15 de Diciembre de 2017

México

Ordenan a minera reparar el desastre ambiental en el Río Sonora

El derrame de desechos tóxicos alcanzó varios arroyos y la presa El Molinito, la cual fue cerrada inmediatamente por la Conagua.

Juan José Guerra Abud, titular de Semarnat, descartó que el derrame haya ocurrido por las lluvias, como indicó la minera Grupo México. (Notimex)
Juan José Guerra Abud, titular de Semarnat, descartó que el derrame haya ocurrido por las lluvias, como indicó la minera Grupo México. (Notimex)
Compartir en Facebook Ordenan a minera reparar el desastre ambiental en el Río SonoraCompartir en Twiiter Ordenan a minera reparar el desastre ambiental en el Río Sonora

Agencias
MÉXICO, D.F.- La empresa minera Grupo México es responsable del derrame de sulfato de cobre que contaminó los ríos Bacanuchi y Sonora, por lo que deberá resarcir los daños al medio ambiente y a la salud de la población, informó la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En conferencia de prensa, el titular de la dependencia, Juan José Guerra Abud, explicó que de acuerdo con las primeras inspecciones y monitoreos del caso, el derrame fue producido por una falla en el amarre de un tubo de polietileno y no por las lluvias.

Esas pruebas fueron corroboradas por autoridades de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que acudieron al lugar a efectuar una vista técnica y elaboró un dictamen que revela cómo se produjo esta falla.

El estudio revela que el derrame se ocasionó por un fenómeno conocido como tubificación en una de las piletas de lixiviados y por la falta de una válvula en la pileta de demasías imputable a la empresa.

Cierran presa El Molinito

El derrame alcanzó el arroyo Tinajas, afectado en 17.6 kilómetros; el Río Bacanuchi, en 64 kilómetros; y el Río Sonora en 190 kilómetros, y cuyo líquido llegó hasta la presa El Molinito, que tiene un almacenaje de 15.4 millones de metros cúbicos, 20 por ciento de su capacidad.

Guerra Abud aseguró que de inmediato la Conagua determinó el cierre de esta presa y que de acuerdo con los muestreos recientes se ha corroborado que no muestran evidencias de contaminación fuera de las normas.

Agregó que debido a la magnitud de las afectaciones que se prevé que tenga este incidente, y con base en estimaciones de algunos especialistas en la materia, “se podría considerar como el peor desastre ambiental en la industria minera del país de los tiempos modernos”.

A su vez, el titular de la Conagua, David Korenfeld Federman, aseguró que desde el 8 de agosto pasado se aplicó el protocolo correspondiente para evitar consecuencias hidrológicas y restringió el agua del río, así como en los 322 pozos y norias ubicados a 500 metros a cada margen del río.

Además, precisó, ha hecho mil 30 muestreos analizados por laboratorios certificados en Hermosillo y la ciudad de México y que han revelado que entre los contaminantes vertidos en el agua se encuentran: cobre, arsénico, aluminio, cadmio, cromo, fierro, manganeso y plomo, cuyos niveles han estado fuera de las normas.

Expuso que la Conagua además de evaluar el impacto del derrame, inició el procedimiento administrativo contra la empresa para la remediación de la calidad del agua e impuso una obligación a la empresa de hacer un monitoreo superficial y subterráneo dos veces al mes durante los próximos cinco años.

Medidas urgentes

También, continuó, se han puesto a disposición de la población 32 pipas para distribuir agua, 10 plantas potabilizadoras portátiles, se entregaron recipientes para almacenar 500 mil litros de agua y 37 funcionarios llevan a cabo los procedimientos de medición permanente de la calidad del agua en la zona afectada.

Al respecto, el titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro Bélchez, detalló que se determinó la aplicación de medidas de urgente aplicación para mitigar los daños al medio ambiente.

Por ello se procedió a la inmediata clausura del riego del patio de lixiviados, la neutralización del pH con cal y productos de limpieza, y se ha procedido con los estudios que ayuden a determinar la magnitud del daño para proceder a aplicar la respectiva sanción que podría ascender a unos 40 millones de pesos.

Dichos dictámenes determinarán el tiempo que tardarán en recuperarse las partes dañadas y en caso de no ser posible se decidirá la sanción y compensación por parte de Grupo México, explicó.

Declaraciones inexactas

Aseguró que de acuerdo con estimaciones de sucesos similares, en el mundo, la magnitud del daño pudiera llevar a cifras de cientos o miles de millones de pesos, por lo que se trabaja con diversas instancias de gobierno para determinar el grado de afectaciones.

Advirtió que en días recientes la empresa emitió expresiones públicas inexactas al decir que el derrame había obedecido a precipitaciones pluviales atípicas, lo cual fue descartado con reportes del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) que demuestran lo contrario.

En tanto, el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Mikel Arriola Peñalosa, añadió que se han llevado acciones de saneamiento básico, control epidemiológico y operación sanitaria de la Secretaría de Salud para garantizar la seguridad de los pobladores del lugar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios