¡Justicia! 105 años de prisión a quienes secuestraron y robaron a una pareja de ancianos

Con lujo de violencia, maniataron y despojaron a los adultos mayores de sus pertenencias.

|
En Nuevo León tres secuestradores y asaltantes de ancianos fueron condenados a 105 años de prisión. (Foto: Reforma).
En Nuevo León tres secuestradores y asaltantes de ancianos fueron condenados a 105 años de prisión. (Foto: Reforma).

Gabriel Talavera                                 

Ciudad de México.- Una pena de 105 años de cárcel fue impuesta a dos hombres que el año pasado ingresaron a un domicilio, en Salinas Victoria, donde maniataron a dos personas de la tercera edad para privarlas de su libertad y despojarlas de efectivo, joyas y armas para cacería.

Luis Osiel Hernández González, de 30 años; y Jesús Alberto Salazar Rangel, de 26, fueron sentenciados por un Juez de Control y de Juicio Oral Penal del Estado.

El juzgador los declaró culpables por los delitos de secuestro exprés y robo con violencia en perjuicio de una mujer de 74 años identificada sólo como O. L. L También está como afectado un hombre reconocido con las iniciales C. M. F., de 73 años, quien estaba con la mujer.

Tras valorar las pruebas aportadas por un agente del Ministerio Público de la Fiscalía Regional Norte Zona Escobedo, el juzgador resolvió dictar sentencia condenatoria total de 105 años y 6 meses de cárcel contra los dos procesados.

Se asentó en la sentencia que el 31 de julio del 2019 alrededor de las 14:30 horas, los dos condenados y un tercer cómplice, allanaron el domicilio de la pareja, ubicado a la altura del kilómetro 22 de la llamada Carretera Gomas a Mendiola en el Rancho Las Gomas, en territorio de Salinas Victoria.

También te puede interesar: Presentan ante juez a presunto asesino de anciana canadiense en Centro de Mérida

El sitio del plagio y robo violento está localizado a 33 kilómetros al norte de Monterrey.

La Fiscalía acreditó que el tercer implicado ingresó a la vivienda y llegó hasta el área del comedor, donde encañonó a la mujer con una pistola.

Segundos después llegaron Hernández González y Salazar Rangel, quienes se dirigieron al hombre, le apuntaron con un arma de fuego y lo condujeron también hasta el comedor.

En ese sitio, los sentenciados y el tercer cómplice ataron de pies y manos a ambas víctimas para luego exigirles a gritos y con palabras altisonantes el dinero que tuvieran en la casa.

Los afectados les respondieron que no tenían nada porque ya se lo habían llevado todo en el mes de marzo, cuando también habían ingresado a robar.

Empezaron a recorrer el domicilio en busca de dinero y objetos de valor, y se apoderaron de dos rifles de cacería, varias piezas de joyería y 8 mil pesos en efectivo.

El monto de lo robado fue estimado por los peritos en 90 mil pesos.

Se precisó que el juez dejó a salvo los derechos de las víctimas para que precisen y reclamen la reparación del daño ante el Juez de ejecución de sanciones.