15 de Noviembre de 2018

México

Oían llantos y gritos: su madrastra la vendía con un carpintero

El padre de la menor dudó de las versiones de los vecinos al principio.

Su padre salía muy temprano a trabajar; luego la niña era sacada a jalones de la casa por su madrastra. (Imagen temática. Foto: Especial)
Su padre salía muy temprano a trabajar; luego la niña era sacada a jalones de la casa por su madrastra. (Imagen temática. Foto: Especial)
Compartir en Facebook Oían llantos y gritos: su madrastra la vendía con un carpinteroCompartir en Twiiter Oían llantos y gritos: su madrastra la vendía con un carpintero

Agencia
Ciudad México.- El padre de Yesenia era albañil. Decidió volverse a casar y llevar a su pequeña hija al hogar que compartiría con su nueva esposa y las dos hijas de la mujer, de seis y cuatro años.

Contrario a lo que se esperaba, Yesenia comenzó a sufrir maltrato psicológico y físico por parte de su madrastra, quien incluso la dejaba sin comer durante varios días, pero la historia no termina aquí

Su padre salía muy temprano a trabajar; luego la niña era sacada a jalones de la casa por su madrastra, con el argumento de que se dirigían al mercado. En un principio Yesenia se resistía e intentaba soltarse de la mano de su madrastra con débiles súplicas; al paso del tiempo, simplemente se dejaba llevar

Efectivamente la mujer se dirigía al mercado, pero antes pasaba frente a una carpintería donde entregaba la niña al dueño del establecimiento, quien a cambio le pagaba 500 pesos.

Mientras la mujer hacía sus compras, Yesenia era ingresada a la fuerza en el baño de la carpintería, donde el hombre abusaba de ella.

También te puede interesar: Aprovechó que su vecinita se quedaba sola para abusar de ella

Durante un año Yesenia fue explotada sexualmente. Su madrastra cobraba entre 200 y 500 pesos por entregarla a diversos clientes.

Según testimonios de habitantes del lugar, la mujer comenzó a explotarla desde que tenía ocho o nueve años, sin que nadie denunciara el hecho ante la autoridad.

La niña era amenazada y golpeada para que no comentara lo que le ocurría a su papá. Fue hasta que algunas personas decidieron acercarse al padre de la menor para contarle lo que ocurría en su ausencia.

Y en aunque al principio se negó a creer lo que ocurría, el padre de Yesenia comenzó a sospechar y finalmente presentó una denuncia ante la autoridad.

La denuncia fue turnada a la División de Investigación de la Policía Federal, que de inmediato realizó labores de inteligencia para corroborar los hechos del posible delito de trata de personas.

Un equipo investigador realizó recorridos, vigilancias y entrevistas en los alrededores del inmueble donde habitaba la familia. Las y los vecinos coincidieron en señalar que la madrastra de Yesenia la llevaba con el carpintero, quien presuntamente abusaba de ella, de acuerdo con el llanto y los gritos que se escuchaban cuando la menor ingresaba al local.

En uno de los recorridos, se observó el momento en el que la mujer llevaba de la mano a la menor y luego se detuvo frente a un hombre que salió de una carpintería, quien le entregó 500 pesos, tomó a la niña y la introdujo al local.

Con el hecho denunciado comprobado, tanto la mujer como el presunto abusador fueron detenidos, al tiempo que compañeras de nuestra Institución brindaron atención a Yesenia, quien sorprendida y entre sollozos abrazó desesperadamente a las policías.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios