17 de Agosto de 2018

Huracán Odile, a punto de golpear en Baja California Sur

Alertan que se trata de un huracán de la 'alta peligrosidad' que incluso podría entrar por el Mar de Cortés.

Habitualmente Cabo San Lucas muestra un paraíso soleado y con aguas cristalinas, pero este domingo se ve gris y con un panorama sombrío por la amenaza del huracán Odile. (AP)
Habitualmente Cabo San Lucas muestra un paraíso soleado y con aguas cristalinas, pero este domingo se ve gris y con un panorama sombrío por la amenaza del huracán Odile. (AP)
Compartir en Facebook Huracán Odile, a punto de golpear en Baja California SurCompartir en Twiiter Huracán Odile, a punto de golpear en Baja California Sur

Agencias
CABO SAN LUCAS, México.- El huracán Odile se mantenía muy fuerte el domingo en categoría 3 y con "altísimas probabilidades" de golpear el extremo sur de la península mexicana de Baja California, por lo que toda la zona permanece en alerta máxima, informó el director de la Comisión Nacional del Agua.

Desde la mañana, el director de dicha comisión, David Korenfeld, alertó que se trata de un huracán de la "alta peligrosidad" que incluso podría entrar por el Mar de Cortés y cuyo momento más complicado se espera para la noche del domingo o madrugada del lunes.

Al comenzar la tarde, informa AP, las autoridades comenzaron a trasladar a los habitantes de las localidades más vulnerables a refugios que podrán albergar hasta 30,000 personas mientras el viento y el oleaje se sentían cada vez con más fuerza en la punta sur de la península.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami informó que Odile tenía el domingo por la tarde vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora (125 millas por hora) y su vórtice se ubicaba a 225 kilómetros (240 millas) al sur-sureste del extremo meridional de Baja California y a 425 kilómetros (265 millas) al oeste de Manzanillo, en el estado de Colima. Odile se desplazaba en dirección norte-noroeste a 24 kph (15 mph).

"Todos los preparativos para proteger vidas y daños materiales deben completarse de manera urgente", indicó el centro en un boletín.

El centro agregó que los vientos huracanados se sentirían a 85 km (50 m) del vórtice, mientras que los efectos de tormenta tropical llegarían hasta los 295 km (185 m).

Compras de pánico en Cabo San Lucas

En Cabo San Lucas, en el extremo meridional de la península, comenzaron las compras de emergencia de gasolina, agua embotellada, comida, lámparas de mano y pilas. Los negocios del centro de la localidad colocaron tablas para protegerse y la policía local recorría las colonias en situación más crítica con megáfonos para pedirles que se trasladaran a los albergues.

"Me voy. Acá está muy peligroso. Más tarde vamos a quedar incomunicados y mi casa de madera y lámina de cartón no va aguantar mucho", dijo a la AP Felipa Flores, originaria del estado de Guerrero y habitante de la colonia El Caribe, mientras guardaba sus pertenencias principales en una bolsa de plástico y alistaba a sus dos hijos para ir al albergue.

En el aeropuerto de San José del Cabo se cancelaron 22 vuelos, la mayoría procedentes o con destino a Estados Unidos, lo cual afectó a unos 3.000 turistas, dijo Martín Pablo Zazueta, director del Aeropuerto Internacional de San José del Cabo. Y los sí pudieron despegar iban completamente llenos, según alertaban las pantallas informativas del aeropuerto.

El Comité Nacional de Emergencias se activó desde la mañana del domingo y todos los servicios de protección civil, así como el ejército y 800 elementos de la marina de Baja California están vigilando la situación y tienen preparada maquinaria en las zonas donde pudieran producirse deslaves.

Habilitación de refugios

Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil de México, indicó que se han habilitado 164 refugios con el material de primera necesidad para atender hasta 30.000 personas en el estado de Baja California Sur, en concreto en las zonas de Loreto y Los Cabos.

"Lo más importante es que la población esté en alerta preventiva" y atenta a la información de protección civil, añadió.

Las poblaciones pequeñas y costeras son las más vulnerables a las mareas, vientos y fuertes lluvias que puede provocar Odile, pero también se alertó a las zonas turísticas.

La ocupación hotelera es baja en estos momentos, señaló Puente, pero se advirtió a los turistas que ocupen las zonas resguardadas de los hoteles y se alejen de puertas y ventanales, además de que eviten salir ante la caída de árboles o material urbano.

Las autoridades también señalaron que la Comisión Federal de Electricidad posiblemente corte el suministro en algunos puntos para evitar problemas mayores por si a causa de la fuerza del viento se llegara a caer alguna torre de alta tensión.

Los puertos en Baja California Sur permanecerán cerrados.

Alerta también en otros estados

Aunque ese estado es el punto donde se prevé que Odile tenga mayor impacto, la alerta incluye también el norte de la península y los estados de Nayarit, Colima y Sinaloa, al otro lado del Golfo de California.

Los hoteles de Los Cabos alertaron a lo largo del día a sus clientes de las precauciones a tomar, como acudir a los salones habilitados como refugios en cuanto la situación empiece a complicarse, tener el equipaje listo y dentro de los baños de las habitaciones, y que se quedaran con el pasaporte y objetos de primera necesidad con ellos, indicó a la AP Miriam Duque, responsable de atención a clientes del hotel Meliá Cabo Real, en Los Cabos.

"Nosotros no vamos a evacuar a nadie porque estamos considerados refugio seguro", explicó Raúl Caudillo, gerente del Holiday Inn de la misma localidad.

Algunos hoteles de este destino turístico han puesto banderas negras como aviso de que las playas se encuentran cerradas y que practicar el surf es altamente peligroso mientras recogían mesas, sillas y todo el mobiliario que pueda salir volando de las terrazas y ponían mallas anticiclónicas en las ventanas. En muchos lugares también distribuían a los huéspedes películas y juegos para que se entretengan en los lugares seguros.

El huracán Norbert

A principios de septiembre, el huracán Norbert, que llegó a alcanzar categoría 3, dañó sobre todo el puerto de San Carlos, en el centro de la península, y 1.000 viviendas de pescadores resultaron afectadas cuando el fuerte oleaje rompió un muro, incluso a pesar de que el meteoro no tocó tierra.

Por otra parte, también se esperan fuertes precipitaciones en distintos puntos de otros estados del centro y norte de México, mientras en el este del país se aproxima rápidamente la onda tropical número 30 que provocará fuertes lluvias en la península de Yucatán.

En el Atlántico, la tormenta tropical Edouard, la quinta de la temporada, permanece muy alejada de la costa y no supone ninguna amenaza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios