21 de Septiembre de 2018

México

Porfirio Díaz no tuvo 'el talento' de dejar el poder

Bajo su extenso mandato, México conoció por primera vez la paz y el progreso, afirma su tataranieto.

Los restos de Porfirio Díaz reposan en el cementerio parisino de Montparnasse. (contenido.com.mx)
Los restos de Porfirio Díaz reposan en el cementerio parisino de Montparnasse. (contenido.com.mx)
Compartir en Facebook Porfirio Díaz no tuvo 'el talento' de dejar el poderCompartir en Twiiter Porfirio Díaz no tuvo 'el talento' de dejar el poder

Agencias
MÉXICO, D.F.- Repatriar los restos de Porfirio Díaz será un acto de provocación para una parte del país, toda vez que "la figura de Díaz ha sido polémica", reconoció el historiador, escritor, articulista y catedrático mexicano Carlos Tello Díaz (1962).

En entrevista para Notimex, el tataranieto de quien fuera presidente de México por tres décadas a finales del siglo XIX y principios del XX, propuso discutir al personaje y dejar de lado ese tema que, "ya se convirtió en deporte nacional".

Cabe recordar que en julio pasado, en el centenario luctuoso del ex presidente, en el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez propuso repatriar los restos de Díaz, que se encuentran en una cripta del panteón parisino de Montparnasse.

Al respecto, Tello dijo que "es un propuesta recurrente que es como deporte nacional y que se hace desde hace décadas, me parece que está bien donde está, que permanezca allá, y (mejor) que discutamos al personaje y al régimen.

"Y está bien allá porque está en un tumba, en los panteones más bonitos de una de las ciudades más bellas del mundo, es una tumba muy viva, constantemente visitada y porque los muertos deben ser dejados en paz", indicó Tello Díaz.

No tuvo talento 

El autor de obras como "El exilio: un relato de familia" y "La rebelión de las Cañadas", invitó a descubrir al citado personaje en su más reciente libro, titulado "Porfirio Díaz. Su vida y su tiempo. La Guerra 1830-1867", en la que rescata la figura militar y estadista de su tatarabuelo.

Se trata de la biografía más completa sobre el personaje, de quien recordó sus principales victorias militares antes de llegar a la Presidencia, y dijo que su principal error "fue no tener el talento de pasar la estafeta y dejar el poder, le costó caro, fue derrocado y murió en el exilio donde permanece hasta hoy".

Sin embargo, acotó, "no es un personaje odiado, tanto que recientemente se inauguró una escultura de él en la ciudad de Orizaba, tuvo buena prensa cuando se cumplieron 100 años de su muerte".

En todo caso "es polémico, porque fue un destacado general que combatió muy de cerca con Juárez en la Reforma e Intervención; y como presidente... dirigió un país que por primera vez conoció la paz y el progreso", indicó.

Guerra de guerrillas

Porfirio Díaz nació el 15 de septiembre en la ciudad de Oaxaca, hijo de José Faustino Díaz y Petrona Mori; en 1835 ingresó a la Escuela Miga, donde hizo sus primeros estudios, y en 1843 entró al Seminario Tridentino de Oaxaca, donde estudió matemáticas, gramática, física, lógica y latín.

De acuerdo con el sitio "presidentes.mx", en 1850 egresó del Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca (liberal) titulado en Derecho Romano, y para 1854 se incorporó a la lucha contra el dictador Antonio de Santa Anna, obteniendo tal éxito que se le adjudicó el puesto de jefe político del distrito de Ixtlán, Oaxaca.

En 1859 se incorporó a la Guerra de Reforma, lo que le posibilitó ser nombrado diputado y en 1861 general de división; luchó contra la intervención francesa de 1862 a 1867, tomando parte de la batalla del 5 de mayo del primer año en Puebla.

Al año siguiente fue hecho preso por los franceses, de quienes escapó, y luego de dialogar con el presidente Juárez ese mismo año se trasladó a Oaxaca, donde mantuvo una guerra de guerrillas que impidió la entrada francesa al estado.

Ante la llegada del emperador Maximiliano de Habsburgo, Porfirio Díaz y sus hombres derrotaron a los franceses en las batallas de Miahuatlán (3 de octubre de 1866) y Carbonera (18 de octubre del mismo año); el 2 de abril de 1867 tomó la ciudad de Puebla y el 15 de abril siguiente recuperó la Ciudad de México.

Años en el poder

Según el portal "bicentenario.gob.mx", en 1871 lanzó el Plan de La Noria, que buscaba impedir una segunda elección presidencial de Juárez, pero fue derrotado y amnistiado. En 1876 se volvió a rebelar, ahora contra el intento de reelección de Sebastián Lerdo de Tejada, llevando a la victoria a su Plan de Tuxtepec, promulgado el 10 de enero de ese año.

Después de una serie de victorias militares y movimientos políticos, Díaz fue nombrado presidente provisional de México del 29 de noviembre de 1876 al 6 de diciembre de 1876. Obtuvo el triunfo en las elecciones siguientes, por lo que su primer periodo oficial corrió del 5 de mayo de 1877 a noviembre de 1881.

Tras un periodo intermedio, volvió al poder en 1884 para dejarlo hasta el 25 de mayo de 1911, empujado por el inicio de la Revolución Mexicana. A bordo del vapor "Ipiranga" salió exiliado hacia París, Francia, donde murió el 2 de julio de 1915.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios