14 de Agosto de 2018

México

Jóvenes deconfían de tarjetas de crédito

Una encuesta de Banamex y la UNAM revela que el 95 % de la población de entre 15 y 29 años usa efectivo como fuente de pago.

Las fuentes de financiamiento usadas por jóvenes de entre 15 y 29 años de edad en México son la familia, con 53%; amigos, 47%, y 5% con conocidos, según un sondeo de Banamex y la UNAM. (SIPSE/Foto de contexto)
Las fuentes de financiamiento usadas por jóvenes de entre 15 y 29 años de edad en México son la familia, con 53%; amigos, 47%, y 5% con conocidos, según un sondeo de Banamex y la UNAM. (SIPSE/Foto de contexto)
Compartir en Facebook Jóvenes deconfían de tarjetas de créditoCompartir en Twiiter Jóvenes deconfían de tarjetas de crédito

Braulio Carbajal/Milenio
MÉXICO, D.F.- Los jóvenes se resisten a utilizar las tarjetas de crédito, pues solo 1 por ciento recurre a ellas como medio de pago, consecuencia, según especialistas, de la desconfianza y su asociación con riesgos.

La encuesta “Cultura financiera de los jóvenes en México” revela que 95 por ciento de la población de entre 15 y 29 años usa el efectivo como fuente de pago, mientras que 2 por ciento opta por la tarjeta de débito y solo 1 por la de crédito.

Los resultados son una señal preocupante, ligados a la desinformación y la desconfianza que asocian los jóvenes al crédito, dijo Verónica Porte, directora operativa de Saber Cuenta de Banamex.

El sondeo, elaborado por Banamex y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indica que 56 por ciento de los jóvenes ha pedido prestado a sus padres y solo 5 por ciento ha recurrido a su tarjeta crediticia.

Asimismo, el ejercicio señala otras fuentes de financiamiento usadas por ese segmento de la población, por ejemplo, 53 por ciento dijo haber acudido alguna vez con un familiar, 47 por ciento con un amigo y 5 por ciento con un conocido.

Contraste con el extranjero

Oliver Ambía, director de administración financiera en el Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, destacó que los resultados son avasalladores y contrastan con los de otros países.

De acuerdo con el especialista, la poca popularidad de las tarjetas de crédito entre la población joven es consecuencia, fundamentalmente, del deterioro que ha tenido la confianza hacia las instituciones bancarias.

“Muchos mexicanos no confían en los bancos, entonces, aunque tenga los recursos suficientes para adquirirla no lo hacen. El grado de deterioro de la imagen de la banca ha sido tal que las personas mejor le dan la vuelta”, dijo.

Lo anterior, según el catedrático, mete presión a las instituciones bancarias, toda vez que el hecho de que cada vez menos gente confíe en ellas se empieza a reflejar en una disminución en el número de tarjetas que circulan.

Según las últimas cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, al cierre del primer semestre se registran 23 millones 12 mil plásticos, 391 menos respecto a los 23 millones 403 mil en el arranque de año.

Ambía explicó que la nula participación de la gente joven es un factor que contribuye a la desaceleración de los plásticos, por lo que las entidades financiaras tendrán que trabajar, toda vez que en el corto plazo ellos serán el grueso de sus clientes.

“La mayoría de los jóvenes ve la tarjeta de crédito como una herramienta de sus papás, la gente joven no está tan apegada, no le interesa y no confía en los bancos”, resaltó.

De acuerdo con la encuesta, 37 por ciento de la población menor de 30 años tiene una imagen regular de los bancos, 18 por ciento mala y 6 por ciento muy mala.

Las opciones

La oferta de tarjetas de crédito dirigidas exclusivamente a los jóvenes es limitada, toda vez que los esquemas para su diseño están basados en el nivel de ingresos y no en las necesidades específicas de cada uno de los sectores de la población.

Entre los principales bancos, más que productos dirigidos a los jóvenes, solo es posible ubicar micas para universitarios, entre ellas tarjeta de crédito B-smart U, de Banamex; Santander Zero, de Santander, o la Winner Card, que pertenece a Bancomer.

Lo normal es que en la juventud se contrate la primera tarjeta de crédito, y aunque no existan muchas opciones especializadas, el mercado ofrece más de 80 tarjetas, por lo cual es importante saber elegir la adecuada, dijo Juan Pablo Zorrilla, codirector general de Resuelve tu Deuda.

El directivo de la reparadora de créditos recomendó que al adquirir por primera vez un plástico, se debe contar con una educación financiera adecuada para poder elegir cuál es la que más se adapta a su perfil de consumo.

“Obtener tu primera tarjeta de crédito es una decisión que se debe tomar a conciencia, ya que el uso responsable de la misma será también el punto de partida de un sano historial crediticio que, en un futuro, podrá representar la puerta a un crédito hipotecario o automotriz”, puntualizó Zorrilla. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios