17 de Diciembre de 2017

México

México tiene un millón de niños genio

Se estima que en el país existen aproximadamente un millón de niños y adolescentes sobredotados, a los cuales hay que guiar para pierdan en el camino.

Según el Cedat, la sobrecapacidad suele confundirse en un 93 por ciento con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. (conacytprensa.mx)
Según el Cedat, la sobrecapacidad suele confundirse en un 93 por ciento con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. (conacytprensa.mx)
Compartir en Facebook México tiene un millón de niños genioCompartir en Twiiter México tiene un millón de niños genio

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- “Quiero ser científico para salvar el mundo”, manifestó entusiasmado Abner Daniel Vázquez Ortiz, niño sobredotado de 10 años de edad.

“He escuchado del apocalipsis de la basura y la contaminación y quiero contribuir a resolver esos problemas para que queden en el pasado y todos podamos vivir en un mundo mejor”.

Así como Abner Daniel Vázquez Ortiz, se estima que en México existen aproximadamente un millón de niños y adolescentes sobredotados, es decir, con un coeficiente intelectual superior a 130 puntos, de acuerdo con datos del Centro de Atención al Talento (Cedat).

¿Qué pasa con los niños sobredotados?

De esta gran cantidad de niños sobredotados, algunos quieren ser científicos para contribuir a atender algunos problemas que aquejan a la sociedad; sin embargo, la mayoría se pierde en el camino, según investigaciones realizadas por el Cedat.

Según el Cedat, la sobrecapacidad suele confundirse en un 93 por ciento con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. La mayoría de las veces, maestros y padres de familia no saben diferenciar uno del otro.

Esta situación es la principal causa de pérdida del talento nacional, ya que un diagnóstico equivocado generará un manejo inadecuado y, por lo tanto, el desperdicio del potencial de los niños con capacidades intelectuales sobresalientes, señala el documento.

Al respecto, Agustín Solares, profesor del taller de robótica del Programa Integral para el Diagnóstico y Atención a la Sobredotación Intelectual (PIDASI) que se realiza en la Ciudad de México, expresó que “se pierden muchos talentos que pueden contribuir al desarrollo del país porque no son diagnosticados de manera adecuada”.

Guiar a los pequeños grandes genios

Actualmente no hay un programa nacional que ayude a diagnosticar y acompañar al niño sobredotado, hay algunos esfuerzos que son locales o estatales pero no existe uno nacional, indicó Agustín Solares.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, señaló que es importante contar con una iniciativa que guíe y “acompañe” al niño para que ese talento no se pierda o se enfoque en actividades nocivas.

“Lo que nosotros hacemos en este programa es canalizar todo ese potencial que ellos tienen para que puedan desarrollarse mejor y se puedan integrar a la sociedad, ya que generalmente este tipo de niños son excluidos o ellos mismos se apartan de la sociedad, se sienten como el ‘frijolito en el arroz’”.

El bullying aplasta el talento

Estamos en una sociedad un tanto agresiva donde todo o todos los que son diferentes a lo normal o lo promedio son objeto de bullying, indicó Rocío Labastida Gómez de la Torre, directora general del Centro de Ciencias de Sinaloa.

Manifestó que “los niños sobresalientes son muy atacados por sus compañeros y muchas veces la reacción de estos pequeños es mimetizarse con su grupo, es decir, se hacen los ‘normales’ para que puedan pasar desapercibidos, mientras que otros prefieren aislarse”.

En este sentido María del Carmen Robledo, mamá del pequeño José Ignacio Muñoz, quien es un niño sobredotado, indicó que “pueden ser niños muy inteligentes y creativos pero también es difícil que desarrollen ese talento porque son niños que sufren bullying”.

Asimismo, Elizabeth Márquez Gómez, niña sobredotada de 14 años de edad, lamentó que la gente tenga ciertos estereotipos de los niños y jóvenes que tienen un coeficiente intelectual mayor y les hagan burla.

“La gente tiene un estereotipo de que los niños que somos sobredotados podemos hacer y resolver todo en cinco segundos, pero no es así, la sobredotación no se ve reflejada tanto en la inteligencia en la escuela, sino en saber resolver problemas más rápido y la creatividad que uno tiene al resolverlos. Yo a veces saco 10 y mis compañeros dicen 'ahí viene la ñoñita o la matadita'”.

No obstante, tanto Abner Daniel como Elizabeth señalan que, gracias al apoyo de su familia y a la asesoría integral que han recibido a través del programa de Atención a la Sobredotación Intelectual, ahora pueden hablar de la situación de bullying que sufrieron sin que les cause conflicto.

Además de que han podido aprender a desarrollar sus capacidades de mejor manera, ya que conviven con otros pequeños iguales que ellos y se contagian del entusiasmo de sus compañeros.

“Podemos hablar de lo que queremos, de nuestros sueños… la mayoría queremos ser científicos, en diferentes áreas pero científicos porque creemos que en la ciencia y la tecnología está el futuro de la humanidad”, dijo Abner Daniel.

Un caso de éxito que celebrar

Uno de estos niños sobredotados es Héctor Augusto Martínez Ramírez, quien a sus 14 años de edad ya se ha colgado varias medallas en competencias nacionales e internacionales.

Este niño no conoce barreras, a pesar de que tiene el síndrome de Asperger (SA) y déficit de atención, su capacidad intelectual, sus ganas por salir adelante y entusiasmo son más grandes.

Y es que a sus 14 años Héctor Augusto Martínez Ramírez ha ganado a nivel estatal en el concurso Código Ciencia; a nivel nacional ha sido galardonado en ExpoCiencias; y a nivel latinoamericano ha puesto en alto el nombre de México al salir laureado en el concurso de Infomatrix.

Héctor Augusto Martínez expresó que a él no le importa ser sobredotado intelectualmente o no, lo que él busca es “demostrarle al mundo que una persona con autismo puede cumplir sus metas como cualquier otro individuo”.

Destacó que una de sus metas en la vida es ser neurólogo, “me llama mucho la atención, quiero estudiar el cerebro, porque es uno de los órganos más complejos que todavía guarda muchos secretos por descubrir”.

Respecto a cuál es la clave para triunfar, el pequeño de 14 años, que estudia en la Secundaria Técnica No. 40 en Guadalajara, indicó que “no hay una clave para ser exitoso, lo que hay son factores, quizá uno de ellos es el esfuerzo”.

Encaminar el talento a la ciencia

Para despertar la vocación científica y cultivar el talento de niños y jóvenes mexicanos sean sobredotados intelectualmente o no, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) realiza diversas actividades a través del Programa Jóvenes Talentos.

Por ejemplo, desde hace 17 años realiza la Feria Nacional de Posgrados de Calidad, en la cual se dan cita más de un centenar de instituciones de educación superior, tanto nacionales como extranjeras.

Asimismo, desde 2013 el Conacyt realiza el Encuentro de Jóvenes Investigadores, en el cual se abre un espacio nacional para que los mejores proyectos de estudiantes de licenciatura de cada una de las áreas de conocimiento, de cada entidad federativa, confluyan en un mismo lugar.

También realiza la Feria Nacional de Ciencia e Ingenierías, la cual tiene el objetivo de fomentar la vocación científica y tecnológica de los jóvenes y captar talentos innovadores a partir de los 14 años de edad.

Además tiene esfuerzos en todo el país, como Robótica en tu Escuela, Aldea Científica, Clubes de Ciencia, Activando el Nervio Óptico y Cohetes Educativos, entre otros.

Asimismo, apoya diversas actividades de comunicación pública de la ciencia como museos interactivos y planetarios digitales, con el fin de acercar la ciencia, la tecnología y la innovación a toda la población.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios