20 de Septiembre de 2018

México

En Huatulco crean autodefensa contra maestros

Hoteleros, restauranteros y la sociedad en general buscan impedir bloqueos por parte de integrantes de movimientos sociales.

Los habitantes de las bahías de Huatulco viven del turismo, de ahí su reacción. (Jorge Carballo/Milenio)
Los habitantes de las bahías de Huatulco viven del turismo, de ahí su reacción. (Jorge Carballo/Milenio)
Compartir en Facebook En Huatulco crean autodefensa contra maestrosCompartir en Twiiter En Huatulco crean autodefensa contra maestros

Juan Pablo Becerra-Acosta M./Milenio
HUATULCO, Oax.- La permanente inacción de las autoridades —de todos los niveles de gobierno— fue lo que provocó que hace unos días (11 de enero pasado) la gente de bahías de Huatulco formara un grupo de reacción inmediata, para impedir los constantes bloqueos de carreteras e instalaciones efectuados por maestros de la sección 22 de la CNTE. Es la primera medida de esta naturaleza que emprenden miembros de la sociedad civil en México.

Así lo explican empresarios del lugar, quienes informan a Milenio que pretenden que tal iniciativa ciudadana surja en otros lugares del país dañados en su economía y actividad turística, como la capital oaxaqueña o Acapulco, Guerrero.

Por lo pronto, advierten que no tolerarán un solo bloqueo más de carreteras ni tomas de instalaciones, como ocurrió el 10 de enero, cuando desalojaron a un grupo de maestros del Aeropuerto Internacional, después de que los sindicalistas provocaron la cancelación de dos vuelos y el retraso de otros dos, tanto nacionales como extranjeros, y pretendían hacer lo mismo al día siguiente, en plena temporada alta de vacacionistas canadienses y estadounidenses adultos mayores (en estos días hay 70 por ciento de ocupación hotelera).

En Huatulco las afectaciones han sido considerables en los últimos dos años. Por ejemplo, de más de 400 viviendas de extranjeros que hay en el lugar, 30 por ciento (120) ha sido puesto en venta a menor precio de su valor. Se trata de propiedades de gente de Canadá, Estados Unidos e Italia que solía permanecer en Huatulco cuatro o cinco meses al año, desde octubre hasta febrero, explica Gustavo López Arce, presidente de la Asociación de Promotores, Desarrolladores y Constructores Inmobiliarios.

Los huatulqueños reconocen que, debido a la presencia habitual de personas radicales en las movilizaciones (embozados), se corre el riesgo de que surjan confrontaciones. Pero eso no los intimida:

"Entre más locos vengan ellos, más locos nos ponemos nosotros", alertó uno de los taxistas del aeropuerto que participó en el desalojo de hace un par de semanas.

"Si ellos sacan un arma, aquí tenemos cazadores, venaderos, iguaneros que, si ellos disparan, nosotros también sabemos darle con las escopetas a la fauna nociva", advirtió otro chofer.

Ya hay un antecedente violento: el 11 de noviembre de 1994, durante el bloqueo de una carretera, una escaramuza acabó a balazos con un saldo de varios heridos en ambos lados.

El presidente de la Asociación de Servicios Náuticos asegura que van a defender a Huatulco a capa y espada, con todo, y como se pueda

El atrevimiento de la gente de Huatulco, su osadía para confrontar a los maestros tiene una explicación: ciento por ciento de los habitantes del lugar vive del turismo, explica el alcalde Darío Pacheco. Además, en este municipio de 40 mil colonos trabajan ciudadanos de 470 municipios oaxaqueños, mucha gente que huye de la miseria de otras regiones para prosperar aquí, abunda.

Representantes de la sociedad civil afirman que no son "un grupo de choque", pero reiteran que actuarán sin vacilaciones. En entrevista con Milenio, los presidentes de las asociaciones de hoteleros, restauranteros, comerciantes, empresarios inmobiliarios y constructores, así como los dirigentes de taxistas, guías de turistas y lancheros, informaron que han conformado el Comité para la Defensa de Huatulco, el cual cuenta con una red de comunicación, a través de teléfonos móviles, que puede movilizar en unas cuantas horas hasta "cinco mil personas", según Roberto Salinas, presidente del comisariado de bienes comunales, y al menos a tres mil, de acuerdo con López Arce, vocero del comité.

"Tenemos compromisos con una nómina, con pagos bancarios, créditos, impuestos al Seguro Social, a Hacienda; entonces, no se vale que un grupo de personas irresponsables venga y atente contra nuestra economía. No lo vamos a permitir en Huatulco y la idea es hacerlo a escala estatal", dijo Serafín Juan Juan, presidente de la Canaco.

"Estamos haciendo lo que no hace el gobierno del estado, que lo tienen maniatado, amarrado, preso", comentó Avelino Olea, presidente del Grupo de Guías Certificados de Huatulco, que moviliza a más de 30 mil turistas al año.

"Se entienden las demandas de los maestros, pero pongámonos en los zapatos de los ciudadanos: aquí un turista llega y el que vende las paletas, el que tiene su embarcación, el que tiene su hotel, el que tiene su restaurante, todo mundo se gana un pesito", dijo Pacheco, militante de Movimiento Ciudadano.

"Hoy en día las autoridades están atadas de manos ante la CNDH. Les da miedo actuar. No pueden estar protegiendo a los delincuentes. Al que atente contra una vía general de comunicación hay que aplicarle la ley, porque es delito", señala Gustavo Ficachi, presidente de los hoteleros.

"A Huatulco lo vamos a defender a capa y espada, con todo, y como se pueda", advierte Carmelo Robles, presidente de la Asociación de Servicios Náuticos. El día del reciente desalojo, algunos de sus compañeros lancheros y pescadores ya se dirigían al aeropuerto armados con palos para darles una paliza a los maestros. Tuvieron que ser contenidos; de hecho, en un par de videos de aquel 10 de enero, grabados por taxistas del lugar, se aprecia que algunos de los huatulqueños más enojados insultaron y golpearon levemente a maestros y luego derriban una lona azul que los mentores habían colocado para mantenerse en plantón un par de días.

El líder de los taxistas del aeropuerto, José Hernández, dice:

El gobierno federal y el estatal se quedan impávidos y expectantes ante atropellos y destrozos de seudolíderes y organizaciones que abanderan causas que no les competen. Los maestros gozan de aguinaldos, sobresueldos quincenales y nosotros no tenemos asegurado el sustento diario. Dependemos del pasajero que arriba a esta terminal aérea.

¿Y si vienen más radicales?

Nosotros estamos en nuestra propia trinchera, estamos en nuestra propia tierra, y por más poderoso que sea un sindicato de miles de seguidores asalariados, no podrán nunca contra la gente de Huatulco.

Se habla al respecto con el líder de los guías, Avelino Olea.

¿Y si vienen más más loquitos?

Dentro de la sociedad también hay gente loquita. Ese día los controlamos, porque algunos querían hacer cosas más fuertes, quemar algún carro, golpear a los maestros. Es el riesgo que tenemos que correr como ciudadanos. Es el riesgo que el gobierno no quiere correr. Está esperando a que suceda algo. Los maestros deben estar conscientes de que el pueblo también tiene gente igual de radical que ellos y si en un momento dado es necesario contestar, contestaremos.

El líder de los hoteleros, Ficachi Figueroa, explica el hartazgo de la gente:

Nos cansamos. Nos cansamos del esfuerzo que estamos haciendo todos por este mágico lugar, para que estos grupos vengan a frenar lo que estamos construyendo. Hay ciudades con dos o tres economías, pero aquí todos vivimos del turismo, en todas las fases: desde el que vende una paleta hasta el gran empresario o el gran restaurantero. No hay turismo, no hay economía, no hay propina, no hay salario para los trabajadores. A los maestros les siguen pagando.

Concluye la empresaria restaurantera Elba Medina de Estudillo, de la Canirac.

¿No han pensado asesorar a Oaxaca, la capital, para que cree un comité igual?

Pues no solo a Oaxaca, a todo México. Es un ejemplo que podemos dar al resto del país. Los ciudadanos no debemos ser permisivos en todo lo que nos afecte.

Primera autodefensa desarmada en el país que surge contra los excesos, no de criminales, sino de maestros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios