlobe)
Compartir en Facebook Gobernador de Sonora revive su rancho 'El Pozo Nuevo' Compartir en Twiiter Gobernador de Sonora revive su rancho 'El Pozo Nuevo'

Agencias
HERMOSILLO, Son.- Para el gobernador del estado de Sonora, Guillermo Padrés, tras asumir la gubernatura en 2009, vinieron años de bonanza, según hacen constar imágenes satelitales de una de sus propiedades.

El rancho "El Pozo Nuevo" de Padrés, localizado a unos cinco kilómetros de la comunidad de Bacanuchi, habitado por unas 240 personas, pasó a ser de un campo despoblado a un centro de cultivo de 300 hectáreas de nogal.

Según imágenes satelitales anteriores a 2009, en la zona donde se ubica "El Pozo Nuevo", sólo había un campo despoblado, pero las más recientes imágenes muestran un rancho en plena actividad, según publica el sitio web excelsior.com.mx.

(El pasado jueves, en su programa "Punto de Partida" la periodista Denis Maerker dedicó un reportaje de ocho minutos sobre el caso, que tituló "El pozo nuevo de Padrés" y señaló que "en el rancho de Guillermo Padrés, hay una presa hidráulica con capacidad para almacenar cuatro millones de metros cúbicos de agua". Padrés asegura a los reporteros de Punto de Partida que la obra existe desde hace muchos años y que "hay muchos represos en toda la zona".)

Pozo Nuevo no tiene problemas de agua, ya que a sólo unos kilómetros montaña arriba se construyó en espacio de unos años una presa de concreto de unos 120 metros de longitud y 80 metros de altura, con capacidad para varios millones de litros de agua.

Padrés y sus familiares también perforaron seis pozos, a la par de que construyó una presa hidráulica con capacidad para almacenar cuatro millones de metros cúbicos de agua que capta del río Manzanal, la cual no cuenta con título de concesión de la Comisión Nacional de Agua ni con manifestación de impacto ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La nueva presa ha causado problemas a los habitantes de Bacanuchi, que ya se encontraba afectado por contaminación de residuos tóxicos.

El agua del río Manzanal ahora no llega hasta su comunidad, además de que mientras que a ellos se les niegan concesiones para perforar pozos, un hijo del gobernador y uno de sus sobrinos recibieron los seis permisos para perforar igual números de pozos y operarlos por 30 años.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios