20 de Septiembre de 2018

México

México, paraíso de la renta de vientres a nivel mundial

Agencias que se dedicaban a esto en India o Tailandia se han instalado en el país porque la práctica no se prohíbe.

La maternidad subrogada es un peligro que amenaza a los países de América. (Archivo/EFE)
La maternidad subrogada es un peligro que amenaza a los países de América. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook México, paraíso de la renta de vientres a nivel mundialCompartir en Twiiter México, paraíso de la renta de vientres a nivel mundial

Eugenia Jiménez/Mónica García/Mileno
MÉXICO, D.F.- Próximamente en el Senado se presentará una iniciativa para modificar la Ley General de Salud que busca prohibir que una mujer alquile su vientre para gestar un bebé y se le pague por ello, así lo informó la senadora priísta Mely Romero en entrevista con Milenio.

Lo que buscan con esta iniciativa es generar conciencia, poner el tema sobre la mesa y decir "es un problema, está sucediendo y no podemos cerrar los ojos ante esta situación", sobre todo cuando mujeres en condición de alta vulnerabilidad caen en la explotación o trata de personas: "Es alarmante saber que a México se le considera un paraíso para la maternidad subrogada a escala mundial", señaló Romero.

Para la senadora, el que esté permitido en dos entidades de México (Tabasco y Sinaloa) abre la posibilidad de que esta práctica se extienda en el resto del país. En principio podría verse como una labor altruista, pero no es así, "lo que sucede es que es una industria de procreación de niños que se presta para otros fines: para explotar a las mujeres, denigrarlas, y se trafica con los bebés".

Las agencias de subrogación que antes estaban en India o Tailandia ahora se vienen a instalar en México porque la práctica no está prohibida; buscan a mujeres que viven en condiciones vulnerables y les ofrecen dinero, pero "muchas veces las encierran, las alejan de sus familias y les dan un trato indigno, no les dan la atención médica debida y, en algunos casos, las vuelven a enganchar".

Adelantó que ya hay pláticas con la Secretaría de Salud y "con los legisladores de otros partidos; coincidimos en que es un asunto que se debe legislar porque de lo contrario se va a seguir posibilitando la explotación de mujeres, el tráfico de niños y de órganos".

Señaló que se debe modificar no solo la Ley de Salud sino también el Código Penal, además de que existe una iniciativa sobre trata que aún no se aprueba; por eso se buscan otras normas "para tipificar como delito la explotación de mujeres con fines reproductivos y establecer sanciones para personas que se presten para esta práctica".

La prohibición de esta práctica evitará el riesgo de que se convierta en un problema de trata, tráfico de niños y hasta de órganos. En países de Asia se han encontrado granjas donde encierran a mujeres solo para "parir, bebé tras bebé".

"Son tan serias las consecuencias negativas que vale la pena prohibir está práctica en México", como se ha hecho en Alemania, España y Francia, países de primer mundo que en ocasiones voltean a ver al nuestro.

Región en peligro

La maternidad subrogada es un peligro que amenaza a los países de América, por lo que es necesario establecer leyes que penalicen esta práctica de "renta de vientres", advirtieron los legisladores que participaron en Washington en la Cumbre Regional de las Américas, que se realizó en el Capitolio —que alberga las dos cámaras del Congreso de EU.

En la cumbre se indicó que esta industria se ha consolidado y genera importantes ingresos económicos para quienes ofrecen el servicio porque los centros intermediarios buscan a mujeres gestantes que se ubican generalmente en las clases socioeconómicas más bajas.

Algunos de los países con mayor riesgo son México, Colombia y Guatemala, donde ya operan centros de maternidad subrogada. Detallaron que las parejas demandantes provienen en su mayoría de EU, Reino Unido, Australia, Alemania, Francia, España, Canadá y Brasil.

Desde 1976, fecha en que se registró el primer caso en EU, la maternidad subrogada se ha registrado en varias partes del mundo y ha provocado confusiones, abusos, conflictos, reacciones y contradicciones. A escala mundial los vacíos legislativos abundan.

En EU esta práctica se permite abiertamente en algunos estados, otros no cuentan con una regulación detallada, restringen aspectos o la aprueban como modalidad altruista; los demás la prohíben.

Otro ejemplo es Perú, donde la práctica no está tipificada como delito; sin embargo, reconoce las complicaciones que tiene. En Argentina no existe una legislación específica, pero está prohibida. En Colombia no existe una prohibición y por ser una técnica de reproducción asistida jurídicamente, es legal.

En México la "renta de vientres" está permitida en Tabasco (desde hace 18 años) y Sinaloa; solo Coahuila la prohíbe; sin embargo, hay hospitales privados que lo practican bajo otros nombres.

Durante los talleres de la cumbre, Marcelo Bartolini Esparza, de la delegación mexicana, presentó el libro Maternidad subrogada. Explotación de mujeres con fines reproductivos, del Early Institute, y destacó que la realidad "nos desafía, porque la trata de personas es disfrazada de maternidad subrogada" y en zonas indígenas y de alta marginación se engaña a las mujeres para utilizar su vientre.

En EU y Canadá los procesos de subrogación tienen un costo de 100 mil a 150 mil dólares. En México los centros de subrogación lo ofrecen con un descuento de hasta 70 por ciento. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios