22 de Septiembre de 2018

México

Primero protestaron, pero después hasta se tomaron fotos

Gracias al diálogo, la Policía estatal liberó seis tiendas que durante siete horas fueron tomadas por docentes.

Se llegó a un acuerdo de que las tiendas serían liberadas una por una. (Archivo Notimex)
Se llegó a un acuerdo de que las tiendas serían liberadas una por una. (Archivo Notimex)
Compartir en Facebook Primero protestaron, pero después hasta se tomaron fotos Compartir en Twiiter Primero protestaron, pero después hasta se tomaron fotos

Rogelio Agustín/Milenio
GUERRERO.- Sin dar un solo golpe, la policía estatal liberó seis tiendas departamentales que durante siete horas mantuvo cerradas el Movimiento Popular Guerrerense y la CETEG, cuyos integrantes lanzaron “vivas” y hasta se tomaron fotos con el secretario de Seguridad Pública y Protección Civil de Guerrero, Guillermo Jiménez Padilla, al retirarse.

Desde las siete de la mañana, la CETEG movilizó varios contingentes que se apostaron en todas las puertas de acceso de las seis tiendas departamentales más importantes de la ciudad: Walt Mart, Soriana, Sam´s, Liverpool, Aurrerá y Comercial Mexicana.

Cuando el personal de dichos establecimientos llegó para iniciar su jornada ya no pudo ingresar.

Los representantes legales de cada tienda solicitaron el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, instancia que movilizó a más de 300 policías estatales habilitados con equipo antimotín.

Al frente se colocó el secretario de Seguridad Pública estatal, quien después de seis horas de bloqueo llegó a la primera tienda a un costado de palacio de gobierno.

En ese lugar había menos de 200 profesores y estudiantes, la mayoría mujeres que no quisieron encarar a los policías, así que los dirigentes aceptaron dialogar con el funcionario.

—Nos vamos a replegar hacia nuestro campamento, solamente le pedimos que haga a un lado a sus policías, para que no haya ningún tipo de agresión —soltó desde el primer contacto un profesor.

Usted debería ser senador o gobernador, gritaron maestras.

—Les agradezco mucho, no venimos a lastimar a nadie, solo queremos pedirles que liberen las entradas, sigan con su manifestación, pero por favor dejen el paso libre —respondió Jiménez Padilla, que se protegía con un peto de plástico y un casco antimotín.

“¡Con el pueblo son cabrones, con los narcos son rajones!”, gritaban los mentores durante la retirada hacia su campamento.

Más tarde, el jefe de la Policía del Estado llegó a la entrada trasera de Sam´s Club, lugar en el que pidió a los reporteros que se alejaran para que pudiera platicar en privado con los que estaban al frente del contingente.

Después de varios minutos de hablar en voz baja los profesores aceptaron retirarse, los líderes se dieron un apretón de mano con Jiménez Padilla y el resto aplaudió y lanzó vivas de manera espontánea.

“Usted debería ser senador o gobernador”, le gritaron algunas maestras, que lo abrazaron y despidieron de beso en la mejilla, incluso pidieron tomarse algunas fotos con él.

Cuestionado sobre la liberación paulatina de las tiendas departamentales, el titular de la SSP sostuvo que prevaleció el diálogo y que por ello no hubo ningún tipo de roce.

“Yo sé que mis maestros privilegian el diálogo; agradecemos que hayan aceptado retirarse tranquilos, no vamos a hacer uso de la fuerza”, indicó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios