23 de Septiembre de 2018

México

La amputación que lo llevó a ser medallista paralímpico

Era 2014 cuando Jonathan Gómez Román tuvo un grave accidente, el cual provocó que su vida cambiara radicalmente.

Especialistas del Hospital General de México "Dr. Eduardo Liceaga" efectuaron con éxito una amputación de pierna y colocaron una prótesis al joven Norberto Jonathan Gómez Román, quien se convirtió en medallista paralímpico. (Notimex)
Especialistas del Hospital General de México "Dr. Eduardo Liceaga" efectuaron con éxito una amputación de pierna y colocaron una prótesis al joven Norberto Jonathan Gómez Román, quien se convirtió en medallista paralímpico. (Notimex)
Compartir en Facebook La amputación que lo llevó a ser medallista paralímpicoCompartir en Twiiter La amputación que lo llevó a ser medallista paralímpico

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Especialistas del Hospital General de México "Dr. Eduardo Liceaga" efectuaron con éxito una amputación de pierna y colocaron una prótesis a un joven taxista menor de 30 años que con terapia y rehabilitación posterior se convirtió en medallista paralímpico.

Tras sufrir un accidente automovilístico abordo de una motocicleta, el 20 de diciembre de 2014, Norberto Jonathan Gómez Román, de 27 años, ingresó en condiciones graves al Hospital General de Cuernavaca y, en este lugar, los expertos le diagnosticaron múltiples fracturas en varias zonas del cuerpo.

Incluso, comentó María del Carmen García Ruiz, médico de base del Servicio de Ortopedia, tuvo una fractura severa y expuesta en la pierna izquierda, donde el hueso salió de la piel multifragmentada, tanto de la tibia como del peroné, además de una lesión e inestabilidad ligamentaria en la rodilla.

Expuso que el joven, originario de Morelos, también tuvo otra fractura similar en el brazo izquierdo y, en este caso, afectó el nervio cubital, cuya función es la movilidad de la extremidad superior.

La especialista en cirugía del deporte comentó que los médicos de Cuernavaca, Morelos, retiraron de inmediato todo el tejido muerto debido al impacto del traumatismo y la fijación externa de la extremidad pélvica izquierda para dar estabilidad a los fragmentos del hueso y evitar mayores complicaciones.

Pero, debido a las condiciones graves y un mal pronóstico para la vida y la función de sus extremidades, Gómez Román fue trasladado para una mejor atención a las instalaciones del Hospital General de México.

En ese nosocomio, abundó, el paciente fue canalizado al servicio de cirugía vascular, donde le practicaron diversos estudios como una angiotomografía y le detectaron una obstrucción irreversible en la artería poplítea, la cual nutre a la extremidad inferior.

Explicó que el paciente presentaba una disminución progresiva de la sensibilidad y movilidad de la pierna, ocasionada por una isquemia irreversible por trombosis de arteria, por lo que la única alternativa de tratamiento era la amputación del miembro.

Por ello, a finales de diciembre de 2014, Norberto fue sometido a una amputación por encima de la rodilla (supracondílea) y, al ser valorado por el Servicio de Ortopedia, los médicos también encontraron el codo en malas condiciones y sin funcionamiento debido a la fractura del hueso, ligamentos rotos y el nervio cubital se encontraba comprimido.

Por ese motivo, le practicaron otra intervención quirúrgica en el brazo izquierdo para corregir la fractura y reconstrucción de los ligamentos del codo, además de la liberación neurológica.

Después, indicó, comenzaron con éxito la rehabilitación del reimplante ligamentario del codo para tener estabilidad en los fragmentos y la articulación, a fin de que el paciente tuviera una mejor movilidad en dicha extremidad, pues de lo contrario podría presentar una rigidez.

Luego de tres cirugías y ser dado de alta el 18 de enero de 2015, García Ruiz dijo que Norberto comenzó de inmediato su terapia física porque había posibilidad de padecer el llamado "dolor fantasma", una característica en pacientes amputados ante la sensación de creer tener aún la extremidad.

En este caso, el paciente practica basquetbol y natación, tanto en alberca como en mar abierto, donde ha destacado en diversas competencias deportivas a nivel nacional como atleta paralímpico y, en conferencia de prensa, mostró algunas de sus medallas conseguidas.

Con tantos logros personales y deportivos, el joven dijo sentirse contento y expuso que no hay límites para luchar en la vida, sobre todo porque es padre soltero de dos pequeños, de siete y tres años, y son su motivación.

La ortopedista enfatizó que las cirugías realizadas le han permitido tener a Norberto a ciento por ciento de la funcionalidad, masa muscular y resistencia del brazo, en tanto, usa una prótesis en el miembro inferior izquierdo que no ha sido impedimento para trabajar como conductor de un taxi y reintegrarse a su vida familiar.

En este último caso, los especialistas del Hospital General de México buscarán en un futuro colocarle una prótesis apta para deportistas y, a su vez, puede correr y nadar.

Este es un caso más de éxito de la atención médica de excelencia que brinda el Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, aseguró su director general, César Athié Gutiérrez.

A su vez, el jefe del Servicio de Ortopedia, Atanacio López Valero, aseguró que la epidemiología del trauma es grave en el país porque es la primera causa de muerte en personas económicamente activas, de entre 15 y 50 años.

Señaló que las personas que llegan a salvarse de un accidente automovilístico, como ocurrió con Norberto, tienen a presentar secuelas por discapacidad en diferente grado y afecta en todos los aspectos a la familia del paciente.

En ese tenor, el doctor expuso que los accidentes ocasionados por motocicletas son la primera causa de pacientes politraumatizados, con los choques vehiculares, atropellamientos, desastres sociales y la violencia social.

Finalmente, García Ruiz añadió que el Hospital General de México recibe cada año al menos 30 pacientes con traumatismo, de los cuales 10 son sometidos a algún tipo de amputación, pero la más frecuente es la de extremidad pélvica, es decir, por debajo o por arriba de la rodilla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios