16 de Julio de 2018

México

Del altar de la Virgen de Guadalupe sacaban... gasolina

Policía detuvieron a varios hombres que se dedicaban a ordeñar el combustible con una manguera que salía de un altar Guadalupano.

Policías federales encontraron un surtidor de gasolina clandestina que emanaba de un altar a la Virgen de Guadalupe en Puebla. (diariocambio.com.mx)
Policías federales encontraron un surtidor de gasolina clandestina que emanaba de un altar a la Virgen de Guadalupe en Puebla. (diariocambio.com.mx)
Compartir en Facebook Del altar de la Virgen de Guadalupe sacaban... gasolinaCompartir en Twiiter Del altar de la Virgen de Guadalupe sacaban... gasolina

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- El ingenio del mexicano a veces rebasa el límite de la imaginación, sobre todo cuando se trata de algo prohibido. Como el siguiente caso de robo de combustible en Puebla, donde quienes se dedican a esa actividad ilícita son llamados "huachicoleros", que incluso se han enfrentado a las autoridades.

Este martes, elementos de la Policía federal hallaron un surtidor de gasolina clandestino en el municipio de San Martín Texmelucan, Puebla. Los agentes se percataron de un fluído de combustible que salía de la casa hacia la calle, lo cual delató a la gasolinera secreta.

Al realizar las averiguaciones, los agentes vieron que el combustible emanaba de una manguera roja que salía de un altar dedicado a la Virgen de Guadalupe. Al acercarse al lugar, encontraron que una persona con un arma larga salía de la vivienda y se disponía a subir a una camioneta, por lo que fue interceptada y asegurada.

Posteriormente, los uniformados realizaron una inspección al interior del inmueble y encontraron a cinco sujetos más que abastecían bidones con combustible directamente de una manguera que salía de un conducto de cemento, que era la base de un altar en honor a la Patrona de los mexicanos, por lo que procedieron a asegurar el inmueble, el combustible y a los seis sujetos que ahí se encontraban.

La cultura del Huachicol

En México, y específicamente en el estado de Puebla se les conoce como "huachicoleros" a quienes roban combustible de los oleoductos que surcan el país, lo que le ocasiona cuantiosas pérdidas a Pemex.

Para explicar un poco más acerca de ese fenómeno, Luis Lozada León publicó en su columna de opinión del sitio web de Milenio ¿Qué es un Huachicol?:

El término Huachicol es comúnmente utilizado en el medio del transporte de carga para “identificar” el “adulteramiento” del diesel por diversos métodos. Sin embargo en el medio petrolero este término ha diversificado su aplicación a todo aquello que tenga que ver con la “transa”, el robo o saqueo de la empresa petrolera.

El “huachicoleo” más conocido consiste en perforar los ductos en puntos perfectamente seleccionados para sustraer el combustible y que supuestamente es realizado por organizaciones delincuenciales “comunes”.

Palmar de Bravo, Acatzingo,  Tepeaca,  Tecamachalco, Huixcolotla, Quecholac, Huejotzingo, San Matías Tlalancaleca, San Martín Texmelucan, y muchas entidades más del estado han reportado derrames y fugas por ordeña de combustibles en ductos de Petróleos Mexicanos en los últimos meses.

Se ha vuelto  tema diario el reporte de cómo el personal de Pemex retira mangueras acondicionadas y colocadas por los delincuentes en los ductos o llegan para contener las fugas que provocan ya no personas aisladas, sino grandes organizaciones porque esto no se entiende de otra manera.

No es así tan sencillo el perforar un ducto y robarse combustible. Se necesita tecnología, equipo y vehículos. También quien lo distribuya y lo transporte, convirtiéndose así en un  negocio a veces familiar en donde todos y todas tienen un trabajo específico para que en el menor tiempo posible chupen ductos y desplacen las gasolinas a los centros de recepción, por lo que de todos es sabido que esos grandes volúmenes de gasolinas las compran las gasolineras “legalmente” constituidas.

Para el gobierno del Estado es de la máxima preocupación este delito ya que permea en las clases sociales más necesitadas del campo mexicano, deteriorando el tejido social, por lo que requiere el concurso de la federación para enfrentar esta problemática. 

Los presidentes municipales, regidores y demás funcionarios,  y la policía municipal, están coludidos con los chupaductos o huachicoleros, por lo que se sugiere una acción determinante de los tres niveles de gobierno para poner fin a este mal entendido reparto del petróleo mexicano. 

(Con información de Associated Press, diariocambio.com.mx y Milenio Digital)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios