15 de Octubre de 2018

México

'Pidamos los que nuestro corazón más quiera': Francisco

El líder de la Iglesia Católica visita a pequeños internados en el Hospital Infantil de México 'Federico Gómez'.

El Papa Francisco visitó a los pequeños internados en el Hospital Infantil <i> Federico Gómez</i>. (Notimex)
El Papa Francisco visitó a los pequeños internados en el Hospital Infantil Federico Gómez. (Notimex)
Compartir en Facebook 'Pidamos los que nuestro corazón más quiera': FranciscoCompartir en Twiiter 'Pidamos los que nuestro corazón más quiera': Francisco

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO, México.-  El Papa Francisco dijo a los niños internos en el Hospital Infantil Federico Gómez de la capital mexicana: “al ver sus ojos, sus sonrisas, me generaron ganas de darles gracias, gracias por el cariño que tienen al recibirme”.

El Papa fue recibido en el hospital por una comitiva encabezada por la primera dama Angélica Rivera, el secretario de Salud José Narro, el cardenal Norberto Rivera, y directivos de las instalaciones médicas.

En el Hospital Infantil, el Papa Francisco colocó una ofrenda floral en la estatua de San Agustín. Después entró a otra ala del nosocomio acompañado por el cardenal Norberto Rivera Carrera; el secretario de Salud, José Narro, y la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, donde también dio la bendición a varios niños, con quienes dialogó brevemente y les externó su cariño.

El Papa Francisco es grande por lo que dice, pero más grande por todo lo que hace y los niños de México le abren su corazón y reciben las virtudes de la fe y de la esperanza, expresó Angélica Rivera de Peña.

En su mensaje de bienvenida al Hospital Infantil de México, la presidenta del Consejo Consultivo Ciudadano del DIF agradeció la visita del pontífice y afirmó que los mexicanos “vamos a rezar por usted, como lo ha pedido, para que Dios le dé fortaleza y luz”.

En su recorrido por el nosocomio, Francisco saludó a niñas y niños internos en el centro hospitalario, a cada uno de los cuales obsequió un rosario y de quienes recibió dibujos y cartas, mientras uno de sus colaboradores les entregaba estampas con la imagen del pontífice.

El pontífice Jorge Bergoglio dirigió palabras de aliento a los pequeños, algunos aún de brazos, así como a familiares que los acompañaban, quienes agradecieron el gesto.

Antes de su discurso, Francisco pidió: “reza por mí”, a una niña que gritó: “Francisco, te amo”.

Francisco, en un cariñoso discurso en que evocó a Simeón, el abuelo de Jesús, y a la virgen de Guadalupe y su afecto materno por Juan Diego, agradeció al personal médico, que atiende a sus pacientes “no sólo con medicinas, sino con cariñoterapia”.

“A los chicos les voy a pedir una cosa: cerremos los ojos y pidamos lo que nuestro corazón hoy quiera: un ratito de silencio, con los ojos cerrados, y pidamos con el corazón”, pidió el pontífice, quien luego rezó el Ave María y volvió a pedir a los infantes rezar por él.

(Con información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios