20 de Septiembre de 2018

México

"No los tiene la policía, ¿se los tragó la tierra o qué?"

Once jóvenes de Tepito fueron levantados de un antro de la Zona Rosa; autoridades, sin línea clara de investigación.

Los investigadores no han logrado recabar mucha información. (Agencias)
Los investigadores no han logrado recabar mucha información. (Agencias)
Compartir en Facebook "No los tiene la policía, ¿se los tragó la tierra o qué?"Compartir en Twiiter "No los tiene la policía, ¿se los tragó la tierra o qué?"

Agencias
MÉXICO, D.F.- Once jóvenes fueron secuestrados a plena luz del día en un bar que presta servicio a deshoras en la Zona Rosa de la Ciudad de México, una zona por lo general tranquilo de oficinas, restaurantes, bares y clubes de baile, denunciaron el jueves sus angustiados padres.

El aparente secuestro masivo supuestamente ocurrió en algún momento entre las diez de la mañana y el mediodía del domingo muy cerca del Paseo de la Reforma, la principal arteria de la ciudad, cerca del monumento del Angel de la Independencia y sólo a una cuadra y media de la embajada de Estados Unidos, según publica The Associated Press.

El incidente es el segundo caso de que acapara la atención de los medios en el escenario de entretenimiento mayormente irregular de la ciudad, y se registra 20 días después de que individuos mataron a golpes al nieto del activista estadunidense de los derechos civiles Malcolm X en un centro nocturno de Garibaldi, en el centro de la capital del país.

Los familiares exigieron a las autoridades que encuentren a sus seres queridos y marcharon el jueves por la mañana desde el edificio de la Secretaría de Gobernación hasta el Zócalo. Más tarde protestaron frente al bar, que tiene un letrero que dice Bicentenario Restaurante-Bar, y exigieron ver el video de vigilancia del local.

Vecinos de Tepito señalaron que es posible que los secuestrados sean 15 o 16

"No sabemos cómo pudo haber desaparecido tanta gente así nomás a plena luz del día", dijo Josefina García, madre de Said Sánchez García, de 19 años y su único hijo. "Que no los tiene la Policía. ¿Entonces quién, se los tragó la tierra o qué?".

La madre de Sánchez García agregó que su hijo no estaba implicado en actividad delictiva alguna y se dedicaba a la venta de productos de belleza en un puesto de un mercado.

Las autoridades de la Procuraduría General de Justicia indicaron que recibieron las denuncias sobre la desaparición de 11 personas, pero García dijo que los habitantes del barrio de Tepito, un sector difícil en la ciudad y de donde eran las víctimas, creen que los secuestrados podrían ser 15 o 16.

Las víctimas conocidas son seis hombres, la mayoría veinteañeros, un adolescente de 16 años y cuatro mujeres jóvenes.

Aunque no están claros los motivos de esta agresión, residentes de Tepito dijeron que ha habido una ola de secuestros de jóvenes del vecindario en los últimos meses que podrían estar relacionados con actividades del crimen organizado.

Reunión en la Procuraduría

Este jueves, después de dos horas de reunirse con familiares de los desaparecidos, la Procuraduría General de Justicia del DF impidió que las personas tuvieran contacto con los medios de comunicación, ya que decidió trasladar en camionetas oficiales a las víctimas indirectas hasta sus domicilios en el barrio de Tepito.

De acuerdo con el sitio web de MILENIO, una llamada telefónica alertó a los otros parientes que aguardaban en la entrada principal del edificio de la Procuraduría capitalina para que se retiraran “porque ellos ya iban camino a Tepito a bordo de vehículos”.

Alejandro Sánchez Chávez, abuelo de Said Sánchez, de 16 años, fue quien hizo el anuncio.

Cuestionado al respecto, el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Edmundo Garrido, desestimó el hecho y se concretó a señalar que la reunión había concluido y en ella se estableció que ya analizan varias horas de grabaciones de cámaras instaladas en la zona, además de que aplicará el protocolo de atención a víctimas.

Sobre indicios que los lleve a la ubicación de los 11 jóvenes, entre ellos un menor de edad y tres mujeres, el funcionario advirtió a las familias que "por el momento no tienen una línea clara de investigación".

Por otra parte, en entrevista con Yuli García para Milenio Noticias, Leticia Ponce, madre de uno de los desparecidos, mencionó: “Nos recibió el subprocurador Edmundo Garrido, no el procurador capitalino y desde ahí fue el descontento… Mañana (por hoy) tenemos una junta en la PGR en Reforma 215”.

Con respecto a los videos dijo: “que los van a revisar pero todavía no hay nada”. Sobre la verificación de antecedentes, la mamá comentó que ese tema aún no lo habían tocado.

Al cuestionársele sobre la actividad de su hijo ella dijo que él le ayuda, porque ella trabaja como comerciante y que no consumía estupefaciente alguno.

El barrio bravo

Tepito es el centro de actividades de mercado negro en la ciudad; ahí se venden armas, drogas, así como artículos robados y de contrabandos.

Los secuestros colectivos son raros en la Ciudad de México pero frecuentes en otras partes del país, donde actúan carteles de las drogas que disputan territorios a grupos rivales.

El procurador general de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos, informó que los investigadores han podido recabar muy poca información sobre las desapariciones.

Los parientes de los desaparecidos creen que los jóvenes estaban a media mañana del domingo en el antro cuando meseros y empleados del lugar los sacaron a la calle, donde individuos armados los metieron en vehículos y se los llevaron. Las familias de las víctimas reconocieron que eso es lo que han escuchado.

Ríos dijo que las autoridades no han localizado a ninguno de los empleados del lugar ni se ha presentado ningún testigo. "No existe la certeza de cómo se haya dado este evento", expresó. "No tenemos algún testigo, alguna persona que haya declarado el tema de algún comando armado.

Los fiscales colocaron el jueves en la puerta principal del antro los avisos de clausura del establecimiento. En los avisos se indicaba que la unidad antisecuestros investiga la desaparición de personas en el lugar.

Sin supervisión

Las desapariciones de estos jóvenes constituyen la tragedia más reciente que tiene como escenario algún antro en la Ciudad de México, donde es muy común que funcionen sin gran supervisión este tipo de establecimientos.

Malcolm Shabazz, nieto del finado activista estadounidense de los derechos civiles Malcolm X, fue asesinado el 9 de mayo durante una riña que se suscitó cuando a él y un amigo les entregaron una cuenta equivalente a 1,200 dólares en un antro cercano a la Plaza Garibaldi, un lugar de reunión de músicos de mariachi en otro barrio difícil en la zona centro de la ciudad. Dos meseros del lugar fueron arrestados en relación con el homicidio de Shabazz.

Antros de dudosa reputación continúan funcionando a pesar de que a menudo se vende en su interior drogas y los lugares violan los horarios de cierre, normas sobre estacionamiento de vehículos y expenden alcohol a los menores.

En junio de 2008, la Policía capitalina realizó una redada en un bar para investigar la venta de alcohol a menores. El operativo generó una estampida de jóvenes presa del pánico que buscaban la salida mientras policías intentaban contenerlos. Poco más de 10 jóvenes murieron en esos hechos.

(Con información de The Associated Press y MILENIO)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios