14 de Diciembre de 2017

México

Buscan a La Tuta hasta en las iglesias

El cardenal Norberto Rivera Carrera solicitó a religiosos y fieles denunciar cualquier tipo de extorsión o robo.

El cardenal Norberto Rivera Carrera dictó a sacerdotes una serie de recomendaciones en cuestiones de seguridad. (Archivo/Notimex)
El cardenal Norberto Rivera Carrera dictó a sacerdotes una serie de recomendaciones en cuestiones de seguridad. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Buscan a La Tuta hasta en las iglesiasCompartir en Twiiter Buscan a La Tuta hasta en las iglesias

Eugenia Jiménez/Francisco García Davis/Milenio
MÉXICO, D.F.- El cardenal Norberto Rivera Carrera solicitó a los sacerdotes, religiosos y fieles de la Ciudad de México devolver su confianza a los policías y denunciar cualquier tipo de extorsión o robo.

Mientras, el obispo de Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez, envió una carta a la Secretaría de Gobernación en la que exige que se eviten los cateos a templos en busca de armas y narcotraficantes.

En la circular 19/2014, el cardenal Rivera advirtió que "ante un ambiente de inseguridad y violencia" en la Ciudad de México se deben seguir una serie de recomendaciones, como:

Atender el llamado de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que ha pedido a sacerdotes y autoridades eclesiales coadyuvar en el esfuerzo de fomentar entre la población y los feligreses una cultura de información y "previsión del delito".

Establecer una relación directa del sacerdote con los responsables de seguridad pública de la zona en que se encuentre ubicada la parroquia.

Para fomentar una cultura de prevención se debe "informar y preparar suficientemente al personal que colabora en las parroquias para que sepan qué hacer y cómo reaccionar ante casos de extorsión o robo. Si es posible, preparar protocolos de seguridad.

El obispo Miguel Patiño Velázquez aclara que solo piden que los operativos se hagan con estricto apego a la ley

"Preparar a las secretarias, quienes deben estar debidamente informadas del peligro de extorsión y no deben proporcionar información personal o confidencial de ningún tipo, especialmente a desconocidos. Y tener siempre en la oficina y casa parroquial un identificador de llamadas"

Además, convocar a los fieles para promover y solicitar los talleres de la SSP disponibles en todas las delegaciones del DF, así como facilitar espacios para su realización.

Conocer los números del Centro de Atención del titular de la SSP capitalina o el del cuadrante para obtener una respuesta eficiente y rápida de parte del personal de seguridad de la zona.

"Valorar la utilidad de instalar botones de pánico y alarmas comunitarias. Solicitar cámaras de seguridad en la calle de la parroquia que pueden ser tramitadas en las respectivas delegaciones".

Tener actualizados todos los contactos en el celular y no facilitar datos personales a desconocidos. "Informar a los propios familiares que no deben proporcionar ningún tipo de información sin previa autorización del sacerdote".

Asimismo, "devolver la confianza al personal de Seguridad Pública".

Luego de destacar que se debe denunciar inmediatamente cualquier extorsión o robo, Rivera Carrera llamó a hacer un frente común de los fieles con las autoridades en la promoción de una nueva cultura de prevención del delito.

Mientras en Apatzingán, el obispo Patiño Velázquez denunció en una misiva, sin fecha ni sellos de recibida, que un grupo de marinos y agentes del Ministerio Público federal irrumpieron, sin orden de cateo, en el templo de San Rafael de Las Cruces, en el municipio de Tumbiscatío, el pasado 23 de julio.

"Amenazaron de vejación a la catequista y secretaria de la parroquia, a la que querían arrancar información acerca de las armas y el escondite del individuo a quien apodan La Tuta y sus secuaces, que, de acuerdo con una denuncia, supuestamente se encontraba en ese lugar.

"Revisaron todas las instalaciones, abrieron las computadoras, intentaron levantar la mesa del altar y abrir el sagrario", acusó.

El documento dirigido al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y con copia para el gobernador de Michoacán, Salvador Jara Guerrero, denuncia que esta situación se realizó también en el Templo del Perpetuo Socorro, en Apatzingán, el 1 de agosto de 2009 y que en aquella ocasión se dijo que ningún templo sería refugio de criminales.

El obispo aclaró: "No estamos contra los operativos de investigación y persecución contra los delincuentes, solo exigimos que se realicen en la debida forma, con estricto apego a la ley".

Para Patiño Velázquez "nada justifica este tipo de acciones, alardes de autoritarismo prepotente, violento y agresivo".

Ante esta situación solicitó respeto para los templos, que son lugares de reuniones pastorales y residencias parroquiales, así como respeto absoluto a los derechos de los ciudadanos, sus hogares y pertenencias.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios