25 de Septiembre de 2018

México

Se cumplen 90 años del voto de la mujer; persiste discriminación

Olga Sánchez Cordero de Garcíadijo que como ministra, ha alzado la voz para transformar la realidad política de las mujeres en México.

"El 51.82 por ciento del padrón electoral y de la lista nominal a cargo del INE, se encuentra conformado por mujeres", aseguró la ministra Olga Sánchez Cordero de García. Imagen de una mujer al momento de depositar su voto en las elecciones de 2015.(Archivo/Notimex)
"El 51.82 por ciento del padrón electoral y de la lista nominal a cargo del INE, se encuentra conformado por mujeres", aseguró la ministra Olga Sánchez Cordero de García. Imagen de una mujer al momento de depositar su voto en las elecciones de 2015.(Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Se cumplen 90 años del voto de la mujer; persiste discriminaciónCompartir en Twiiter Se cumplen 90 años del voto de la mujer; persiste discriminación

Agencias
MÉXICO, D.F.- La ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Olga Sánchez Cordero de García Villegas, dijo que a noventa y ocho años de distancia del voto de la mujer, nos encontramos con resabios de este pensamiento, que se traducen en la vida cotidiana en un trato discriminatorio contra la mujer, según informó Notimex.

Así lo señaló, al participar durante la Jornada por la Justicia, la Paz y la Igualdad, organizado por la Comisión para la Igualdad de Género del Senado de la República.

La ministra recordó la frase de Olympe de Gouges, quien dijo: “El propósito de cualquier asociación política, es la conservación natural e imprescriptible de los Derechos de Mujeres y Hombres”.

Ante el senador Roberto Gil Zuarth, presidente de la Mesa Directiva; Diva Gastélum Bajo, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género; las senadoras Angélica de la Peña y Martha Elena García Gómez, Olga Sánchez dijo que en los casi veintiún años que lleva como ministra, se ha expresado en la discusión y elaboración de diferentes sentencias, con la finalidad de transformar la realidad política de las mujeres en México.

“La diferencia de los sexos determina la diferencia en la aplicación de las actividades; en el estado en que se encuentra nuestra sociedad, la actividad de la mujer no ha salido del círculo del hogar doméstico, ni sus intereses se han desvinculado de los miembros masculinos de la familia.

“No ha llegado a nosotros a romperse la unidad de la familia, como llega a suceder con el avance de la civilización; las mujeres no sienten, pues, la necesidad de participar en los asuntos públicos, como lo demuestra la falta de todo movimiento colectivo en ese sentido”, dijo.

Las normativas deben permitir a las mujeres ocupar los cargos de representación con oportunidades reales

La impartidora de justicia mencionó que los derechos políticos no se fundan en la naturaleza del ser humano, sino en las funciones reguladoras del Estado, en las funciones que debe ejercer para que se mantenga la coexistencia de los derechos naturales de todos; en las condiciones en que se encuentra la sociedad mexicana no se advierte la necesidad de conceder el voto a las mujeres.

Recordó que la ideología del Constituyente del 17 reproducía el pensamiento que tenían en el mundo antiguo sobre la mujer, en el cual, la política y la filosofía eran labores que se llevaban a cabo de manera exclusiva por los hombres en el Ágora, en contraste con el Oikos o el hogar, donde se encontraban los hijos, los viejos y las mujeres, la vida corporal y material; un lugar en donde se supone que no se pensaba.

“A noventa y ocho años de distancia de este peculiar discurso, nos encontramos con resabios de este pensamiento, que se traducen en la vida cotidiana en un trato discriminatorio contra la mujer”, lamentó la ministra.

Dijo que en el caso de México, el reconocimiento de los derechos políticos de las mujeres, a nivel federal, llegó de la mano con la famosa iniciativa presentada por el presidente Lázaro Cárdenas del Río, y culminada por el presidente Adolfo Ruiz Cortines, para que las mujeres pudiesen votar por primera vez en la historia de nuestra República.

En nuestros días, dijo la impartidora de justicia, el 51.82 por ciento del padrón electoral y de la lista nominal a cargo del Instituto Nacional Electoral (INE), se encuentra conformado por mujeres.

Esto es un aproximado de cuarenta y cuatro millones de mujeres mexicanas que deben contar con igualdad real de oportunidades para, en el caso de que ellas lo decidan así, ocupar un cargo desde diputadas, gobernadoras, presidentas municipales, síndicas o regidoras, hasta el de Presidenta de la República.

Advirtió que ya no se trata de que las mujeres puedan tener únicamente el derecho a votar o a ser votadas, sino que las condiciones, tanto normativas como fácticas, sean tales que permitan a las mujeres ocupar los cargos de representación con oportunidades reales.

Esto, sin simulaciones y bajo un principio efectivo de alternancia, dado que el desarrollo sobre el derecho a la igualdad política entre mujeres y hombres, ha transitado de una cuestión meramente formal a una vertiente de carácter sustantivo.

Olga Sánchez Cordero enfatizó que ante este escenario, la Suprema Corte de Justicia de la Nación no ha sido omisa ante los fenómenos de igualdad entre mujeres en el ámbito de los derechos políticos.

En el pleno se ha analizado el tema de las cuotas de género en materia electoral para la integración de los congresos estatales y el federal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios