23 de Septiembre de 2018

México

Hombre disparó contra joven que robó a su hija para casarse

La tradición de antaño es "raptar a la novia" antes de casarse y después pedir permiso.

El joven fue asesinado a balazos por su suegro, luego de realizar la costumbre entre los enamorados del Istmo de Tehuantepec. (Foto: Debate)
El joven fue asesinado a balazos por su suegro, luego de realizar la costumbre entre los enamorados del Istmo de Tehuantepec. (Foto: Debate)
Compartir en Facebook Hombre disparó contra joven que robó a su hija para casarseCompartir en Twiiter Hombre disparó contra joven que robó a su hija para casarse

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Una de las tradiciones para los enamorados en el Istmo de Tehuantepec es "raptar" a la novia para después pedir el permiso de matrimonio a la familia de ella, eso fue lo que dos jóvenes acordaron, pero la respuesta que obtuvieron del padre de ella no fue la que esperaban.

De acuerdo con el portal La Silla Rota, siguiendo una tradición zapoteca, en Juchitán de Zaragoza, un joven enamorado decidió robarse a su novia y después concretar la pedida de su mano para contraer matrimonio, pero esto no agradó al padre de la joven, quien a balazos mató al chico.

También te puede interesar: Adolescente mata a balazos a los padres de su novia

El hecho ocurrió horas antes de cerrar el año 2017, cuando el padre de la novia acudió al domicilio de Mario B.P, ubicado en el callejón 2 de octubre en la cuarta sección de Juchitán, a reclamar el hecho de "raptar" a su hija para casarse

El hombre sacó un arma de fuego y sin ningún tipo de remordimiento disparó a su futuro yerno, solo por el hecho de estar molesto.

Las autoridades de justicia iniciaron la carpeta de investigación correspondiente para que el asesinato no quede impune y llevar a la cárcel al responsable del asesinato.

En el Istmo de Tehuantepec, y especialmente en Juchitán de Zaragoza hay una tradición de antaño para los enamorados: "raptar a la novia" antes de casarse, y después pedir permiso y anuencia a los padres de la joven para poder contraer matrimonio.

Cuando el novio roba a la novia, la tradición indica que la mujer tiene que, en su primera noche con el joven, comprobar su virginidad, es decir mostrar la sábana blanca manchada de sangre, aunque en muchos casos este ritual se va practicando con menos frecuencia.

En el caso de Mario y su novia, habían decidido seguir esta tradición, pero su determinación solo trajo la muerte para el futuro novio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios