21 de Septiembre de 2018

Ya no queremos ser chalanes de empresas extranjeras: CMIC

Piden al Gobierno prioridad en obra civil ante transnacionales; casi 2 mil 500 empresas mexicanas serían favorecidas.

Incorporar mayor mano de obra nacional, es una de las demandas más solicitadas. (Milenio)
Incorporar mayor mano de obra nacional, es una de las demandas más solicitadas. (Milenio)
Compartir en Facebook Ya no queremos ser <i>chalanes</i> de empresas extranjeras: CMICCompartir en Twiiter Ya no queremos ser <i>chalanes</i> de empresas extranjeras: CMIC

Patricia Tapia/Milenio
MÉXICO, D.F.- Ante el ambicioso plan de infraestructura del gobierno y la aprobación de la reforma energética, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) pidió que se regule la participación de empresas extranjeras en las licitaciones internacionales, ya que las compañías nacionales están en desventaja.

Luis Zárate Rocha, presidente de la CMIC, acusó que el balance de participación entre las constructoras mexicanas y extranjeras no es positivo; “los consorcios de aquí nos debemos preparar sin importar el tamaño, para colgarnos de una forma positiva de los grandes y que nos traten como socios, no como chalanes o subcontratistas”.

En este contexto, la CMIC busca que la mayor parte de los proyectos que estén por salir, en lo que respecta a obra civil se quede en empresas nacionales, señaló Zárate Rocha en conferencia de prensa.

“Estamos ciertos que en la ampliación que se tiene contemplada del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) o el desarrollo de refinerías, la industria nacional de la construcción perfectamente puede hacer ciento por ciento las obras civiles”.

Enfatizó que, por ejemplo, si una obra vale 10 pesos, lo correspondiente a seis pesos lo deben construir las mexicanas, y que las extrajeras contribuyan con el resto, pero solo con estructuras complicadas y equipamiento que no se fabrican en México, como es el caso de los trenes.

En busca de una mejor competitividad, informó que ya cuentan con un financiamiento muy importante que la banca de desarrollo ofreció a la cámara, y aunque no precisó el monto dijo que principalmente es para que las empresas afiliadas a la CMIC se capitalicen y puedan comprar maquinaria.

La petición de la Cámara de la Construcción es que el 60% del costo de las obras se otorgue a empresas nacionales

En este sentido, comentó que la cámara peleará para que en las leyes secundarias de las reformas constitucionales, en lo que es el contenido nacional de las licitaciones, se disgregue la fabricación de equipo e insumos de la participación de las empresas constructoras.

En el marco normativo del contenido nacional en materia de obras públicas, en las licitaciones se debe incorporar por lo menos 30 por ciento de mano de obra nacional, lo que a consideración de Zárate Rocha es muy poco.

En el escenario de la reforma energética, que dará pie a mucha inversión extranjera, así como a la entrada de consorcios de otros países, por la tecnología que se requiera y aquí no se tenga, solo pide reciprocidad.

De acuerdo con la CMIC, en este ámbito pueden ser alrededor de 2 mil 500 empresas mexicanas directamente favorecidas, de las cuales 220 se encuentran en el corredor del Golfo de México y están listas para participar en el sector energético.

Zárate Rocha comentó que para este año se esperan recuperar en la industria de la construcción más de 300 mil puestos de trabajo, para así llegar a 5.9 millones de empleos directos y crecer en promedio 3.5 por ciento.

Ese escenario es factible, por el gasto acelerado que hará el gobierno federal y a que de diciembre de 2013 a la fecha la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha lanzado licitaciones por 28 mil millones de pesos.

Destacó el arranque de la licitación para la ampliación del puerto de Veracruz e informó que es de su conocimiento que ya están listas las bases para la del tren Transpeninsular, y que a más tardar en junio deben iniciarse las primeras obras de la ampliación del AICM.

La CMIC y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) firmaron un convenio para trabajar juntos en el ordenamiento de las ciudades, para beneficio de la población.

Este convenio, de acuerdo con Jorge Ramírez Marín, incluye una inversión de 5 mil millones de pesos para la construcción de vivienda, ampliación y mejora, así como para desarrollar infraestructura de impacto social, proyectos que estarán a cargo de las empresas afiliadas a la CMIC.

Por último, Tuffy Gaber, vicepresidente ejecutivo de la cámara, dijo que son alrededor de 3 mil empresas las que podrán participar, con este trabajo en conjunto se pretenden impulsar acciones que promuevan el reordenamiento territorial a partir de tres ejes: certeza en la tenencia de la tierra, lograr un desarrollo urbano sustentable, y vivienda digna y de calidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios