21 de Junio de 2018

México

Quiere PRI reforma antes de Semana Santa

Manlio Fabio Beltrones descarta foros, pues el tema ya está “sobrediagnosticado”; 300 diputados hacen fila para firmar la iniciativa.

Por tres horas, 300 diputados hicieron fila para suscribir el proyecto. (Notimex/Archivo)
Por tres horas, 300 diputados hicieron fila para suscribir el proyecto. (Notimex/Archivo)
Compartir en Facebook Quiere PRI reforma antes de Semana SantaCompartir en Twiiter Quiere PRI reforma antes de Semana Santa

Agencias
MÉXICO, D.F.- El PRI en la Cámara de Diputados confió en que antes de Semana Santa quede aprobada la reforma en telecomunicaciones y descartó la realización de foros, pues el tema ya está “sobrediagnosticado” .

Según publica Milenio, Francisco Arroyo Vieyra, presidente de la Mesa Directiva, afirmó en entrevista previa a los trabajos legislativos de ayer: “Este país tiene mucha prisa, no es que los legisladores tengamos prisa. Y en una legislación como ésta hemos tenido sobrediagnósticos y hemos esperado demasiado…”

—¿Espera que sea aprobada antes de Semana Santa? —le preguntaron los reporteros.

—No quisiera aventurar, pero ojalá que sea así —confió.

La Mesa Directiva dio trámite a la iniciativa que un día antes presentó el presidente Enrique Peña Nieto con el respaldo de los dirigentes de los partidos mayoritarios, y la turnó a la Comisión de Puntos Constitucionales.

Por tres horas, 300 diputados de todos los grupos parlamentarios hicieron fila para suscribir el proyecto, encabezados por Manlio Fabio Beltrones, Luis Alberto Villarreal, Silvano Aureoles y Arturo Escobar.

Al respecto, Arroyo Vieyra rechazó que la Cámara de Diputados se haya convertido en oficialía de partes del Ejecutivo federal o del Pacto por México y descartó presiones para emitir el dictamen.

Mencionó que el órgano legislativo dictaminador podrá recibir a funcionarios del gobierno federal, de las cámaras u organismos civiles que quieran despejar alguna duda técnica, para que cuando se traslade al dictamen “quede muy bien hecho”.

También calificó de “sensatos” a los directivos de empresas como Televisa, MVS, América Móvil y Telefónica, así como al Consejo Coordinador Empresarial y a la Asociación Nacional de Empresarios Independientes por sumarse a la reforma.

Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la bancada priista en San Lázaro, descartó la celebración de foros de discusión, por considerar que el tema está ya “sobrediagnosticado”.

Anunció que su grupo parlamentario convocó al secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza; al subsecretario José Ignacio Peralta, y al consejero jurídico del Ejecutivo, Humberto Castillejos, a un encuentro este miércoles para explicar los alcances de la reforma y aportar más elementos para dictaminar el proyecto.

El legislador sonorense expresó su respeto a los concesionarios de radio, televisión y telecomunicaciones que ofrecieron la bienvenida a la propuesta.

“Creemos que esta actitud responsable y madura por parte de los mexicanos concesionarios de un bien público, como son las telecomunicaciones y las televisoras, habla bien de ellos y merecen todo nuestro respeto”, puntualizó.

Peligros

La propuesta de reforma en telecomunicaciones tiene un excelente objetivo, además de que eleva a rango constitucional elementos que pudieron haber sido motivo de amparo en leyes particulares; sin embargo, hay detalles que deben ser tomados para su análisis, pues incluso pueden resultar peligrosos a futuro, afirmaron especialistas.

Entre éstos destacaron el caso de que las empresas pierden el derecho a los recursos de revisión, así como la posible reducción de las bandas de radio, las cuales pasarían de 800 a 400 megahercios
Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit, es un hecho que el sector y el país estarán mejor con la reforma, pero no se ve como la mejor alternativa la creación de un nuevo organismo regulador.

“Otro tema es el límite de 50 por ciento en concentración de mercado, lo cual me parece una conceptualización muy primitiva y poco madura, pues tal vez se puede aplicar una regulación asimétrica a las empresas pero no se le deben quitar clientes”.

Para Irene Levy, presidenta de Observatel, la reforma tiene un excelente objetivo, pero también “graves problemas de redacción y algunos conceptuales... el primero es la doble ventanilla, nadie la ve pero ahí está y ahora a nivel constitucional”.

Aseguró que el Instituto Federal de las Telecomunicaciones no será un órgano autónomo cuando debe contar con una previa opinión no vinculante del Poder Ejecutivo.

Otro problema, dijo, es que quitan el recurso de reconsideración para las empresas, lo que las deja sin un recurso el resto de los sectores económicos sí tienen.
Fernando Negrete, analista de Mediatelecom Consulting, indicó que hay contradicciones en la redacción, pues se considera el derecho a la información como fundamental y sin restricción, pero le pone que el Estado ejercerá condiciones de competencia efectiva en la prestación de dichos servicios.

“Ya los está regulando y eso me parece una contradicción, pero otra aun más grave es que la radiodifusión y las telecomunicaciones son consideradas servicios que debe garantizar el Estado con acceso universal, y después ya no se consideran así”, dijo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios