12 de Diciembre de 2017

México

En 2015, la violencia costó a cada mexicano más de 17 mil pesos

El gasto del gobierno contra la inseguridad aumentó 12 por ciento, al ubicarse en 220 mil mdp, mayor al de rubros como salud.

A diferencia de los delitos con violencia, la tasa de homicidios en el país aumentó 6.3 por ciento durante el año pasado, lo que generó un impacto económico adicional de 31 mil millones de pesos. Imagen de una unidad policíaca durante un operativo de seguridad en Guerrero. (Archivo/Notimex)
A diferencia de los delitos con violencia, la tasa de homicidios en el país aumentó 6.3 por ciento durante el año pasado, lo que generó un impacto económico adicional de 31 mil millones de pesos. Imagen de una unidad policíaca durante un operativo de seguridad en Guerrero. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook En 2015, la violencia costó a cada mexicano más de 17 mil pesosCompartir en Twiiter En 2015, la violencia costó a cada mexicano más de 17 mil pesos

Marysol García Camargo/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- El impacto económico de la violencia en México ascendió a 2.12 billones de pesos en 2015, es decir, 13 por ciento del Producto Interno Bruto, lo que significó un costo de 17 mil 525 pesos a cada mexicano.

Según el Índice de Paz México (IPM) 2016, los costos de este fenómeno se redujeron cuatro por ciento en comparación con 2014.

El informe elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, (IEP) destaca que desde 2011, año en que se alcanzó un récord de 2.922 billones de pesos, el impacto de la violencia ha disminuido 38 por ciento, mejora similar al ingreso petrolero total del país en 2015.

Entre los indicadores en que se basó la medición están: homicidios, delitos con violencia, crímenes de la delincuencia organizada, seguridad ciudadana, fuerzas militares, eficiencia del sistema judicial, encarcelamiento y otros.

Los ilícitos con violencia significaron el mayor impacto en la economía nacional con 845.2 mil millones de pesos, seguidos por los homicidios con 727.4 mil millones de pesos y los gastos en contención de la violencia (entre los que están fuerzas militares, sistema judicial y seguridad interna) con 376.3 mil millones de pesos.

A diferencia de los delitos con violencia, la tasa de homicidios en el país aumentó 6.3 por ciento durante el año pasado, lo que generó un impacto económico adicional de 31 mil millones de pesos.

La tercera edición del IPM, que incluye el periodo de 2003 a 2015, señala que los costos de los delitos relacionados con la delincuencia organizada, entre ellos las extorsiones y los secuestros, cuyo impacto fue de 10 mil millones de pesos, disminuyeron durante los últimos tres años, “tendencia que refleja el éxito logrado en la reducción de la actividad de los cárteles”.

Para disminuir la violencia, el gobierno mexicano gastó 220 mil millones de pesos, es decir, 1.36 por ciento del PIB, equivalente a mil 818 pesos por ciudadano, rubro que se duplicó desde 2003.

Dicho costo se incrementó 12 por ciento comparado con el crecimiento del gasto gubernamental general, que fue de 9 por ciento, mientras que el realizado en los sectores de salud y desarrollo económico se elevaron 11 y 10 por ciento, respectivamente.

Guerrero, el peor 

En la evaluación, el estado más pacífico fue Hidalgo, seguido por Yucatán, Veracruz, Tlaxcala y San Luis Potosí; en contraste, Guerrero se ubicó en el último lugar de la lista, antecedido por Sinaloa, Morelos, Baja California Sur, Baja California y Colima.

A pesar de que hubo una mejora de 3 por ciento en los niveles de paz en el país, la cifra representa el menor avance en los cinco años recientes.

El instituto apunta que dicho avance obedeció a la diminución de 10 por ciento en la tasa de delitos con violencia y de 8 por ciento en la de crímenes de la delincuencia organizada.

Sin embargo, aseguró, ello se contrarrestó por el deterioro en el indicador de presos sin condena, delitos cometidos con armas de fuego y homicidios.

Consideró que una de las principales preocupaciones es la tendencia hacia una mayor impunidad en asesinatos, misma que se deterioró “drásticamente” a partir de 2007, cuando había cuatro condenas por cada cinco casos, mientras que en 2013 solo había una por cada cinco homicidios.

Las mejoras en los niveles de paz han generado un beneficio de 802 mil millones de pesos en los cuatro años posteriores a 2011. Esto es, una reducción de 38 por ciento en el impacto económico de la violencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios