11 de Diciembre de 2017

México

Pemex transformará sus gasolineras en 2015

La paraestatal lanzará una nueva franquicia a fin enfrentar la apertura del mercado de combustibles a partir de 2017.

En México hay más de 10 mil 500 estaciones de servicio de la franquicia Pemex. (Archivo/Notimex)
En México hay más de 10 mil 500 estaciones de servicio de la franquicia Pemex. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Pemex transformará sus gasolineras en 2015Compartir en Twiiter Pemex transformará sus gasolineras en 2015

Patricia Tapia/Yeshua Ordaz/Milenio
MÉXICO, D.F.- El próximo año la franquicia de Pemex lanzará su nueva imagen para las estaciones de gasolina, las cuales ofrecerán otros servicios, entre ellos los bancarios.

José Ángel García Elizondo, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, declaró a Milenio que en 2017, cuando se dé la apertura de gasolinas a inversionistas privados, la red de estaciones ya deberá estar modernizada, con el fin de hacer frente a la competencia.

"Es muy importante destacar que la red de estaciones de servicio cuenta con los más altos estándares en seguridad y cuidado del medio ambiente; los cambios que estaremos viendo serán en la imagen", agregó.

"Los (empresarios) que se queden con Pemex tendrán una transformación en su oferta de servicios en sus estaciones, en todas; porque el año que entra la petrolera lanzará una nueva franquicia, con servicios financieros, que brindarán soluciones integrales para el automovilista, a fin de que puedan realizar compras del súper, lavado y cargas de telefonia en el mismo lugar."

En México hay más de 10 mil 500 estaciones de servicio de la franquicia Pemex, que dejará de ser la única a partir de 2017, cuando se sumen otras nacionales y extranjeras.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones de Servicios, la inversión que se requiere para tener una gasolinera es de alrededor de un millón de dólares.

Los últimos datos apuntan que los márgenes de utilidad por ventas para las franquicias son de 6.5 por ciento del total de ventas de gasolina Magna y Premium, y diésel.

En México, en promedio mensualmente se venden gasolinas con un valor estimado de 28 mil millones de pesos.

García aseguró que la infraestructura cubre el mercado nacional, es decir, a los 33 millones de vehículos en el país, pero ahora lo que se necesita para que las firmas mexicanas capten clientes es esa ampliación de oferta de servicios.

Asimismo, ya se comienzan a percibir en todo el país, "desde Tijuana hasta Cancún", las asociaciones entre empresarios para tener poder adquisitivo y buscar proveedores diferentes a Pemex, a fin de comprar gasolina a un precio más competitivo para entrar al nuevo modelo de negocio derivado de la reforma energética.

El sector está muy pulverizado, pues "75 por ciento de las gasolineras pertenece a familias o personas que poseen una o dos estaciones, y ya empiezan a surgir iniciativas de alianzas estratégicas o sinergias".

Una de las primicias de la reforma energética es que se tendrán precios más baratos, pero eso dependerá de la proveeduría, y de una reducción sería hasta después de 2018.

Otra cara para la franquicia

Otra franquicia que anunció un nuevo modelo de negocios fue Burger King, marca que abrió el primer restaurante de construcción modular en el país, que ofrece reducir los riesgos al poder ser reubicable.

"Hasta ahora el éxito de los restaurantes dependía de la ubicación donde se decidía construir, por el tiempo que dura el contrato de franquicia, que es de 20 años; de esta forma se anticipaban los riesgos", comentó Francisco Demesa, director de Burger King para México.

La construcción en el formato modular representa el mismo costo de uno tradicional; sin embargo, al erigirse más proyectos como ése se podrá reducir en 20 por ciento la inversión.

Otra ventaja de la construcción modular es el tiempo en que se realiza, ocho semanas con perspectiva de reducirla a seis, cuando en el formato tradicional es de 12 semanas, lo que representa un ahorro de tiempo de 40 por ciento. El periodo para reubicarlo es de tres semanas, además, permiten utilizar materiales que generan menos desechos y permite un ahorro energético de aproximadamente 65 por ciento en climatización.

Demesa agregó que el costo por reubicar el restaurante es de 20 por ciento de la inversión inicial en el edificio, lo que supone una reducción de 80 por ciento del riesgo de inversión.

Miguel Álvarez, franquicitario de la marca y dueño del restaurante, mencionó que fueron tres motivos por los cuales se optó por este modelo pionero en Latinoamérica; como estrategia financiera la compañía se planteó el reto de hacer restaurantes reubicables: "No podemos controlar el entorno, si cambian las condiciones y caen las ventas podemos ponerlo en otro lado". Otro motivo es por una estrategia de sustentabilidad, y el tercero es que el espacio permita la operación de una grúa, para que pueda mover los módulos que integran el restaurante.

Por tal motivo no es un modelo que se aplique para todos los restaurantes, solo para los que lo permita el espacio.

Álvarez adelantó que en seis meses abrirán otro Burger King bajo ese concepto en Querétaro, con el doble de tamaño y áreas diferenciadas, más mesas y playground.

Hemos hecho un esfuerzo para mantener y bajar nuestros precios y ofrecer producto de alta calidad, a pesar del crecimiento de la inflación en todos los insumos que manejamos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios