24 de Junio de 2018

México

“Ni encontronazos ni repliegue ante el narco”

PF dice que en cuatro meses bajó 12% la incidencia de homicidios y 26% la de secuestro.

Galindo Ceballos asegura que la fuerza de la PF es de 36 mil elementos. (Milenio)
Galindo Ceballos asegura que la fuerza de la PF es de 36 mil elementos. (Milenio)
Compartir en Facebook “Ni encontronazos ni repliegue ante el narco”Compartir en Twiiter “Ni encontronazos ni repliegue ante el narco”

Ignacio Alzaga/Milenio
MÉXICO, DF.-El viraje en la política anticrimen del presidente Enrique Peña Nieto no significa el repliegue de las fuerzas federales, por el contrario, se atacará con inteligencia y coordinación de los tres niveles de gobierno a todos los cárteles y grupos delictivos sin excepción para reducir la violencia; no mediante el “choque” ni el “encontronazo” directo, asegura Enrique Galindo Ceballos, comisionado general de la Policía Federal (PF).

Comenta a MILENIO que ya no habrá exhibiciones públicas de capos ni de presuntos líderes del narcotráfico (una constante en el sexenio pasado).

“Nosotros no vamos a volver famosos a los delincuentes ni hacerlos ídolos de nadie”, dice, y destaca la recuperación de territorios de los que se llegó a apoderar el crimen, como La Laguna.

El funcionario, quien tiene bajo su mando a 36 mil efectivos —lo que convierte a la PF en la tercera mayor corporación por el número de elementos operativos después de Ejército y Armada—, da a conocer algunos logros de los primeros cuatro meses de esta administración y señala que al inicio de su gestión el diagnóstico fue de una crisis severa de seguridad.

Galindo Ceballos es cauto al aportar datos y revela una tendencia nacional a la baja en el número de homicidios de 12.38 por ciento, además de la captura de 9 mil 837 presuntos delincuentes entre diciembre de 2012 y marzo de 2013, lo que representa un incremento de 3 por ciento respecto al mismo periodo anterior, de los cuales unos 350 pertenecen a la “franja que más daño hizo al país en materia de violencia”.

Otros logros de la PF son la reducción de 26 por ciento en los secuestros respecto al mismo periodo del año pasado y la liberación de 256 víctimas, además de 500 por ciento más cocaína decomisada, 300 por ciento más de mariguana y la incautación más importante de crystal en los últimos 10 años.

Admite que se trata solo de indicadores. “No estamos conformes, no estamos satisfechos, no debe morir nadie, esa es nuestra postura, pero esto se mide por indicadores. Quiero dejar muy claro que no es un triunfo de nada, los datos hablan del mayor despliegue de inteligencia, de las intervenciones basadas en inteligencia y no en choque”.

El funcionario señala que hay coordinación de la PF, Gobernación, PGR, Sedena y Marina con estados y municipios, algo que no ocurrió en la administración de Felipe Calderón, cuando los reproches fueron mutuos.

Comenta que la estrategia de seguridad se aplica por regiones, porque el crimen organizado se ha fragmentado, lo que dificulta su combate, aunque con labores de inteligencia se ha podido desmantelar a organizaciones delictivas sin un solo disparo.

“Nosotros no vamos a volver famosos a los delincuentes ni hacerlos ídolos de nadie”, comisonado PF

“No estamos actuando por impulsos ni por sensaciones de que podemos tener un resultado; estamos teniendo resultados concretos de inteligencia que luego materializamos en operativos con detenciones.”

Refiere que un caso de éxito es La Laguna, donde el Estado logró reducir la violencia criminal con la captura de cabecillas de grupos que desataron la ola de crímenes. El comisionado sostiene que se hablará lo menos posible de cárteles para no estigmatizar a las regiones y zonas del país, y agrega que todas las organizaciones criminales son combatidas por igual.

En su oficina de avenida Constituyentes, en la Ciudad de México, se le pregunta a Galindo Ceballos cómo encontró a la corporación.

“El doctor Manuel Mondragón, comisionado Nacional de Seguridad, nos ordenó hacer un doble diagnóstico: cómo está la institución y cómo está el problema que vamos a atender.

“Encontramos una Policía Federal trabajando, sólida, fuerte, con grandes capacidades  tecnológicas, humanas, profesionales, en las que sin embargo habría, y es en lo que hoy estamos trabajando, que sentar nuevos protocolos de actuación, de homologación de sistemas de trabajo, de articulación con entidades federativas, con municipios, lo que hemos denominado gerencia policial.

“Las capacidades están ahí, pero hay que ponerlas a trabajar, hay que ponerlas a disposición de los ciudadanos y cambiar una mística de trabajo de la PF, muy cercana a la ciudadanía, y dejar de ser una policía de enfrentamiento, de persecución, de choque, a ser una policía de servicio, de atención, de cercanía.

“La segunda parte del diagnóstico la conocemos todos, el país (estaba) envuelto en una crisis de seguridad reconocida por todos, con una problemática severa, en donde había muchas distorsiones en el propio fenómeno delictivo que afectaba las decisiones políticas…así se toma al país.”

El mando sostiene, en tanto, que el objetivo es lograr una adecuada seguridad pública para vivir en paz y reactivar la economía, además de recuperar espacios perdidos como carreteras, zonas urbanas y metropolitanas.

¿Se ha privilegiado la inteligencia sobre los enfrentamientos?

La nueva política operativa de la PF está orientada a tener mayor información, mayores análisis y mayores productos de inteligencia que nos permitan ser más certeros en su operación.

“Aunque el número de detenidos no es para mí un indicador válido, en estos cuatro meses hemos alcanzado casi 10 mil detenidos, de los cuales catalogo entre 350 y 400 detenidos de alto impacto, que son miembros de estructuras criminales, líderes, sicarios, lugartenientes y jefes de plaza, que son parte de la franja que más daño le hizo al país en materia de violencia.

“Nos hemos ido a atender, que es también una de las nuevas disposiciones operativas, a territorios, no importa qué grupo domine y cuántos haya, sino enfocándonos a la recuperación del territorio.

De los 10,000 detenidos, en 4 meses, entre 350 y 400 son de alto impacto.

“Un ejemplo simbólico es La Laguna, donde encontramos una lucha de poder de grupos criminales antagónicos y peleando con el Estado y los municipios. En un mes hemos logrado, si no erradicar el problema, sí controlar el  territorio, regresamos al estatus quo de hace un par de años, es decir, que la gente puede salir en la noche, además de que reactivamos parte de la economía, tanto de Torreón como de Gómez Palacio y Lerdo.

“Se detuvo a casi toda la estructura de uno de esos grupos y a la mitad de la estructura del antagónico; todos los líderes se trajeron detenidos y hoy están consignados. Fueron procesos de inteligencia: no hay un solo muerto, no hay disparos, no hay necesidad de generar violencia de más.

¿Qué grupos operan en esta región?

Hay dos fundamentalmente, pero es parte del fenómeno delictivo que se está dando la fragmentación de los grupos; hay grandes cárteles que operan en regiones del país, pero luego éstos se van escindiendo, haciendo grupitos, se van apoderando de pequeños territorios. Los tenemos identificados. Una de las políticas es no darles nombre y apellido, porque no queremos generar publicidad innecesaria para estos grupos.

“Cambiar la visión operativa de no ir a atender grupos, sino atender territorios, nos permite garantizar al ciudadano que esté quien esté, no importa si es fuerte, si es chico o grande, vamos a rescatar sus condiciones de paz, de tranquilidad y de vida.”

¿Esta fragmentación complica el combate de los cárteles?

Esa es la complejidad a la que nos enfrentamos. Antes había dos o tres  grandes grupos; hoy puede haber otro número mayor, porque se van fragmentando y, desde luego, se multiplican. Hay que irlos combatiendo a todos. Algo fundamental es hacer frente común contra todos, no uno sí y otro no.

“El crimen organizado opera por regiones, no por estados, y nosotros impulsamos la regionalización para atender al fenómeno delictivo en todo el territorio. Esto implica la suma a una mesa de trabajo de todos los actores a nivel regional y no atender la delincuencia en Tamaulipas o Nuevo León solamente.”

¿Ya no son tan vistosos los operativos, pero la PF no se ha replegado?

Sin duda. Diría incluso que al contrario. Hemos generado un despliegue inteligente, esa es la mejor respuesta, yo no tengo un solo policía guardado, tengo todos mis policías desplegados bajo una visión de presencia de la Policía Federal en el mayor espacio del territorio mexicano, haciendo inteligencia, haciendo investigación, recopilando datos, arrojando productos, coordinándome con otras instancias del gobierno federal, Sedena, Marina, Cisen, PGR e intercambiando productos de información y desde luego dando resultados.

¿Hay una tendencia a la baja en secuestros?

En secuestro hemos logrado una tendencia a la baja,  no solo como esfuerzo de la PF, sino de muchos actores.

“En la estadística de los cuatro meses que transcurren, comparados con los cuatro meses del año pasado, traemos una tendencia de 26 por ciento de disminución en secuestros  atendidos, y lo exitoso del tema es que hemos recuperado a 256 víctimas de sus captores y detenido a más de 120 secuestradores. Nuestro estilo de informar es diferente ahora, no queremos hacer famoso a ningún delincuente ni hacerlo ídolo de nadie.

“El homicidio doloso, el que está relacionado con la violencia de manera directa, también ha registrado una tendencia a la baja en el mismo periodo, de hasta 12 por ciento.”

¿Cuántos homicidios son?

Entre 250 a 280 homicidios menos. No quiere decir absolutamente nada, no estamos conformes, no estamos satisfechos, porque no debe morir nadie. Parte de la estrategia que se ha dictado para controlar la violencia es tener mayor presencia de la policía; eso no habla de repliegue, sino de lo contrario, habla de un despliegue de inteligencia mayor, sumada con las capacidades de los órganos federales y estatales; son intervenciones basadas en inteligencia y no al choque, no al encontronazo, habla de un proceso muy integrado entre la PGR y la PF para detener gente concreta.

¿Qué hay con los operativos de precisión?

No solo hubo en La Laguna, tuvimos intervenciones similares en Fresnillo, Zacatecas, donde nos mataron a un policía federal y se hizo la investigación y en un solo operativo detuvimos 28 personas.

En Michoacán, también en un solo operativo en Apatzingán, tuvimos 16 detenidos; en el Estado de México coadyuvamos con las autoridades en un momento de crisis  y en un solo ejercicio se detuvieron a 19 miembros del crimen organizado. Esos son ahora el tipo de operativos que vamos a estar viendo, operativos que desarticulan estructuras completas y no propiamente a una sola persona.

¿Se acabaron las presentaciones mediáticas?

Prácticamente cambiamos el modelo de presentación. No queremos darle mayor importancia a alguien que ha hecho daño al país, lo que sí queremos es ponderar la actividad de la policía, de las instituciones, y eso es lo que hoy es importante, recobrar la posición social de las instituciones y no darle más importancia a las estructuras criminales.

¿Qué otros indicadores tiene en materia de seguridad?

En armas también tenemos un buen récord de aseguramiento, no refleja mucho, pero estamos por encima de los indicadores del año pasado y en recuperación de vehículos robados traemos como un 14 por ciento más.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios