21 de Septiembre de 2018

México

'Nadie se dio cuenta' de que un poderoso narco estaba ahí

El líder de la organización que lleva sus apellidos había adoptado un bajo perfil para no llamar la atención de vecinos y autoridades.

Al momento de su detención, Héctor Beltrán Leyva no opuso resistencia ni accionó el arma que portaba. (Notimex)
Al momento de su detención, Héctor Beltrán Leyva no opuso resistencia ni accionó el arma que portaba. (Notimex)
Compartir en Facebook 'Nadie se dio cuenta' de que un poderoso narco estaba ahíCompartir en Twiiter 'Nadie se dio cuenta' de que un poderoso narco estaba ahí

Agencias
MÉXICO, D.F.- Héctor Beltrán Leyva, uno de los capos de las drogas más buscados de México, se ocultaba a plena vista mientras comía en un restaurante de mariscos a sólo unas 10 cuadras del centro de San Miguel de Allende, cuya plaza colonial es un imán para residentes extranjeros y turistas.

Considerado el líder del temido cártel que lleva sus apellidos, Héctor Beltrán comía en "Mario's Mariscos Frescos", un restaurante sencillo conocido por su ceviche y filete de pescado, y que el miércoles fue escenario de un rápido operativo de fuerzas especiales del Ejército para capturarlo.

Héctor Beltrán Leyva dejó a un lado los lujos excesivos y se hizo pasar por un empresario acomodado

Beltrán Leyva vestía de manera casual, con pantalones vaqueros y camisa a cuadros, un estilo informal que se ajusta a San Miguel, donde estadounidenses y canadienses han llegado a vivir y donde restauran casas coloniales o toman clases de arte.

El miércoles a eso de las 2:30 de la tarde, ya pasada la hora en que muchos almuerzan, "Mario's" estaba vacío, a excepción de Beltrán y un presunto cómplice, identificado por las autoridades como Germán Goyenechea, un empresario y activista político local, también vestido de manera casual, con pantalones cargo, una camiseta y botas.

Las fuerzas especiales del Ejército detuvieron a los dos sin que nadie se resistiera, a pesar de que las autoridades dijeron que ambos tenían pistola. No hubo disparo alguno.

"Todo fue pacífico", dijo un empleado del restaurante, quien aceptó comentar sobre la detención sólo si no era identificado por temor a tener problemas. "Todo fue tan calmado que nadie se dio cuenta", añadió.

La descripción se ajusta al bajo perfil que las autoridades dicen adoptó el hombre en los últimos años.

Discreto y bajo perfil

La Agencia de Investigación Criminal de la PGR confirmó el jueves la identidad del capo: al líder del cártel de Los Beltrán Leyva se le practicaron diversos análisis, entre ellos de ADN, cuya confrontación se realizó con dos de sus hermanos vivos y otro ya fallecido, Arturo Beltrán Leyva, El Barbas.

Otras de las pruebas se basaron en la comparación de rasgos fisonómicos con fotografías que existían sobre él y que fueron usadas hace años para identificarlo como uno de los líderes de esa organización criminal.

Héctor Beltrán fue capturado tras una investigación de 11 meses. Conocido como "El H", era uno de los hermanos Beltrán Leyva que quedaba libre y que asumió el liderazgo de la organización tras la muerte en 2009 de su hermano Arturo en un enfrentamiento con marinos en el centro de México.

El jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría, Tomás Zerón, dijo el miércoles que tras asumir el liderazgo del cártel, Héctor asumió "un perfil moderado y transformó su estilo de vida para pasar desapercibido" y que vivía en Querétaro, vecino a Guanajuato, en el que fue detenido.

"Mantenía las operaciones alejadas de su domicilio para no alterar su modo de vida, discreto y de bajo perfil, evitando llamar la atención de vecinos y amistades, o de las autoridades locales; en ese sentido, dejó a un lado los vehículos de gran lujo, optando por una identidad que le permitía pasar por un empresario acomodado, dedicado al comercio de inmuebles y obras de arte", explicó el funcionario.

Colega de político

Y el estar acompañado de un activista político local cuando fue detenido es también parte del estilo de los Beltrán Leyva: el cártel era conocido como el más hábil para corromper e infiltrar entidades policías y a las autoridades mexicanas.

En 2005, un ayudante del ex presidente Vicente Fox fue detenido por presuntamente pasar información a los Beltrán Leyva, aunque esos cargos fueron retirados posteriormente.

Zerón dijo que el cómplice, Goyenechea, era su operador financiero.

Goyenechea está inscrito como miembro del minoritario Partido Verde y también del grupo civil Parlamento Ciudadano de México. Personas en ambas instituciones dijeron que enviarían un comunicado sobre el hombre, pero ninguno lo hizo.

La organización de los Beltrán Leyva se amplió al sur de México a principios de la década del 2000, donde protagonizaron numerosos hechos de violencia en el puerto de Acapulco, Guerrero, además de varias localidades del estado vecino de Morelos.

La dinastía Beltrán

En siete años, tres de los hermanos al frente del cártel de los Beltrán Leyva fueron detenidos y uno murió durante un enfrentamiento con fuerzas federales. Alfredo, Marcos Arturo, Carlos y Héctor pertenecen a la dinastía Beltrán Leyva.

El cártel de los Beltrán Leyva tenía como principal actividad el trasiego de cocaína desde Centro y Sudamérica hasta Estados Unidos y Europa.

Alfredo

Alfredo Beltrán Leyva 'El Mochomo' fue capturado el 21 de enero de 2008 en Culiacán, Sinaloa, por agentes federales y elementos de las fuerzas especiales del Ejército tras un cateo a su casa.

En la vivienda, los agentes detuvieron a otras tres personas de su equipo de seguridad y les decomisaron una camioneta BMW modelo X3, 900 mil dólares, un estuche con 11 relojes finos, un fusil AK-47 y 8 armas cortas.

'El Mochomo' está acusado de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y portación de armas de fuego. Alfredo está preso en el penal federal de Puente Grande, Jalisco.

Según un comunicado de la PGR, Alfredo "tenía a su cargo las operaciones de transporte de droga, lavado de dinero y captación de funcionarios públicos para su organización, en los Estados de Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Durango, Jalisco y Nayarit".

Marcos Arturo

Marcos Arturo Beltrán Leyva, 'El Barbas' o 'El Jefe de jefes', líder fundador del cártel de los Beltrán Leyva, murió en un enfrentamiento con elementos de la Marina, el 16 de diciembre de 2009 en Cuernavaca, Morelos.

La PGR lo identificó como el jefe máximo de la organización delictiva.

Carlos

Carlos Beltrán Leyva fue detenido el 30 de diciembre de 2009 por elementos de la Policía Federal en Culiacán, Sinaloa.

Al momento de su detención se identificó como Carlos Orpineda Gámez; pero no pudo comprobarlo.

De acuerdo con la PGR, Carlos está acusado por delitos contra la salud en la modalidad de narcomenudeo –en la hipótesis de posesión simple de cocaína–, portación y posesión de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Carlos está preso en Almoloya de Juárez.

Héctor

Después de la muerte de su hermano Arturo en 2009, Héctor, 'El H', tomó el control del cártel y cambió su estilo de vida para pasar desapercibido por las autoridades.

Vivía en Querétaro y se hacía pasar como empresario dedicado a la venta de bienes inmuebles y obras de arte.

Fue arrestado el 1 de octubre de 2014 en San Miguel Allende, Guanajuato.

Alberto Beltrán Leyva 

Su apellido llevó a Alberto a ser detenido en 2009 por autoridades migratorias de Estados Unidos, en la línea fronteriza Calexico-Mexicali.

Todo fue una confusión hasta que pruebas de ADN practicadas a Alberto determinaron que no tenía relación ni familiar ni delictiva con los Beltrán Leyva, por lo que fue puesto en libertad.

La agencia antidrogas estadounidense DEA felicitó a México y señaló que con la captura de Héctor continúa el "desmoronamiento" de la organización.

(Información de The Associated Press y Milenio)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios