20 de Septiembre de 2018

México

El fuego consume los bosques de México

Los siniestros están propiciados por una severa sequía que afecta al menos a mil 135 municipios en el país.

Los estados con mayor número de incendios entre enero y febrero fueron el Estado de México, Michoacán, Jalisco, Oaxaca, Puebla, Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, San Luis Potosí y la Ciudad de México. (Archivo/ Notimex)
Los estados con mayor número de incendios entre enero y febrero fueron el Estado de México, Michoacán, Jalisco, Oaxaca, Puebla, Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, San Luis Potosí y la Ciudad de México. (Archivo/ Notimex)
Compartir en Facebook El fuego consume los bosques de México Compartir en Twiiter El fuego consume los bosques de México

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- El fenómeno conocido como "El Niño", que ha desestabilizado el clima en todo el planeta, amenaza con hacer de este año el peor en materia de incendios en México, según anticipan expertos y funcionarios.

El flagelo que devora los bosques del país es propiciado por una severa sequía que afecta al menos a mil 135 municipios, es decir, casi la mitad del territorio nacional, de acuerdo con las autoridades.

En lo que va de 2016, la incidencia de incendios forestales se incrementó al doble, en comparación con el mismo período del año pasado.

Sin embargo, el problema aumentará durante los meses por venir, sobre todo en la zona norte, donde las lluvias no caen a fines de mayo como en la región sur o central, de acuerdo con los especialistas.

La Comisión Nacional Forestal (Conafor), citada por el portal en Internet foro ambital, señala que los estados con mayor número de incendios entre enero y febrero fueron el Estado de México, Michoacán, Jalisco, Oaxaca, Puebla, Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, San Luis Potosí y la Ciudad de México. La práctica conocida como "roza, tumba y quema", que usan los campesinos a fin de preparar sus tierras para la siembra , es una de las responsables de la cada vez mayor voracidad de los incendios forestales.

A este método ancestral recurren en especial los estados más pobres del país, en la franja sur-sureste, bañada por las aguas del Pacífico, como Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán. Este modo de allanar los terrenos de cultivo de la llamada "agricultura nómada o itinerante" provoca el efecto de una bomba en el suelo, erosionándolo gravemente y propiciando que sean arrasados por los incendios de zonas aledañas.

Después de un primer incendio controlado, las cosechas suelen ser abundantes, pero luego el suelo se agota, los incendios se vuelven más grandes y destruyen miles de hectáreas de vegetación, enviando a la atmósfera miles de toneladas de dióxido de carbono, que contamina el planeta.

Un problema que va más allá

Actualmente, el mayor incendio registrado consume 100 hectáreas de bosque de la Sierra Tarahumara, en Chihuahua, donde hay al menos 90 brigadistas que trabajan a marchas forzadas para sofocarlo.

Las autoridades atribuyen este problema a grupos de la delincuencia organizada dedicados al contrabando de madera.

"Provocan deflagraciones para borrar la evidencia del hurto de decenas de pinos", dijo la Conafor.

Lourdes Manzo, investigadora del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que los estados que suelen ser más golpeados por los incendios forestales cada año son Coahuila, Sonora y Durango, en la región norte, generalmente calurosa y semidesértica.

Pero los registraron mayores superficies quemadas entre 2000 y 2014 fueron Guerrero, Durango y Jalisco, con más de 900 mil hectáreas.

Entre el primero de febrero y el cinco de mayo pasado, se han registrado seis mil 129 incendios forestales en los 32 estados del país, que afectan a casi cien mil hectáreas.

La sequía actual se perfila como la peor desde 2011, que provocó grandes estragos y fue la más importante en 70 años.

En Chiapas, frontera con Guatemala, las autoridades locales denunciaron que en las últimas semanas se han "secado" literalmente al menos 13 ríos, afectando a 40 municipios.

Chiapas es la "cisterna del país", pues es uno de los estados con las más abundantes precipitaciones de México, con un promedio anual de dos mil milímetros, pero "El Niño" ha cambiado radicalmente las cosas.

El fenómeno consiste en el calentamiento de las aguas superficiales del Pacífico oriental ecuatorial, en ciclos que van de tres a ocho años y que altera totalmente los patrones climáticos del planeta.

(Información de Ansa Latina.com)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios