22 de Septiembre de 2018

Gobierno no asumirá todo el pasivo laboral de Pemex

La Cámara de Diputados aprueba en lo general y en lo particular el último dictamen energético.

La sesión en torno a la reforma energética ha sido la más larga en la historia del Congreso mexicano, con 73 horas con 40 minutos. (Notimex)
La sesión en torno a la reforma energética ha sido la más larga en la historia del Congreso mexicano, con 73 horas con 40 minutos. (Notimex)
Compartir en Facebook Gobierno no asumirá todo el pasivo laboral de PemexCompartir en Twiiter Gobierno no asumirá todo el pasivo laboral de Pemex

Agencias
MÉXICO, D.F.- El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular el proyecto de decreto por el cual se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria; así como la Ley General de Deuda Pública.

Casi a las 04:00 horas de este sábado, los artículos reservados del último paquete de leyes secundarias fue avalado por 326 votos a favor, así como 113 en contra, el cual se turnó al Senado de la República para sus efectos constitucionales correspondientes, informa Notimex.

El dictamen incluyó las modificaciones propuestas por las fracciones del PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza, para asumir el pasivo laboral de las empresas productivas Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El presidente de la Mesa Directiva, José González Morfín, declaró terminados los trabajos del presente periodo extraordinario de sesiones y precisó que quedan al pendiente de lo que suceda en la Cámara de Senadores, en caso de que se regresen los dictámenes se turnarán a comisiones.

De acuerdo con los cambios realizados plantean que el gobierno federal podrá asumir una proporción de la obligación de pago de las pensiones y jubilaciones en curso de pago de Pemex y de la CFE, así como las de los trabajadores en activo, siempre y cuando estas cambien su relación laboral en esta materia.
Cambios

De acuerdo con la modificaciones deberán contemplar, que las pensiones o jubilaciones de los trabajadores de nuevo ingreso sean financiadas bajo esquemas de cuentas individuales y un ajuste gradual a los parámetros para determinar las pensiones de los trabajadores activos, incluyendo la edad de retiro, para reflejar el cambio en la esperanza de vida.

Asimismo, condiciona que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) realice una auditoría específica respecto del pasivo laboral de dichas empresas, con el objeto de identificar las características de las obligaciones de pago de sus pensiones y jubilaciones y los determinantes de la evolución del mismo.

El dictamen también precisa las medidas de responsabilidad hacendarias y lineamientos de deuda pública bajo el nuevo esquema y define la forma en que se distribuirán los recursos del Fondo Mexicano del Petróleo; además de un presupuesto especial, de 2015 a 2018, para que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Durante el debate, el legislador del PVEV, Tomás Torres Mercado, aseguró que los fondos de pensiones tienen aportes de los trabajadores, patrones y del gobierno para garantizarlas y Pemex la ley contempla que dichas responsabilidades históricas son exclusivas del gobierno federal.

A su vez, la diputada panista Damián Zepeda Vidales, señaló que la deuda ya forma parte de las obligaciones del gobierno, por lo que hacía falta era transparencia y rendición de cuentas, así como austeridad, homologación en la edad para jubilarse y auditorias para fincar las responsabilidades correspondientes.

Contradicciones

Sin embargo, la perredista Roxana Luna Porquillo cuestionó que en el dictamen se están dando una serie de contradicciones, ya que se están dando facultades de pago que son exclusivas del Congreso; además de se faculta a Hacienda para establecer los montos de pago.

El presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, José González Morfín, afirmó que durante este periodo extraordinario de sesiones, para abordar las leyes reglamentarias en materia energética, se llevó a cabo la sesión más larga de la historia del Congreso.

“Concluimos la que ha sido, sin duda, la sesión más larga en la historia del Congreso mexicano, con 73 horas con 40 minutos”, precisó.

Y es que la Cámara de Diputados inició el lunes pasado su cuarto periodo extraordinario de sesiones durante este receso legislativo, con el propósito de abordar seis dictámenes de las leyes secundarias en materia energética, donde se registraron 156 oradores en lo general y 613 intervenciones.

Rotundo no

Al levantar la sesión a las 4:02 de este sábado, el diputado presidente sugirió a los legisladores de las diversas fracciones parlamentarias retirar del Diario de los Debates los agravios pronunciados durante la discusión de las leyes secundarias en materia energética, "con el fin de de demostrar en los años venideros que se llevó a cabo un debate en el que prevalecieron los argumentos".

Los representantes de las izquierdas respondieron desde sus curules con un sonoro "¡nooooooo!" y González Morfín aclaró que, en su caso, será una decisión personal de los legisladores que deberán comunicarle por sí mismos o a través de sus coordinadores parlamentarios, publica Milenio.

Así, con 326 a favor y 113 en contra, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular la miscelánea de reformas a las leyes Federal de Presupuesto y General de Deuda Pública con modificaciones pactadas por las bancadas del PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza para asumir como deuda pública las pensiones y jubilaciones de Pemex y la CFE, pero no todo el pasivo laboral.

La propuesta de modificaciones establece como "requisito indispensable" para reconocer esos compromisos que la Auditoría Superior de la Federación revise la evolución del aumento de esos pasivos y, en caso de detectar actos ilegales, proceda al fincamiento de responsabilidades.

El valor de las jubilaciones y pensiones en el balance financiero de ambas empresas asciende a 1.1 billones de pesos en el caso de Pemex y a 500 mil millones en la CFE, y una parte de esos adeudos pasaría a formar parte del endeudamiento soberano.

Ello, a condición de que tanto Pemex como la CFE alcancen en un año con sus respectivos sindicatos los acuerdos necesarios para modificar sus contratos colectivos de trabajo para reducir el costo de los pasivos, además de poner en marcha un programa de austeridad en el gasto.

Mandata igualmente a un ajuste gradual en la edad de jubilación de los trabajadores activos y a inscribir al personal de nuevo ingreso en el Sistema de Ahorro para el Retiro con cuentas individualizadas, y ya no dentro del actual régimen de excepción.

(Con información de Notimex y Milenio)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios