19 de Septiembre de 2018

México

Pedir de comer le costó la vida a una niña

El homicida declaró que su hija se había muerto por una congestión por comer mucho y la había sepultado a espaldas de su morada.

La menor fue sepultada en un hoyo que serviría para una cisterna en el domicilio. (Excélsior)
La menor fue sepultada en un hoyo que serviría para una cisterna en el domicilio. (Excélsior)
Compartir en Facebook Pedir de comer le costó la vida a una niñaCompartir en Twiiter Pedir de comer le costó la vida a una niña

Agencias
TEPOZTLÁN, Morelos.- Una niña de 14 años de edad fue asesinada por su padre y enterrada en el interior de su domicilio, ubicado a un costado de la autopista México-Cuautla a la altura de la colonia La Obrera del municipio de Yautepec, a unos tres kilómetros de la caseta de Tepoztlán.

De acuerdo con los datos proporcionados por los agentes de la Policía de Investigación Criminal, hace unas semanas una menor de 15 años de edad, acudió a la Fiscalía General del Estado (FGE) para denunciar a su progenitor por violencia familiar.

La joven le confesó a los elementos policiacos que en total eran 11 hermanos, quienes vivían en condiciones precarias en una vivienda construida de carrizo y lámina a orillar de la autopista.

En su relato, la denunciante comentó que su padre, de nombre Gildardo Rendón, los golpeaba y amarraba con unas cadenas, según relata el diario Excélsior.

La adolescente manifestó que el pasado 12 de Julio del año en curso, una de sus hermanas de nombre María le pidió de comer a su papá, quien, enfurecido, la golpeó con una tabla, hasta que le quitó la vida.

Con ayuda de su esposa, al ver que la niña estaba muerta, la enterraron en un agujero que habían hecho para hacer una cisterna, dentro del predio en el que vivían.

'Murió por congestión'

Al pasar los días, Gildardo Rendón acudió a denunciar la desaparición de la menor de edad, para tratar de despistar a las autoridades por el homicidio.

Para confirmar la versión de la joven, los policías acudieron a la casa y detuvieron al matrimonio durante la tarde del sábado.

Tras un interrogatorio, el homicida le dijo a los uniformados que su hija se había muerto por una congestión por comer mucho y la había sepultado a espaldas de su morada.

Al lugar llegó el personal de Protección Civil del municipio de Tepoztlán, quien al escarbar encontró a la víctima.

Dormían en el suelo

La zona fue acordonada hasta que los peritos realizaron las investigaciones, después el Servicio Médico Forense (Semefo) realizó el levantamiento del cadáver.

Los elementos de la Policía de Investigación Criminal, pidieron el apoyo de los paramédicos para valoraran a los otros 10 niños sobrevivientes, quienes tenían marcas de golpes y desnutrición.

En la morada había una mesa, trastes, ropa y un sillón en donde dormía el ahora presunto responsable, ya que los menores de edad eran acostados en el suelo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios