15 de Diciembre de 2017

Grupo Alemán va tras potencial energético en México

El presidente del grupo asegura que la reforma abre oportunidades, y 'los que tenemos la tecnología no debemos dejarlas pasar'.

Miguel Alemán Magnani, presidente del Galem, informó en entrevista que estudian si compran o crean una compañía para  ingresar al sector energético. (eleconomista.com.mx)
Miguel Alemán Magnani, presidente del Galem, informó en entrevista que estudian si compran o crean una compañía para ingresar al sector energético. (eleconomista.com.mx)
Compartir en Facebook Grupo Alemán va tras potencial energético en MéxicoCompartir en Twiiter Grupo Alemán va tras potencial energético en México

Roberto Valadez/Milenio
MÉXICO, D.F.- Tras la fallida compra de la naviera Oceanografía, Grupo Alemán (Galem) analiza otras formas de ingresar al sector energético.

Miguel Alemán Magnani, presidente del Galem, informó en entrevista que estudian si compran o crean una compañía.

“Se están analizando las oportunidades que pueden venir, las empresas que se encuentran participando y las que quieren entrar, pero siempre en beneficio del país”, señaló el directivo.

Mencionó que con la Reforma Energética se abren muchas oportunidades de negocio, por lo que “los que hemos estado en el sector por muchos años y tenemos la tecnología no debemos dejar pasar” el momento.

Según Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, la Reforma Energética promulgada este año tiene el potencial de generar 60 mil millones de dólares en nuevas inversiones. Por ello, el interés de los grupos empresariales por entrar al negocio.

El presidente del Galem enfatizó que desde hace muchos años han estado relacionados con las industrias energética y minera, debido a la participación accionaria que tiene en la empresa TMM y en Grupo México.

Una de las razones por las que Galem se desistió de comprar  Oceanografía fue que encontraron una deuda elevadísima.

Alemán Magnani explicó que la prestadora de servicios de Pemex había perdido mucho valor; además, “al final no se pudo llegar a un acuerdo como lo pretendíamos con los tenedores de bonos”.

Ante ese escenario “no podíamos invertir ciertas cantidades si no teníamos la seguridad de ser los primeros en recuperarlas”, señaló.

El presidente del Galem rechazó que haya sido presionado por el gobierno, ya que una era la cuestión legal y otra la del negocio, que se podían dividir de manera adecuada.

El presidente del Galem enfatizó que desde hace muchos años han estado relacionados con las industrias energética y minera

En este sentido, algunos legisladores argumentaron que era imposible comprar Oceanografía porque estaba en un proceso de concurso mercantil, pero la ley permite su rescate.

Respecto a la parte del negocio, Alemán Magnani indicó que lo vieron personalmente con el exaccionista de la naviera, Amado Yáñez, a quien desde el principio se le dijo que la transacción era muy difícil, porque no dependía de las negociaciones, sino precisamente “de las personas que manejaban la deuda”.

El directivo indicó que “tampoco se trata de trabajar los próximos 25 años para pagar deudas a bancos y a acreedores; se trata de crear valor y de dar la vuelta a una empresa, a un negocio y salvar empleos”.

En su momento, Alemán explicó que resultó muy complicado ponerse de acuerdo con los acreedores de Oceanografía, ya que unos preferían que se le pagara primero a un grupo y al final se dejara a otros, por lo cual “ya no le quisimos entrar”.

Asimismo, mencionó que Oceanografía se encuentra inmersa en un proceso legal que impide concluir la operación en el tiempo adecuado, situación que es una desventaja.

Interjet Vs Aeroméxico

Otro sector en el que se encuentra Galem es la aviación, mediante Interjet, que en semanas pasadas tuvo un conflicto con Aeroméxico sobre la mayor apertura del sector con Estados Unidos.

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) había negociado con EU una ampliación del convenio bilateral para que se diera el ingreso ilimitado de aerolíneas, que ahora se encuentra acotado a máximo tres empresas por ruta.

Ante ese escenario, Aeroméxico solicitó incluir la figura de inmunidad antimonopolio, para que pudiera hacer alianzas con empresas del país vecino del norte sin ningún contratiempo.

Para Alemán Magnani, la situación es sencilla: la figura solo beneficiaría a Aeroméxico. Esa aerolínea, dirigida por Andrés Conesa, “fue un monopolio por muchos años y en algunas rutas lo sigue siendo, ese es el problema, que ahora la propuesta es abrir las rutas para todos, pero con el mismo piso parejo para todos, y hay que competir”, indicó Alemán Magnani.

Lo que  (Aeroméxico) está pidiendo es que peleemos todos por rutas, menos las que tiene; no es parejo, además debe ser una democracia para todas las demás aerolíneas”, señaló.

Asimismo, Alemán enfatizó que siempre se habla de quien maneja Interjet, Volaris y VivaAerobus, pero nunca han sacado la lista de quien esta atrás de Aeroméxico, y “son de los 10 empresarios más fuertes del país. Tampoco es así: pobrecitos de ellos”.

Por su parte, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) señaló que es muy lamentable que un acuerdo que tomó meses y cuya redacción final incorporaba apertura y salvaguardas, que serían sumamente positivas para la industria en su conjunto, se haya suspendido por falta de acuerdos de las aerolíneas.

La asociación señaló que el fracaso en las negociaciones demuestra la necesidad de acuerdos previos que beneficien a todo el sector, ya que cuando se retomen se volverá a empezar de cero.

Miguel Ángel Valero Chávez, presidente del Colegio de Pilotos, subrayó que ante ese escenario es momento de lograr una política aeronáutica que fije las reglas del juego.  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios