17 de Diciembre de 2017

México

Los 15 diputados que mueven los 'dedos' en San Lázaro

MÉXICO, DF.- Un reducido grupo opera, negocia y acuerda, y al final solo notifica a sus correligionarios el sentido del voto.

Las "burbujas de poder" en la Cámara de Diputados. (Imagen de Milenio)
Las "burbujas de poder" en la Cámara de Diputados. (Imagen de Milenio)
Compartir en Facebook Los 15 diputados que mueven los 'dedos' en San Lázaro Compartir en Twiiter Los 15 diputados que mueven los 'dedos' en San Lázaro

Fernando Damián/Milenio
MÉXICO, DF.- Quinientos diputados federales tienen el deber y el derecho de votar los proyectos de ley en el Palacio de San Lázaro... pero solo 15 deciden por todos ellos.

Se trata de los coordinadores parlamentarios de las tres principales fuerzas políticas y de los integrantes de sus respectivas "burbujas".

Ellos operan, negocian y acuerdan, y al final solamente notifican a sus correligionarios el sentido del voto, convirtiendo a la mayoría de los legisladores en auténticos "levantadedos", según lo advierte el diputado Alfonso Durazo, informa Milenio.

"La burbuja no llega a 30 diputados; en realidad son un puñado los que integran la Junta de Coordinación Política, que son los que toman las decisiones; yo soy por primera vez diputado y me sorprende que seamos merecedores de tal manera del calificativo de levantadedos", lamenta el legislador de Movimiento Ciudadano.

Y es que los coordinadores parlamentarios y sus más cercanos colaboradores no solo determinan los asuntos a discusión en cada una de las sesiones ordinarias, sino que marcan los plazos para su dictamen y votación, establecen el número de iniciativas de ley que cada fracción legislativa puede llevar a la tribuna y deciden también el destino de los casi 6 mil millones de pesos que ejerce anualmente la Cámara de Diputados.

"En esas condiciones, contar con 500 diputados es del todo innecesario; bastarían los siete coordinadores en la Junta de Coordinación Política", sostiene Durazo.

Los llamados "diputados burbujos" se cuentan con los dedos de una mano en cada fracción legislativa.

En el grupo parlamentario del PRI, el coordinador Manlio Fabio Beltrones cuenta con la operación de Marco Antonio Bernal, Manuel Añorve, Héctor Gutiérrez de la Garza y Fernando Castro Trenti.

La bancada del PAN está encabezada por Luis Alberto Villarreal y a su alrededor se mueven principalmente Ricardo Anaya, Jorge Iván Villalobos, Juan Bueno Torio y Alfredo Rivadeneyra.

El coordinador del PRD, Silvano Aureoles, opera a su vez la fracción con Miguel Alonso Raya, Alfa Eliana González, Luis Espinosa Cházaro y Fernando Zárate, entre otros.

Durante los primeros dos meses de la actual legislatura, ese grupo de diputados se encargó de resolver las prolongadas negociaciones sobre la reforma laboral, en septiembre, y el reparto de las 55 comisiones dictaminadoras, en octubre.

Incluso, antes de rendir su protesta constitucional como diputados federales, fueron ellos quienes pactaron la distribución de espacios y oficinas en el Palacio de San Lázaro, así como la integración de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

"Lamentablemente así es, porque solo un pequeño grupo de 30 diputados son los que se enteran de la norma, de lo que se está discutiendo de manera profunda", confirma Ricardo Monreal, coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano.

Sostiene que por ello México exige y reclama un Congreso más preparado y profesional, pero sobre todo más vinculado a las causas sociales.

Como ex presidenta de la Cámara de Diputados, la ex perredista y hoy "ecologista" Ruth Zavaleta admite a su vez la dificultad de involucrar a los 500 legisladores en la toma de decisiones y por ello reconoce como un mecanismo válido dejar en manos de los coordinadores parlamentarios la construcción de acuerdos.

La diputada responsable de conducir el órgano legislativo durante una de las etapas de mayor confrontación tras el conflicto poselectoral de 2006 recomienda, sin embargo, la profesionalización de los representantes para hacer valer su voz y su voto en las decisiones.

"Por supuesto es necesaria una Ley de Partidos que le permita a los diputados un poco más de libertad, que haya reelección para que haya más profesionalismo y mayor capacitación en la toma de decisiones, pero, sobre todo, al interior de la Cámara de Diputados, que los legisladores conozcan la norma, porque en el momento en que la conozcan perfectamente bien pueden protestar, en caso de que no les guste alguna decisión, incluso de su propio grupo parlamentario", dice.

Los coordinadores parlamentarios y sus operadores se encargan igualmente de conducir las decisiones internas de sus respectivas fracciones parlamentarias y administrar las subvenciones que mes con mes ejercen las bancadas.

Por acuerdo de la propia Junta de Coordinación Política, los grupos parlamentarios reciben una subvención fija e idéntica para todos por alrededor de 2.5 millones de pesos, así como una subvención variable en función del número de legisladores.

En ese contexto, los diputados Ricardo Monreal y Alfonso Durazo se refieren al añejo debate sobre la eventual reducción en el número de diputados federales, y mientras el primero considera que la solución no es necesariamente numérica, su correligionario defiende la idea de disminuir de 500 a 400 las curules en el Palacio de San Lázaro.

No obstante, a diferencian de otras propuestas, la de Durazo apunta a mantener 200 legisladores de representación proporcional y suprimir 100 de mayoría relativa.

am/dua

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios