17 de Diciembre de 2017

El PRI resultó premiado... y castigado a la vez

Aunque mantuvo la mayoría en la Cámara de Diputados, perdió importantes gubernaturas como las de Nuevo León, Michoacán y Querétaro.

El triunfo del independiente Jaime Rodríguez en Nuevo León representó un duro golpe al PRI, tomando en cuenta que el actual gobernador, Rodrigo Medina, es de ese partido. (Notimex)
El triunfo del independiente Jaime Rodríguez en Nuevo León representó un duro golpe al PRI, tomando en cuenta que el actual gobernador, Rodrigo Medina, es de ese partido. (Notimex)
Compartir en Facebook El PRI resultó premiado... y castigado a la vezCompartir en Twiiter El PRI resultó premiado... y castigado a la vez

Agencias
MÉXICO, D.F.- A pesar del descontento con el gobierno y en general con los partidos políticos, el presidente Enrique Peña Nieto obtuvo en las elecciones un respiro al tener prácticamente asegurada una mayoría en el Congreso que le permite hacer avanzar propuestas legislativas sin necesariamente ceder ante sus opositores.

Con el 89.1% de las actas contabilizadas, los resultados preliminares de los comicios del domingo le daban al Partido Revolucionario Institucional (PRI) el triunfo en los comicios para renovar los 500 escaños de la Cámara de Diputados con un 28.92% de la votación, pero en coalición con otros dos partidos minoritarios que lo han apoyado alcanzaría cerca de 40% de los sufragios.

Los votantes eligen de manera directa a 300 legisladores y el resto son distribuidos a los partidos a partir del porcentaje que hayan obtenido, con lo cual la autoridad electoral y analistas estiman que la el PRI en coalición con el Partido Verde y Nueva Alianza obtendrían entre 245 y 263 asientos en la cámara baja.

En Nuevo León, un candidato sin partido arrebató el Gobierno del Estado al PRI: 'El Bronco'

"Yo podría asegurarlo, que Peña Nieto puede armar la mayoría con certeza", dijo Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, una de las encuestadoras más reconocidas en el país. "Tener más de 251, que es lo que necesita, es prácticamente un hecho", aseguró.

Sin embargo, dijo, "si el gobierno mide el resultado como que hay un aval a su gobierno, es que no entendió ese voto". De hecho, varios estados del país decidieron cambiar el partido que los gobernaba.

En las entidades, el voto de castigo a los partidos políticos es la tónica. Según los resultados preliminares (PREP) ofrecidos por los organismos electorales locales, cinco de nueve elecciones para renovar gobernadores muestran tendencias claras a la alternancia.

La maquinaria de los partidos no pudo retener el poder en Nuevo León, Sonora, Michoacán, Guerrero y Querétaro.

Nuevo León es el ejemplo más dramático de cómo el PRI perdió la elección estando un político tricolor en la gubernatura: Jesús Rodríguez "El Bronco" obtuvo prácticamente la mitad de los votos totales de la elección con 48.8 por ciento de la intención de voto, le sigue la candidata de la coalición PRI-PVEM-Panal, Ivonne Álvarez, con 23.5 por ciento y el candidato panista Felipe de Jesús Cantú con el 22.5 por ciento.

Otro estado en el que se dibujó la derrota al tricolor es Michoacán, donde Silvano Aureoles, candidato del PRD-PT, obtuvo la gubernatura tras el cierre definitivo del PREP. Le sigue el candidato del PRI-PVEM Ascención "Chon" Orihuela, con 8 puntos porcentuales menos y en tercer lugar la candidata panista Luisa María Calderón, con el 23.7 por ciento de los votos. 

La tercer derrota priista se registra en Querétaro, donde el actual gobernador José Calzada Rovirosa entregará, de seguir la tendencia que el PREP muestra actualmente, el cargo al panista Francisco Domínguez Servín, quien aventaja con el 47 por ciento de los votos, seguido del priista Roberto Loyola Vera, con el 39 por ciento con el 89 por ciento del cómputo del PREP estatal.

Unos se mantienen

El descalabro para el PAN se llama Sonora: la candidata priista Claudia Pavlovich aventaja con el 47.49 por ciento de los votos que arroja el PREP estatal, seguido del candidato panista Javier Gándara, quien tiene 40.7 por ciento. 

Guerrero se le complicó al PRD. Según el PREP del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, el candidato del PRI-PVEM Héctor Astudillo aventaja la elección con 36 por ciento de los votos computados al momento, seguido de Beatriz Mojica del PRD, quien le sigue los pasos con el 29 por ciento. 

De mantenerse las tendencias de los PREP en Campeche y Baja California Sur, el PRI y el PAN respectivamente, mantuvieron las gubernaturas. Son las elecciones de Colima y San Luis Potosí las más cerradas, con apenas 2 puntos porcentuales de diferencia entre los candidatos.

Las pendientes

Las elecciones que mantienen un margen cerrado son las de Colima y San Luis Potosí. 

Entre los candidatos al gobierno de San Luis Potosí, Sonia Mendoza del PAN y Juan Manuel Carreras del PRI-PVEM-Panal existe una diferencia de 1.6 por ciento a favor de este último con el 88.7 por ciento de las actas computadas. 

En Colima, el panista Jorge Luis Preciado tiene 39.66 por ciento de los votos según el PREP, y el priista José Ignacio Peralta tiene el 40.01 por ciento, esto es una diferencia de apenas 0.35 por ciento con el 93 por ciento del PREP completado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios