18 de Noviembre de 2018

'¡La ayuda es lenta! ¡Peña, necesitamos comida, ropa!'

Damnificados por las lluvias exigieron al Presidente que víveres y medicinas lleguen pronto a las colonias lejanas.

El mandatario estuvo en zonas afectadas en Acapulco. (Milenio)
El mandatario estuvo en zonas afectadas en Acapulco. (Milenio)
Compartir en Facebook '¡La ayuda es lenta! ¡Peña, necesitamos comida, ropa!'Compartir en Twiiter '¡La ayuda es lenta! ¡Peña, necesitamos comida, ropa!'

Miriam Castillo/Milenio
ACAPULCO, Guerrero.- Hacía varias horas que los pobladores de Acapulco no tenían noticias de autoridad alguna, salvo los militares que decidieron cerrar a piedra y lodo las pocas tiendas que aún cuentan con víveres.

Por eso, tan pronto el presidente Enrique Peña Nieto tocó tierra, al menos 20 personas aprovecharon el caos entre los integrantes del Estado Mayor Presidencial para acercarse y exigirle que los víveres y las medicinas llegaran a la colonias más lejanas.

—¡Se tardan mucho, tenemos niños, viejitos!— gritaba una señora vestida con una playera rosa que le quedaba grande, con los pies con llagas por tenerlos mojados desde hace dos días.

La gente como pudo burló el cerco que hicieron militares con una soga y sus cuerpos. A empujones se acercaron al mandatario federal y lo llenaron a gritos de nombres de colonias damnificadas: Luis Donaldo Colosio, La Marquesa, La Posa, Renacimiento.

—¡Se tardan mucho, tenemos niños, viejitos!— gritaba una señora con los pies con llagas por tenerlos mojados desde hace dos días

Peña los escuchó, saludó de mano a los que pudo, hasta que los apretujones comenzaron a poner nerviosos a los escoltas e intentaron sacarlo de ahí. El jefe del Ejecutivo federal desechó la idea y caminó justo en sentido contrario, hacia un camión que le sirvió de templete.

—¡Un megáfono, consíganme un megáfono!— dijo y logró que le acercaran un micrófono.

El secretario de Gobernación Miguel Angel Osorio se subió en la defensa del mismo camión, apenas unos centímetros debajo del Presidente, el gobernador Ángel Aguirre, como pudo hizo lo mismo y alcanzó a seguir el mensaje desde arriba.

Desde el cofre del vehículo Peña pidió paciencia a los pobladores: “Los caminos están bloqueados y cuesta trabajo llegar”.

Al mismo tiempo garantizó que iba a haber funcionarios que se encargarán de supervisar las acciones y nombró a la titular de la Sedesol, Rosario Robles, y al de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz.

Continuó con un recorrido a pie, minutos después subió a un camión de la Marina, descubierto en la parte de arriba desde donde pudo ver la zona más afectada de Puerto Marqués, sobre el bulevar de Las Naciones.

Justo en ese punto volvió la lluvia. Lo que provocó que todos los funcionarios federales, estatales y locales se mojaran de pies a cabeza.

Hasta entonces algunos pobladores aplaudieron con desgano, la mayoría continuó el reclamo desde las orillas en bermudas y sin zapatos.

—¡La ayuda es lenta! ¡Peña, necesitamos comida, ropa!

Minutos después, todos los funcionarios arribaron a la octava zona naval, donde se tuvo una reunión del balance de los daños.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios