26 de Septiembre de 2018

México

El palacio que Duarte nunca podrá habitar

El gobernador prófugo de la justicia dejó incompletas varias construcciones en las zonas más exclusivas de California.

La propiedad más cara que Javier Duarte dejó tras su huída es una valorada en 2.5 millones de dólares. Sin embargo esta no fue concluida. (Imágenes/ El País)
La propiedad más cara que Javier Duarte dejó tras su huída es una valorada en 2.5 millones de dólares. Sin embargo esta no fue concluida. (Imágenes/ El País)
Compartir en Facebook El palacio que Duarte nunca podrá habitar Compartir en Twiiter El palacio que Duarte nunca podrá habitar

Pablo Ximénez de Sandoval/ El País
WOODLAND, California.- El siguiente reportaje de El País muestra la vida a la que aspiraba el exgobernador prófugo de Veracruz, Javier Duarte. Durante su mandato construyó verdaderos palacios que nunca podrá habitar, o por lo menos no en un futuro reciente.  

El gobernador prófugo de Veracruz, Javier Duarte, no deja sólo un agujero de al menos cuatro mil millones de dólares en el estado del cual ha comprometido el futuro económico. Al otro lado de la frontera, también deja a constructores con casas a medias y trabajadores (mexicanos) poniendo jardines y mármoles que no va a pagar nadie.

Javier Duarte actuaba en Woodlands, ciudad al norte de Houston, como un potente inversor inmobiliario. Los medios mexicanos han descubierto varias propiedades a su nombre o a nombre de familiares, aparte de las 19 relacionadas con él en Miami.

La más espectacular es la casa del número 119 de Simon Lake Lane, en uno de los últimos desarrollos de la zona y una de las urbanizaciones más exclusivas. Apenas una docena de casas en dos calles en medio del bosque. La propiedad, valorada en 2.5 millones de dólares, está a medio construir y Duarte la ha dejado sin pagar. El País pudo visitarla el miércoles.

La propiedad que sirve de modelo a la urbanización es una espectacular mansión con mármoles, dos salones de televisión, cuatro habitaciones todas con vestidor y baño propios, bodega y un patio con una fuente. La vivienda de Duarte se estaba construyendo a semejanza de esta. Los empleados mexicanos llevan desde enero trabajando en la casa y esta semana le estaban poniendo el jardín.

A pocos kilómetros, otro de los inmuebles está en el número 83 de Birch Canoe Drive, una urbanización nueva en la zona de Creekside Park, frente a un campus de la Universidad Lone Star y un colegio de primaria llamado Creekview. La propiedad está a nombre de la cuñada del gobernador y valorada en 720 mil dólares, según reveló El Financiero. Ese es aproximadamente el precio medio de las casas en este exclusivo barrio, que se ha convertido en un destino dorado para millonarios mexicanos. El mismo diario informó en julio de que Duarte y su esposa se habían hecho miembros del Woodlands Country Club.

En Birch Canoe había el miércoles dos coches todoterreno y una moto en el garaje. La casa está terminada y habitada, pero en la zona no sabían decir si por familiares de Duarte o inquilinos. En este barrio, se conoce al exgobernador como un inversor que alquila casas en Woodlands, y las especulaciones van desde 12 propiedades hasta 36. El nombre de Duarte es conocido también para los asesores inmobiliarios de la zona consultados. El rastro del dinero de Veracruz en Houston es inacabable.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios