22 de Mayo de 2018

México

'Nuestra granja no sería lo mismo sin mexicanos'

Granjeros canadienses reconocen el esfuerzo de los agricultores que llegan a su país acogidos en el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales.

Las hermanas Galicia fueron las primeras mujeres que aprovecharon el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales para viajar a Canadá. (Notimex)
Las hermanas Galicia fueron las primeras mujeres que aprovecharon el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales para viajar a Canadá. (Notimex)
Compartir en Facebook 'Nuestra granja no sería lo mismo sin mexicanos'Compartir en Twiiter 'Nuestra granja no sería lo mismo sin mexicanos'

Agencias
TORONTO, Canadá.- Julie Hunter, propietaria de la granja Hunter Farms, cerca de las cataratas del Niágara, en Ontario (Canadá), evitó cualquier tipo de comparación entre los trabajadores agrícolas mexicanos y los canadienses, pues los primeros -dijo- son más dedicados.

Esta granja forma parte de las 203 que se acogieron al Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (PTAT) México-Canadá en 1974. Ahora, 40 años después, este programa brinda empleo por un máximo de ocho meses cada año a 18 mil 500 trabajadores agrícolas mexicanos.

En la granja Hunter trabajan ocho mujeres, dos de ellas tienen 23 años laborando aquí y otras dos tienen 10 años.

Las hermanas Margarita y Concepción Galicia Chamorro fueron de las primeras mujeres que comenzaron a venir a Canadá bajo este programa en 1989.

“Ellas son muy dedicadas al trabajo. Muchas veces ellas son los que me enseñan y valoramos su opinión”, señaló la empleadora Hunter al referirse a las hermanas Galicia.

La granjera canadiense fue entrevista en el marco de la celebración del 40 aniversario del PTAT, realizada la noche del miércoles por el consulado general de México en Toronto.

“Nuestra granja no sería lo mismo si ellas no vinieran. Ellas trabajan más duro que yo. La dedicación que muestran al trabajo no se compara con la de ningún canadiense”, agregó Hunter, quien ha tenido trabajadoras de otros países.

“Hemos tenido trabajadores agrícolas de diferentes nacionalidades y sin duda puedo decir que los mexicanos son los mejores”, enfatizó.

Buena relación

Las hermanas Galicia, originarias de Tlaxcala, dijeron que el hecho de no tener hijos les ha ayudado a estar tanto tiempo lejos de México, aunque tienen familia a la que ayudan económicamente.

“Hemos remodelado nuestra casa, construimos un lugar para poner un restaurante, donde trabajamos los cuatro meses que estamos en México”, añadió Margarita.

Trabajan un promedio de nueve horas y media diarias y los sábados mediodía.

“El trabajo sí es algo cansado, pero el pago nos estimula mucho”, señaló Margarita, quien junto con su hermana este año está trabajando en el invernadero de flores Voogt Green Houses.

Un ejemplo de la buena relación que mantienen con la que fue su empleadora por 23 años es que en esa granja tienen un pequeño huerto donde siembran jitomate y otros vegetales, que han vendido en la misma tienda de la granja y de lo cual toman parte de las ganancias.

'Don José', originario de Hidalgo, ha dado educación a sus seis hijas gracias a su trabajo en Canadá

Margarita Galicia comentó que seguirá viniendo al programa, aunque manifestó que no descarta la posibilidad de hacer trámites para residir en Canadá.

“Tenemos nuestras raíces en México, peo no descartamos esa posibilidad”, mencionó.

“Muchos de estos trabajadores acaban siendo parte de la familia”, aseguró Kenneth Forth, quien desde hace siete años preside la asociación que agrupa a los granjeros canadienses (Forign Agricultural Resource Management Services (FARMS).

“Hay gente que critica el programa, pero los testimonios de los trabajadores muestran que el PTAT funciona”, sostuvo.

Forth resaltó que los mexicanos no trabajan “para nosotros” sino que trabajan “con nosotros”.

En entrevista para Notimex se refirió a las recientes críticas en Canadá al programa de trabajadores temporales por desplazar a los canadienses, sobre todo en el sector de la comida.

“Este programa (PTAT) funciona diferente. Las partes involucradas nos reunimos cada año y lo revisamos y hacemos propuestas para resolver los problemas que haya. Eso hemos hecho por 40 años”, aseveró Forth, quien es parte del Consejo de Directores de FARMS desde hace 23 años.

Como en casa

Eutequio Mauricio San Juan, conocido como “Don José”, es originario del Valle del Mezquital, Hidalgo, y lleva 27 años trabajando en la granja Chateau des Charmes, que produce uvas.

En promedio, envía a su familia 600 dólares quincenales (7 mil 176 pesos), con lo que le ha dado educación a sus siete hijos.

En la ceremonia donde el cónsul general Mauricio Toussaint les entregó diplomas de reconocimiento por su labor en Canadá, Don José detalló con orgullo las carreras de cada una de sus seis hijas: maestra de primaria, dos en informática, enfermería, ingeniera química y diseño gráfico.

“El patrón me trata bien, me siento tranquilo, como que estoy en mi casa”, dijo al referirse a la relación que mantiene con su empleador canadiense.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios