15 de Octubre de 2018

México

Gobiernos estatales controlan su deuda pública

La deuda se ubicó en 2.9 % del PIB de las entidades en el tercer trimestre de 2015, una disminución de 0.1 puntos respecto al mismo periodo del 2014.

Del total de entidades, 17 registraron disminuciones en su débito al cierre de septiembre pasado, cuatro mantuvieron la misma proporción y 11 mostraron aumentos. (SIPSE)
Del total de entidades, 17 registraron disminuciones en su débito al cierre de septiembre pasado, cuatro mantuvieron la misma proporción y 11 mostraron aumentos. (SIPSE)
Compartir en Facebook Gobiernos estatales controlan su deuda públicaCompartir en Twiiter Gobiernos estatales controlan su deuda pública

César Barboza/Milenio
MÉXICO, D.F.- La deuda de las entidades federativas apunta a la estabilización, pues en el tercer trimestre del año la mayoría de los gobiernos estatales la disminuyó respecto a su producto interno bruto (PIB), según datos de la Secretaría de Hacienda y la agencia Moody’s.

Esa evolución es un giro en la tendencia alcista de las obligaciones financieras de los estados, que en algunos casos incluso duplicaron su débito en los últimos seis años.

La deuda estatal total se ubicó en 2.9 por ciento del PIB de las entidades en el tercer trimestre de 2015, una disminución de 0.1 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año pasado.

Ese es el primer descenso desde 2006, cuando la deuda de los estados comenzó a acumularse y creció de 1.7 por ciento de su PIB a 3.1 por ciento en 2013, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda, que tiene a su cargo Luis Videgaray.

Del total de entidades, 17 registraron disminuciones en su débito al cierre de septiembre pasado, cuatro mantuvieron la misma proporción y 11 mostraron aumentos.

“La deuda en los estados casi no creció desde 2014. Solo aumentó cerca de dos por ciento en estados y municipios, nivel inferior al de años anteriores, lo que representa una estabilización”, dijo a Milenio Maricarmen Martínez, analista de la agencia de calificación crediticia Moody’s.

“Esa reducción es en todos los niveles, estados, municipios y órganos públicos. En general hay un control en el endeudamiento”, agregó.

En el tercer trimestre se registraron obligaciones financieras estatales por 515 mil 758 millones de pesos, un incremento de seis mil millones de pesos respecto a 2014, según Hacienda.

El Fondo Monetario Internacional en su Consulta del Artículo IV señaló que México necesita mantener una deuda sostenible para enfrentar el clima de volatilidad

Martínez indicó que varios factores han contribuido a esa desaceleración en la acumulación de deuda, como un incremento en las transferencias etiquetadas del gobierno federal, es decir, recursos para proyectos específicos en infraestructura, “sobre todo en 2013 y 2014, lo que evitó mayor endeudamiento, que es usado para financiar este rubro.

“Asimismo, el gasto de los estados se ha controlado en general, y también este año se reformó la Constitución para limitar el uso de recursos, ya que ahora se necesitan dos terceras partes del Congreso local para emitir deuda”, dijo Martínez.

Un caso destacado es Veracruz, que disminuyó su deuda 0.3 puntos porcentuales y se ubicó en 4.4 por ciento de su PIB en el mismo periodo, equivalente a 41 mil 287 millones de pesos. Esta entidad comenzó a aumentar sustancialmente su débito desde 2009, cuando registraba obligaciones por nueve mil 331 millones de pesos.

En 2010 la deuda de Veracruz se duplicó a 21 mil 500 millones, así como en 2012, cuando alcanzó 40 mil 29 millones, durante la administración de Javier Duarte.

La entidad que más disminuyó su deuda con respecto al tamaño de su economía fue Chiapas. El estado la recortó 0.6 puntos porcentuales hasta el tercer trimestre del año respecto al mismo lapso del año pasado, por lo que se ubicó en 5.9 por ciento del PIB, equivalente a 18 mil 836 millones de pesos.

En los primeros nueve meses de 2014, Chiapas alcanzó un endeudamiento de 20 mil 118 millones de pesos, que representaba 6.7 por ciento de su PIB.

Siguió Chihuahua, cuyo endeudamiento ascendió a 8.4 por ciento del PIB en el tercer trimestre del año, equivalente a 41 mil 309 millones de pesos.

Ese dato representó una disminución de 0.6 puntos porcentuales en comparación con el mismo periodo del año pasado, cuando registró deudas por 41 mil 771 millones de pesos.

Nayarit también redujo su endeudamiento, el cual se ubicó en 5.4 por ciento del valor de su economía, para una disminución de 0.5 puntos porcentuales en comparación con el 5.9 por ciento registrado en los primeros nueve meses del año pasado.

En cuarto lugar se encuentra Morelos, que disminuyó su deuda a 2.6 por ciento en el tercer trimestre de 2015, para un recorte de 0.4 puntos porcentuales en términos anuales.

Colima, Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Estado de México, Guerrero, Baja California Sur, Sinaloa, Aguascalientes, Puebla, Yucatán y Tabasco también bajaron su deuda.

En los casos de Coahuila, Querétaro, Sonora, Campeche y Tlaxcala las obligaciones financieras no mostraron cambio alguno.

Pero en Nuevo León, Tamaulipas, Distrito Federal, Michoacán, Durango, Baja California, Zacatecas, Hidalgo, Quintana Roo y Oaxaca la deuda aumentó.

Destaca el caso de Nuevo León, cuya deuda aumentó 0.1 puntos porcentuales y se ubicó en 5 por ciento del PIB en el periodo julio-septiembre de 2015, para sumar 63 mil 28 millones de pesos.

Esa entidad no ha logrado revertir la tendencia alcista de su deuda, la cual aumentó en más del doble desde inicio de la administración del ahora ex gobernador Rodrigo Medina Mora, en 2009, cuando se ubicaba en 27 mil 71 millones de pesos.

México necesita mantener una deuda sostenible para enfrentar el clima de volatilidad internacional, señaló el Fondo Monetario Internacional en su Consulta del Artículo IV, en la cual evaluó a la economía mexicana.

Indicó que el gobierno federal ha mostrado el compromiso de disminuir su deuda pública, mediante una reducción del déficit fiscal de 4.1 por ciento del PIB en 2015 a 2.5 por ciento del PIB para 2018.

“La política fiscal apunta a asegurar niveles de deuda sostenibles, en tanto que la política monetaria está guiada por un régimen creíble de metas de inflación”, señaló el organismo la semana pasada.  

Prevén más control

La deuda estatal se estabilizó en 2014 y 2015 luego que se duplicara a partir de 2006, cuando pasó de 1.6 por ciento del PIB a 3.1 por ciento en 2013. El monto que aumentó en ese periodo fue de 322 mil millones de pesos.

Agencias calificadoras descartan un endeudamiento excesivo de los estados. Prevén que legislaciones como la Ley de Disciplina Financiera de los Entidades Federativas y Municipios protejan sus finanzas.

Las participaciones que recibirán los estados y municipios en 2016 por parte del gobierno federal alcanzarán casi 680 mil millones de pesos, crecimiento real de más de ocho por ciento: Centro de Investgación Económica y Presupuestaria.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios