21 de Noviembre de 2018

México

Arizona y México, añeja y conflictiva relación

A través de la historia diversos conflictos han obstaculizado los vínculos entre mexicanos y los estadounidenses, principalmente con el tema migratorio.

La frontera entre Sonora y Arizona es un punto estratégico para la vigilancia antimigratoria. El borde que separa ambos estados representa los grandes problemas entre mexicanos y estadounidenses que van desde lo económico, lo político y hasta lo racial. (Archivo/AP)
La frontera entre Sonora y Arizona es un punto estratégico para la vigilancia antimigratoria. El borde que separa ambos estados representa los grandes problemas entre mexicanos y estadounidenses que van desde lo económico, lo político y hasta lo racial. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Arizona y México, añeja y conflictiva relaciónCompartir en Twiiter Arizona y México, añeja y conflictiva relación

Agencias
TUCSON, Arizona.- Arizona y México tienen una larga historia de desencuentros en materia de migración que va más allá de la ley SB1070 y que tiene sus orígenes en este territorio que hace más de un siglo perteneció a la República Mexicana.

Entre ellos está la contratación por empresas estadounidenses de mineros mexicanos, las deportaciones masivas y el encuentro de dos migraciones.

“Es una frontera que nació de la violencia, no es una relación tranquila y pacífica como empezó esto, es el resultado de una guerra", argumentó la investigadora y directora del Instituto Binacional de Inmigración de la Universidad de Arizona, Raquel Rubio-Goldsmith.

Con 'difícil' historia

A raíz del Tratado de Guadalupe Hidalgo, firmado entre México y Estados Unidos en 1848, nuestro país cedió gran parte de su territorio a la Unión Americana, incluido lo que actualmente es Arizona.

Cuando la frontera que divide a México y Estados Unidos quedó con el trazo actual, quedó también trazada una historia de desencuentros, de intereses económicos, de racismo, aseveró la académica.

En entrevista con Notimex, Rubio-Goldsmith expuso que hace más de 100 años empezó la contratación de mexicanos en empresas mineras en Arizona.

“Los dueños decían que ellos no eran racistas pero a los trabajadores, para tenerlos divididos, usaban el tema racial y al trabajador mexicano le pagaban la mitad de lo que les pagaban a los inmigrantes europeos”, refirió.

Durante la época de la Depresión, en los años 30, la mano de obra de los inmigrantes mexicanos dejó de ser bien recibida. Esto dio lugar a una ola de mensajes políticos contra la “inmigración ilegal”, que promovían la idea de que los recién llegados atraían el crimen, lo que hacía surgir clamores por su deportación.

En Tucson, cientos de miles de mexicanos con o sin documentos fueron deportados en una alianza entre las autoridades locales y el gobierno federal, hecho histórico conocido como “La Repatriación” que resultó en la deportación de medio millón de personas en el suroeste de Estados Unidos, abundó Rubio Goldsmith.

A partir de 1994, con la firma del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), inició un fuerte éxodo de campesinos mexicanos hacia Estados Unidos.

Ello dio pie a la militarización y el cierre de los principales cruces fronterizos urbanos entre Estados Unidos y México, lo cual detonó el incremento del número de muertes de migrantes en el desierto de Arizona.

“Paralelamente mucha de la gente que vino a quedar en Arizona, que se vino a establecer aquí, era gente blanca, era gente que venía de Texas y de otros estados. Muchos de los que conformaron la Patrulla Fronteriza eran policías texanos. Hay una historia de un odio racial tremendo ahí”, añadió.

Fuerte problema racial

La catedrática señaló que en la década de los 80 comenzó un éxodo migratorio hacia la ciudad Phoenix que viene del centro de Estados Unidos.

Aquí se habla de la migración que viene del sur, no se habla de la que viene del oeste. “Es gente blanca que se identifican como americanos. Que dicen que ellos son los únicos americanos; los negros no les caen bien, los indios no les caen bien y los mexicanos no les caen bien”.

“Son viejos, protestantes, casi todos jubilados o en vías de jubilados y ven a cualquier mexicano como un invasor o ilegal. Son dos migraciones en conflicto por temas raciales, de generación”, mencionó.

“Muchos de los gobernantes y políticos que han impulsado leyes como la SB1070 son de este grupo de blancos que han dominado la escena política de Arizona”, dijo Rubio.

La abogada y activista pro migrante, Isabel García también declaró que a partir de la firma del TLCAN empezó un fuerte éxodo de campesinos mexicanos hacia Estados Unidos y con ello se “militariza la frontera, cerrando el paso de todos los migrantes”.

“Se cierran a la inmigración sin documentos los cruces de Tijuana-San Diego, Nogales-Nogales, El Paso-Juárez. La gente antes cruzaba la frontera para ir a las cosechas a California, a Washington, en Oregon. Regresaban con sus dólares o hacia familia aquí. En 1994 cerraron la frontera y dejaron abierto Arizona para crear un embudo por un estado muy conservador y racista”, comentó.

'Aporte' mediático

También los medios de comunicación en Arizona han jugado un papel protagónico contra los migrantes. Ellos hicieron famosos a los rancheros cazamigrantes o “Minute Man”, al ponerles el micrófono para “despotricar” contra los mexicanos y repetir cada noche en los noticieros la misma imagen de migrantes cruzando la frontera.

Un estudio de la Universidad de Arizona evidenció que a pesar de estar a poco mas de 140 kilómetros de la frontera, casi 20 por ciento de los habitantes del sur de Tucson reportaron maltrato de la Patrulla Fronteriza. Pero 80 por ciento de esa población son ciudadanos estadounidenses, no indocumentados, y se les detuvo sólo por su apariencia mexicana.

El cónsul de México en Tucson, Ricardo Pineda Albarrán, reconoció esta compleja e histórica situación para los migrantes mexicanos en Arizona, pero señaló que el tema del intercambio turístico, económico y comercial con México puede ser el detonante para ir dejando atrás este clima adverso.

'Dependencia' estadounidense

Expuso que cada año visitan Arizona 20 millones de personas, con una derrama anual mayor a 2 mil millones de dólares. Cien mil empleos dependen del comercio con México y 60 por ciento de las hortalizas de invierno provenientes de México ingresan por esta frontera y se distribuyen en todo Estados Unidos.

“Diariamente los visitantes de Sonora en Tucson dejan un impacto económico de 7.3 millones de dólares”, por lo que se trabaja y confía en que las detenciones por el color de la piel y la apariencia se terminen y se acabe por reconocer la importancia que tiene Sonora, Sinaloa y todo México para la economía de Arizona.

En el centro de Tucson, un imponente monumento de Francisco Villa a caballo se erige justo frente al cuartel de la Patrulla Fronterizal. Las casas de adobe del llamado “old town” recuerdan a los primeros pobladores y migrantes mexicanos. Los 'malls' se llenan los fines de semana de sonorenses que realizan el llamado “shopping”.

Así es Arizona y su añeja, difícil y a veces contradictoria relación con México.

(Información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios