15 de Diciembre de 2017

Peña Nieto asume bajo acoso de violencia y pobreza

El futuro Presidente encara "la ineficiencia burocrática y la corrupción, como principales obstáculos para hacer negocios en México", señala el Foro Económico Mundial.

La economía parece no perfilarse como un dolor de cabeza para Peña Nieto. (Agencias)
La economía parece no perfilarse como un dolor de cabeza para Peña Nieto. (Agencias)
Compartir en Facebook Peña Nieto asume bajo acoso de violencia y pobrezaCompartir en Twiiter Peña Nieto asume bajo acoso de violencia y pobreza

Agencias
MÉXICO, D.F.- La lucha contra la rampante corrupción y la batalla contra la pobreza y los poderosos cárteles del crimen serán los dos grandes desafíos que deberá afrontar Enrique Peña Nieto apenas se coloque el próximo sábado la banda de presidente de México para los siguientes seis años, según publica el sitio web ansa.it, que cita a politólogos.

El futuro mandatario promueve ya en el Congreso, con el apoyo de su Partido Revolucionario Institucional (PRI), dos iniciativas para encarar estos flagelos.

La primera consiste en la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública, a fin de agruparla en una "supersecretaría de Gobierno" y la supresión de la Secretaría de la Función Pública, que sería reemplazada por una Comisión Nacional Anticorrupción. (El Senado frenó esta iniciativa y tendrá que desifgnar a estos dos colaboradores)

La ola de violencia derivada de la actual estrategia contra el crimen lanzada por el presidente saliente Felipe Calderón hace seis años, con apoyo de las Fuerzas Armadas, mostró su agotamiento y desembocó en un fracaso contundente, a juicio de los analistas.

Hasta ahora, dejó más de 83 mil muertos;entre ellos 56 periodistas- y unos 20 mil desaparecidos, según cifras independientes además de provocar serios daños en el tejido social e infinidad de denuncias de abusos contra el Ejército y la Marina.

Además, otro de los resultados de la denominada "guerra de Calderón" es que "franjas enteras del país actualmente son controladas por cárteles, grupos criminales y brigadas de mercenarios", como señaló la periodista Anabel Hernández, en su reciente libro "México en llamas: el legado de Calderón".

El Estado será eficaz cuando Peña Nieto pueda domesticar a los poderes fácticos

En cuanto a la corrupción, según el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, tiene un costo en México de 85,000 millones de dólares, que es lo que se calcula gastan los empresarios en "mordidas" (coimas), lo que equivale a entre el 7 y el 9% del Producto Interno Bruto (PIB).

El Foro Económico Mundial considera que "la ineficiencia burocrática y la corrupción son los principales obstáculos para hacer negocios en México".

Aunque la economía parece no perfilarse como un dolor de cabeza para Peña Nieto, por cuanto la situación parece controlada, con más de 162,000 millones de dólares en reservas monetarias internacionales y una expectativa de crecimiento para este año de 3.5 a 4%, según el banco central, se teme una desaceleración provocada por la situación en Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, en el ámbito interno, el nuevo mandatario enfrentará un serio problema por la falta de "un equilibrio fiscal, justo, eficaz y sostenible, pues el Estado cobra poco, gasta mal y gasta más de lo que obtiene gracias a los ingresos del petróleo", como señaló el académico Carlos Elizondo.

Otro de los obstáculos que deberá hacer frente durante su gestión será el grave problema de los monopolios, ante los cuales el gobierno "ha claudicado", afirmó la politóloga Denisse Dresser.

Peña Nieto deberá ser "capaz de entender que el Estado sólo será eficaz cuando pueda domesticar a los poderes fácticos que hoy lo acorralan", señaló.

Sin embargo, el más formidable de los problemas contra los cuales le tocará lidiar al sucesor de Calderón será la creciente pobreza que afecta a casi la mitad de los casi 117 millones de mexicanos.

Entre 2008 y 2010, la cifra de pobres aumentó en 3.2 millones de personas, al pasar de 48.8 millones a 52 millones de personas, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Gonzalo Hernández, secretario ejecutivo del organismo independiente, pero que asesora al ministerio de Desarrollo Social, señaló que la cifra de personas en situación de pobreza extrema apenas aumentó un 0.2% , es decir, hubo 38 mil personas más para llegar a 11,7 millones.

El experto consideró que Peña Nieto deberá enfocar su política social en atacar "los ingresos bajos, el rezago educativo, la salud precaria, la falta de ahorro y la vivienda sin calidad".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios