26 de Mayo de 2018

México

El 2015 será duro, pero México resistirá: Hacienda

El Ejecutivo tiene como prioridad hacer un uso responsable de la deuda pública, indica la dependencia.

La Secretaría de Hacienda indicó que el gobierno federal reducirá la absorción de recursos del PIB. (imcp.org.mx)
La Secretaría de Hacienda indicó que el gobierno federal reducirá la absorción de recursos del PIB. (imcp.org.mx)
Compartir en Facebook El 2015 será duro, pero México resistirá: HaciendaCompartir en Twiiter El 2015 será duro, pero México resistirá: Hacienda

Agencias
MÉXICO, D.F.- La administración del presidente Enrique Peña Nieto reafirmó su compromiso de mantener un manejo prudente del endeudamiento público, frente al complejo entorno internacional, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al dar a conocer el Plan Anual de Financiamiento 2015, expuso que conforme a lo aprobado por el Congreso de la Unión, para el año próximo se prevé un endeudamiento neto del gobierno federal de 3.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra menor a la estimada para 2014, de 3.5 por ciento del PIB.

Ello implica que en 2015 se prevé una reducción en la absorción de recursos por parte del gobierno federal de 0.4 por ciento del PIB respecto a 2014, abunda la dependencia federal en un comunicado citado por Notimex.

Refiere que para 2015 las amortizaciones de capital, tanto de deuda interna como externa, representarán aproximadamente 5.1 por ciento del PIB, cifra menor al 6.3 por ciento del PIB registrado para 2014 y al promedio de los últimos ocho años, que es de 5.8 por ciento del PIB.

Al reafirmar el compromiso de mantener un manejo prudente del endeudamiento, señala que éste requiere de un marco institucional que promueva, por un lado, la estabilidad macroeconómica, que requiere de disciplina fiscal y monetaria y, por otro, un sistema financiero estable que propicie el ahorro de largo plazo.

Fundamentos sólidos

Expuso que el Ejecutivo ha establecido como un objetivo prioritario hacer de la estabilidad macroeconómica una política de Estado, y para alcanzarlo es fundamental hacer un uso responsable del endeudamiento público.

Las estrategias, objetivos y acciones definidas en el Plan Anual de Financiamiento para 2015 están orientadas a dar cumplimiento a dicho mandato y a manejar adecuadamente la deuda pública.

Para 2015, continúa, prevalecen situaciones complejas en el entorno económico internacional que podrían limitar la recuperación económica global, dependiendo de la posible materialización de diferentes factores de riesgo, pero México mantiene sólidos fundamentos económicos.

Asimismo, resalta que debido a la materialización de la agenda de reformas estructurales, las perspectivas del país son positivas tanto en el corto como en el mediano y largo plazos, factores que representan una diferenciación positiva entre México y otras economías emergentes.

Riesgo bajo

La Secretaría de Hacienda asegura que el manejo de la deuda pública seguirá contribuyendo a la fortaleza de las finanzas públicas y al desarrollo de los mercados financieros, en beneficio de todo tipo de emisores, públicos y privados.

Ello permite que el financiamiento en toda la economía se otorgue en mejores términos y condiciones, en beneficios de la actividad económica y la generación de empleos en favor de la sociedad, subraya.

La dependencia expone los objetivos centrales de la política de deuda pública, que están alineados con las líneas de acción del Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo.

Estos objetivos son cubrir las necesidades de financiamiento del gobierno federal con bajos costos en un horizonte de largo plazo, con un bajo nivel de riesgo y considerando posibles escenarios extremos, y preservar la diversidad del acceso al crédito en diferentes mercados.

Asimismo, que la política de deuda pública facilite el acceso al financiamiento a una amplia gama de agentes económicos mexicanos, tanto públicos y privados.

Deuda interna

Para alcanzar los objetivos de la política de deuda pública se han establecido cinco líneas estratégicas.

Estas son financiar las necesidades de recursos del gobierno federal en su mayor parte mediante endeudamiento interno, con el fin de mantener una estructura de deuda en la que predominen los pasivos denominados en moneda nacional.

Para ello, realizar el financiamiento interno de forma ordenada, en condiciones de mercado y con un bajo riesgo de refinanciamiento y de tasas de interés, lo que implica captar recursos a través de emisiones de instrumentos de largo plazo con tasa de interés fija.

En segundo lugar, utilizar de manera activa el crédito externo, buscando diversificar las fuentes de financiamiento, mejorando las condiciones de los pasivos públicos denominados en moneda extranjera, preservando y ampliando el acceso a los mercados financieros internacionales.

La tercera línea estratégica prevé contar con un manejo integral de riesgos del portafolio de deuda, que permita hacer frente a una amplia gama de choques que podrían afectar los términos bajo los cuales se accede al financiamiento.

Como cuarto punto, desarrollar las referencias y las curvas de rendimiento, tanto en los mercados internos como externos, para facilitar el financiamiento del sector público y privado en mejores términos y condiciones.

Por último, promover una política de comunicación y transparencia sobre el manejo del endeudamiento público, para que los inversionistas y el público en general conozcan los objetivos y estrategias del gobierno federal como emisor de deuda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios