18 de Diciembre de 2017

México

Peña Nieto empezó con el "pie derecho": Iglesia

La Jerarquía católica también señaló que el Presidente tuvo grandes omisiones, como la falta de una reforma a fondo del sistema judicial.

La Arquidiócesis dice que Enrique Peña Nieto tiene trece propuestas para "sacar al país del atolladero". (Archivo/Notimex)
La Arquidiócesis dice que Enrique Peña Nieto tiene trece propuestas para "sacar al país del atolladero". (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Peña Nieto empezó con el "pie derecho": IglesiaCompartir en Twiiter Peña Nieto empezó con el "pie derecho": Iglesia

Agencias
MÉXICO, D.F.- La Arquidiócesis de México aseguró que aunque el presidente Enrique Peña Nieto "inició con el pie derecho su gestión" con sus trece propuestas son para "sacar al país del atolladero en el que nos hemos mantenido durante décadas", cometió dos omisiones graves vinculadas al campo y al sistema de justicia, según publica Milenio.

En el semanario Desde la Fe, que se distribuye durante la homilía del cardenal Norberto Rivera Carrera, se establece que en el discurso presidencial hubo dos omisiones que se "ubican en la base de la injusticia social y de muchos otros males" como es la "indolencia gubernamental hacia los problemas del campo mexicano y nuestros campesinos, la mayor parte de ello sumidos en la miseria, aliviados a penas por programas más electoreros que impulsores de un verdadero desarrollo, como Procampo"

Y de "igual forma, destaca también la ausencia de una reforma a fondo del sistema judicial, una de las instituciones más deficientes y corruptas del país.

"Esta omisión no es menor cuando vemos los resultados del estudio del Proyecto Mundial de Justicia, que mide a los Estados en su capacidad de impartir justicia. Que coloca a México en el vergonzoso lugar 91 (de 97 países evaluados), concluyendo que la corrupción en nuestro país es un problema serio en todas las ramas del gobierno".

El estudio, citó el Semanario, establece que "el sistema de justicia criminal está en el lugar número 91, principalmente por debilidades en los sistemas de investigación y adjudicación, discriminación rampante contra grupos vulnerables, corrupción entre jueces y procuradurías, y violación de los derechos de debido proceso jurídico a los acusado".

Aunado a "este devastador estudio" se encuentra la Encuesta Nacional sobre el Sistema de Justicia Penal en México que da cuenta de manera meticulosa del "desastroso estado en que se encuentra la procuración de Justicia en nuestro país, toda vez que el porcentaje de mexicanos que dicen tener mucha confianza en la justicia es apenas un 6 por ciento, sólo por arriba de lo más desprestigiado en el país, que es la clase política que a penas alcanza un 3 por ciento de credibilidad".

Para la Arquidiócesis de México no "será posible combatir la corrupción y la impunidad que están en la base de la pobreza, la violencia y la descomposición social, sin reformar a fondo el sistema judicial mexicano. No se trata de atacar y demoler al Poder Judicial, sino de transformarlo, depurarlo y dignificar el ejercito de la justicia sin la cual no hay Estado de derecho ni será posible la consecución de la justicia, el desarrollo y la paz".

Por lo demás, la Iglesia Católica argumentó que las 13 propuestas atacan las causas de la mezquindad de algunos miembros de la clase política, lo que se refleja en la discordia en la que viven muchos mexicanos, el egoísmo, de los grupos de poder que no quieren ver minados sus intereses y la apatía generalizada de una población que soporta pasivamente el abuso de autoridad.

En la Homilía, Norberto Rivera Carrera llamó a los creyentes a preparar el camino del Señor, dejar de lado la soberbia y el orgullo, por la humildad. A elevar el ánimo desterrando el desaliento y el derrotismo.

"En el plano social se trata de rebajar las diferencias tan escandalosas, por la justicia; y subir los niveles infrahumanos de miseria, hambre, incultura, hasta llegar a los derechos humanos para todos".

Si en el adviento no provocamos el cambio, si no enderezamos el camino, si no nivelamos el terreno personal y social, si no quitamos los muros que nos separan, la Navidad pasará con pena y sin gloria.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios