18 de Enero de 2018

México

La pensión ya no permite una vejez tranquila

Advierten que los recursos se agotarán a los nueve años después de la jubilación, dejando en crisis económica al retirado.

Sobre el retiro se cree que será una etapa de diversión, cuando en realidad conlleva gastos, sobre todo en cuanto a salud se refiere. (SIPSE)
Sobre el retiro se cree que será una etapa de diversión, cuando en realidad conlleva gastos, sobre todo en cuanto a salud se refiere. (SIPSE)
Compartir en Facebook La pensión ya no permite una vejez tranquilaCompartir en Twiiter La pensión ya no permite una vejez tranquila

Agencias
PUEBLA.- Para el catedrático Alberto Tovar Castro, el concepto de tranquilidad financiera que hace 20 años ofrecía la pensión en México hoy queda descartado, pues ésta sólo durará nueve años después de tomar la decisión de jubilarse.

El académico del Tecnológico de Monterrey refirió que la estimación, según la esperanza de vida, es que en promedio las personas vivirán 17 años después de su retiro; es decir, que si una persona se jubila a los 65, podría llegar a alcanzar los 82.

Sin embargo, con los recursos ahorrados normalmente, será capaz de mantenerse sin problemas hasta los 74, y de ahí en adelante lo más probable es que entre en una crisis financiera, si no tiene quien lo apoye con sustento.

Por tanto, consideró que los recursos para la jubilación en México son inciertos, pues "bajo cualquier esquema, sea mediante la Afore, IMSS o ISSSTE, el patrimonio de las personas no alcanzará a cubrir una vez digna", especificó Tovar Castro en un comunicado institucional.

Y para sobrellevar mejor esta situación, lo más recomendable es ser realistas sobre el retiro, pues existe la percepción de que será una etapa de diversión, cuando en realidad es que la jubilación conlleva gastos, sobre todo en el ámbito de la salud personal.

Cambios en el sector laboral

Al igual que el concepto de la jubilación ha cambiado, menciona que para hacer frente a un futuro menos incierto es necesario poner en consideración aspectos que hoy día también están cambiando, tales como la búsqueda de empleo, salarios, mantenimiento de los hijos y contrataciones en las empresas.

Sobre la búsqueda de empleo, reiteró que se ha prolongado. Con la elevada desocupación y con un sector empresarial cauteloso en sus contrataciones, hay que destinar más tiempo para encontrar una plaza.

Dijo que lo anterior ha dado pie a los llamados "ninis", muchachos que ni estudian, ni trabajan, en el mejor de los casos deben aceptar un ingreso por debajo de sus expectativas, nulas prestaciones y alta vulnerabilidad.

Los salarios han tendido a bajar en términos reales. Ante una sobre oferta de empleo hay menores niveles de ingreso. Muchas empresas están dando salarios con enfoque variable, con base en productividad y resultados. Hay que estar muy receptivos a esta nueva realidad cuando se busca una oportunidad.

De hecho, la nueva Ley Federal de Trabajo facilitará laborar por horas y por medio de outsourcing. Esto podría permitir mayor demanda de personal, pero seguramente con menores sueldos, señaló.

Otro aspecto es que los hijos pasan más tiempo en casa. La combinación de bajos salarios, falta de ocupación y una mayor edad para casarse, ha provocado que los hijos se mantengan en el seno paterno, expuso.

Por tanto, existe una tendencia a aceptar un menor ingreso y prefieren vivir apalancándose con los recursos familiares. Esto ha conducido a una nueva figura de negociación hacia dentro de los hogares para compartir los gastos de todo el clan, refirió.

Con estos elementos, Tovar Castro afirmó que es necesario concebir que en México se vive una nueva realidad financiera, "son momentos de cambio y es oportuno ser flexible para revisar todas aquellas creencias que antes eran válidas y hoy se transforman", expuso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios