17 de Octubre de 2018

México

Peña Nieto, todo un 'rockstar' en la Anáhuac

Atrás quedó aquel 'viernes negro' de la Ibero, donde tuvo que salir por la parte posterior de la Universidad en medio de abucheos y gritos de ¡fuera!.

Estudiantes de la Anáhuac pidieron una 'selfie' al presidente Peña, en su asistencia a la ceremonia por el 50 aniversario de la universidad (facebook.com/EnriquePN)
Estudiantes de la Anáhuac pidieron una 'selfie' al presidente Peña, en su asistencia a la ceremonia por el 50 aniversario de la universidad (facebook.com/EnriquePN)
Compartir en Facebook Peña Nieto, todo un 'rockstar' en la AnáhuacCompartir en Twiiter Peña Nieto, todo un 'rockstar' en la Anáhuac

Agencias
MÉXICO, D.F.- El presidente Enrique Peña Nieto tiene en la Universidad Anáhuac una recepción cálida para un día tormentoso... Nada que ver con el viernes negro en la Ibero.

En la Anáhuac —a donde acude a una ceremonia por su 50 aniversario—, todo es aplausos, porras, jóvenes emocionados por ver al mandatario federal. 

Ni la lluvia ni los truenos merman el ánimo en la Anáhuac del Norte, ubicada en el municipio de Huixquilucan, Estado de México.

El presidente se siente cómodo. Tanto, que decide dejar de lado el discurso que había preparado para improvisar un mensaje en el que recuerda sus tiempos de universitario, recapitula la transición democrática en México, pide a los jóvenes no temer al futuro y les sugiere prepararse para enfrentarlo.

El presidente se siente en casa. Así lo afirma tras escuchar al gobernador Eruviel Ávila, quien le da la bienvenida a la entidad que gobernó de 2005 a 2011, según publica el sitio web mexico.cnn.com.

El presidente está contento. Bromea sobre su edad con el rector Jesús Quirce, mientras ven un video sobre los egresados de la Anáhuac, entre los que se encuentran varios funcionarios federales.

Aunque Peña Nieto no es integrante de la comunidad de la Anáhuac, se rodea de miembros de su gabinete que sí lo son como exalumnos: Arely Gómez, procuradora General de la República; Juan José Guerra Abud, titular de Medio Ambiente; Roberto Campa, subsecretario de Gobernación; David Korenfeld, director de la Conagua, y Alberto Bazbaz, encargado de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

Lo acompaña incluso su hija, Paulina Peña Pretelini, quien en enero “debutó” como universitaria en la Anáhuac del Norte, institución de educación superior fundada por la congregación católica de los Legionarios de Cristo.

Peña, 'rockstar'

Los universitarios se amontonan para saludar al presidente y pedirle que se tome una selfie con ellos.

Quienes lo consiguen, tiemblan y gritan de la emoción, se felicitan por la toma lograda, se presumen sus fotos entre ellos y se aprestan a compartirlas en las redes sociales.

“Taggéame”, se solicitan para aparecer etiquetados en las publicaciones en Facebook, Twitter o Instagram.

Otros, se lamentan de que la foto no hubiese quedado lo bien que hubieran querido, pero se consuelan al pensar que pueden mejorarlas con un “photoshopazo”.

Los estudiantes comparten su emoción a través de mensajes de voz enviados por Whatsapp. “Estuvo sorprendente, conocimos a Peña”, cuentan orgullosos.

El presidente agradece a los jóvenes haber acudido al evento a pesar de ser viernes por la noche —arribó a la Sala de Exposiciones de la Biblioteca puntual a las 19:00 horas—, en vísperas del inicio de sus vacaciones escolares por Semana Santa.

Este encuentro es el primer foro universitario convocado por una institución particular al que asiste Peña Nieto desde el viernes 11 de mayo de 2012 en la Universidad Iberoamericana, donde el entonces candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Verde (PVEM) fue cuestionado por el operativo en Atenco, los feminicidios en el Estado de México y su supuesta cercanía con personajes como Elba Esther Gordillo y Carlos Salinas de Gortari e incluso la empresa Televisa.

El priista debió abandonar el recinto universitario a través de un operativo para distraer a los estudiantes que protestaban contra su presencia al grito de “asesino”, “ladrón”, “cobarde” y “fuera”.

Pero, a casi tres años del episodio —que marcó la campaña presidencial y dio origen al movimiento #YoSoy132—, Peña Nieto ya lo superó. Ni al caso en la Anáhuac. Los asistentes le dispensan trato de rockstar y le prometen apoyo para seguir “moviendo a México”.

"Sepa usted que puede contar con los jóvenes de la Universidad Anáhuac", le asegura Víctor Hugo Iglesias Mendoza, quien habló a nombre de los estudiantes en su calidad de presidente de la Federación de Sociedades de Alumnos.

El representante estudiantil agrega que, cuando salgan de las aulas, “habrá un mejor país”. Dado su entusiasmo, sus compañeros asistentes parecen coincidir.

Ellos, a diferencia de los periodistas o de los manifestantes en las calles, sí le aplauden.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios