17 de Julio de 2018

México

'Los que me raparon no son de la CNTE'

El supervisor de la zona escolar en Comitán, Chiapas, dijo que los culpables son integrantes de una organización campesina.

Los profesores fueron retenidos, rapados y obligados a caminar descalzos en Chiapas. (Excelsior)
Los profesores fueron retenidos, rapados y obligados a caminar descalzos en Chiapas. (Excelsior)
Compartir en Facebook 'Los que me raparon no son de la CNTE'Compartir en Twiiter 'Los que me raparon no son de la CNTE'

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Como cada mañana, Armando Castellanos, supervisor de la zona escolar 006 de Comitán de Domínguez, en Chiapas, llegó ayer a ese municipio proveniente de San Cristóbal de las Casas, con información del sitio web de Milenio.

Debía reunirse con cuatro directores, pero no pudo hacerlo ya que un grupo de personas los interceptaron, obligaron a caminar descalzos y los raparon.

"Los directores que llegaron son de las escuelas oficiales, dos maestras también de edad. En ese momento nos interceptaron, me interceptaron primero a mí. Vi el grupo de gente que llegaba, bajaron unos cien metros, volvieron a regresar y me llamaron.

Dijeron 'queremos platicar tantito con ustedes. Somos padres de familia en apoyo al movimiento magisterial'", narró el profesor de 67 años, en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

El maestro afirmó que sus agresores no son parte del magisterio disidente sino integrantes de una organización campesina.

"Quiero aclarar que no son maestros, como se está manejando, no son maestros. Es un grupo de asociaciones que se ha creado por estos rumbos. Son agrupaciones de gente, tal parece campesinos. No había ningún maestro porque, durante más de veintitantos años que tengo trabajando en Comitán, conozco a la mayoría de los padres de familia, me hago presente siempre. También comenté con los directores si conocían a alguien de ellos y tampoco", aseguró.

Armando Castellanos, quien tiene 50 años trabajando como supervisor escolar, dijo que él apoya el movimiento magisterial, ya que cree que es injusta la aplicación de la reforma educativa.

Nadie nos defendía

Mientras caminaban descalzos del boulevard Belisario Domínguez hacia la Central de Abastos de la región, los siete profesores recibían insultos y malas palabras. Al llegar a la Central, les pidieron que se sentaran en las banquetas para supuestamente descansar, pero ahí les cortaron el cabello.

"(Los agresores) nos dicen que nos sentemos en una banqueta para descansar, pero nos decían que nos sentáramos para trasquilarnos", detalló Castellanos.

El docente explicó que, pese a que había algunos policías en la zona, nadie los defendió.

"Nadie intentó ayudarnos. Por ahí había algunos policías pero no nos defendieron... Anoche se decía que la Secretaría de Educación nos apoya jurídicamente. ¡Es mentira! No hay ningún apoyo, ni ningún apoyo, ni una llamada telefónica ni para decir 'estamos con ustedes' de ningún organismo de esta índole. Estamos en un grado de impotencia porque ¿qué podíamos hacer?", puntualizó.

Baja inmediata

Mientras tanto en un comunicado, la Secretaría de Educación Pública (SEP) informó la baja inmediata de los docentes que hayan participado en la agresión.

En entrevista con Grupo Imagen Multimedia, el titular de la SEP, Aurelio Nuño, reiteró que sin clases no habrá diálogo e igual aseveró que la CNDH investigará el caso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios