20 de Septiembre de 2018

México

Operativo Guerrero Seguro, ¿éxito o fracaso?

Tras su implementación, el estado ha ocupado el primer lugar en homicidios; en lo que va del año se han registrado 29 por cada 100 mil habitantes.

A  Acapulco llegó una unidad de élite especializada en la atención de secuestros, extorsión y cobro de piso, además de patrullaje las 24 horas en calles y accesos al puerto. (notisistema.com)
A Acapulco llegó una unidad de élite especializada en la atención de secuestros, extorsión y cobro de piso, además de patrullaje las 24 horas en calles y accesos al puerto. (notisistema.com)
Compartir en Facebook Operativo Guerrero Seguro, ¿éxito o fracaso?Compartir en Twiiter Operativo Guerrero Seguro, ¿éxito o fracaso?

Jesús Badillo/Milenio
MÉXICO, D.F.- En 2011 cuando fue puesto en marcha el Operativo Guerrero Seguro, el estado ocupaba el tercer lugar en homicidios del país, al año siguiente llegó al primero, y ahí sigue.

La tasa de homicidios dolosos de 2011 fue de 62 por cada 100 mil habitantes; al año siguiente, subió a 66 asesinatos y para 2013 bajó a 59, pero siguió en primer lugar del país.

En los primeros ocho meses de 2014, la tasa de homicidios dolosos fue de 29 por cada 100 mil habitantes, la más alta del país, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El 6 de octubre de 2011, el entonces secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, anunció el Operativo Guerrero Seguro ante el alza en los homicidios, principalmente en Acapulco.

En 2011, la extorsión en Guerrero registró una tasa de 2.45 casos y con eso ocupó el lugar 20 en el país

"La violencia por rivalidad delincuencial en Guerrero ha alcanzado niveles de alto riesgo", dijo Blake Mora. Agregó que en Acapulco los homicidios vinculados con el narcotráfico habían crecido 357 por ciento en un año. Ese municipio era en ese momento el segundo más violento de México.

La estrategia conjunta entre el gobierno federal y estatal arrancó el viernes 7 de octubre de 2011 y tenía cuatro objetivos: detener y debilitar al crimen organizado, fortalecer a las instituciones, proteger de la delincuencia a los guerrerenses y reconstruir el tejido social.

Algunas acciones incluían la certificación y depuración de los cuerpos policiacos municipales y estatales, mediante procesos de selección y filtros de seguridad.

A  Acapulco llegó una unidad de élite especializada en la atención de secuestros, extorsión y cobro de piso, además de patrullaje las 24 horas en calles y accesos al puerto; revisiones permanentes y aleatorias en lugares de entretenimiento y en giros negros; incentivar la denuncia ciudadana.

Tres semanas después de la puesta en marcha del operativo, el gobernador Ángel Aguirre presumió una baja de 40 por ciento en la incidencia delictiva.

El vocero del gobierno de Guerrero, Arturo Martínez, dijo el 31 de octubre de 2011 que con el operativo 35 personas habían sido detenidas; decomisaron seis vehículos y recuperaron otros 55 con reporte de robo; además de ejecutar una orden de aprehensión y un cateo.

Casi un año después, el 11 de septiembre de 2012, Aguirre dijo que 393 policías estatales reprobaron los exámenes de control de confianza, de los cuales 80 ya habían sido dados de baja y el resto estaba en proceso de depuración.

Secuestro y extorsión

Guerrero ocupaba en 2011 el primer lugar en la tasa nacional de secuestro con 3.94 por cada 100 mil habitantes. Para el año siguiente subió a 4.71 y en 2013 a 5.87; sin embargo, bajó al tercer escalafón en ese delito en el país.

En 2011, la extorsión en Guerrero registró una tasa de 2.45 casos y con eso ocupó el lugar 20 en el país. Para el año siguiente ese delito aumentó a 3.8 y tuvo el lugar 21 y para 2013 creció la tasa a 4.94 extorsiones por cada 100 mil habitantes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios