¿Tener sangre tipo O te blinda del coronavirus?

El grupo sanguíneo juega un papel importante para que una infección sea más grave.

|
UN estudio demostró que las personas de grupo sanguíneo O tienen 35 por ciento menos posibilidades de tener complicaciones graves si contraen COVID-19. (Foto: Reforma).
UN estudio demostró que las personas de grupo sanguíneo O tienen 35 por ciento menos posibilidades de tener complicaciones graves si contraen COVID-19. (Foto: Reforma).

Guadalajara.- Un estudio reciente reveló que las personas con grupo sanguíneo A tienen 50 por ciento más riesgo de necesitar apoyo respiratorio en caso de infección por Covid-19 y las de grupo O, 35 por ciento menos que la media de enfermos.

Y aunque los resultados son interesantes y ayudan a conocer más de la enfermedad, esto no es sinónimo de que el virus SARS-CoV-2 no vaya a "atacar" e incluso causar la muerte a una persona con sangre tipo O, aseguró el infectólogo de la UdeG, Héctor Raúl Pérez Gómez.

"No se puede interpretar como el hecho de que el grupo sanguíneo O sea protector contra formas graves de la enfermedad y que el tipo A promueva la forma grave de la enfermedad".

Pérez Gómez agregó que se tiene que ser cauteloso porque si bien el grupo sanguíneo puede jugar un rol para desarrollar una forma más grave de la Covid-19, hay otros factores que son determinantes en este aspecto, como las comorbilidades: hipertensión, diabetes, obesidad y la edad.

"Se han identificado como los factores de riesgo más importantes para gravedad y letalidad por Covid-19. Esos hallazgos son muy importantes, da la impresión de que las personas O tienen una reducción en la probabilidad de evolucionar a formas graves y los tipo A tiene más positividad, pero esa conclusión no es categórica, porque en el pronóstico del Covid-19 juegan otras variables".

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud Jalisco, el 74.8 por ciento de las personas que han dado positivo a coronavirus presenta enfermedades crónicas; de los 603 fallecidos reportados hasta el 26 de junio, el 53 por ciento tenía hipertensión; 41 por ciento, diabetes; 32 por ciento, obesidad, y el 15 por ciento era adicto al tabaco.

Éste y otros estudios realizados sobre el SARS-CoV-2 revelan resultados interesantes, pero que en esta etapa de la pandemia se deben tomar con cautela, pues, en caso de los grupos sanguíneos, podría generarse una confianza exagerada en las personas.

"Se puede generar la idea de 'ah bueno, soy tipo O pues como que me puedo dar más libertad en tema del confinamiento o la protección con cubrebocas o demás'. No se puede ir a esa conclusión, la población debe darle la justa dimensión a estos hallazgos".

Incluso, dijo, se deben hacer más estudios en todo el mundo porque la genética puede comportarse diferente en los países y razas.

 

noticias relacionadas