17 de Octubre de 2018

México

Reos, 'amos y señores' de las prisiones

La CNDH indica que fue complicado diagnosticar el estado de las cárceles porque los convictos tienen llaves de algunas áreas.

El ambiente de las prisiones mezcla hacinamiento y complicidad con las autoridades penitenciarias, indica la CNDH. (Imagen de contexto/Notimex)
El ambiente de las prisiones mezcla hacinamiento y complicidad con las autoridades penitenciarias, indica la CNDH. (Imagen de contexto/Notimex)
Compartir en Facebook Reos, 'amos y señores' de las prisionesCompartir en Twiiter Reos, 'amos y señores' de las prisiones

Agencias
MÉXICO, D.F.- Los incidentes violentos y el control que reos tienen de varias prisiones en México ha ido en aumento, en una muestra de las deficiencias y corrupción que enfrenta el sistema penitenciario en el país, de acuerdo con un reporte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El presidente del organismo, Raúl Plascencia, señaló que el número de incidentes violentos -que incluyen riñas, motines, fugas y homicidios- se han incrementado en los últimos años al pasar de 52 en 2011 a 73 en el 2012. Y sólo hasta mediados de octubre de 2013, la comisión había registrado 119 casos, de acuerdo con AP.

El diagnóstico nacional de supervisión penitenciaria, elaborado a partir de entrevistas y visitas a las 101 prisiones más pobladas del país, encontró que en 65 de ellos los reos ejercían "autogobierno".

La CNDH registró 119 incidentes violentos, en los cuales murieron 109 reos y se fugaron 67

En su reporte anterior, divulgado en septiembre de 2012, se visitaron 100 prisiones y se encontró "autogobierno" en 60 de ellas.

Plascencia refirió que los penales más afectados por esa situación de control de reos se localizan en estados que también han padecido en los últimos años la violencia del narcotráfico: Tamaulipas, Nuevo León, Sinaloa y Zacatecas.

Dijo que con la información que recabó su personal no era posible especificar si un cartel de las drogas tenía el control de alguna prisión, pero que sí podía decir que se trata de internos vinculados al crimen organizado.

"Encontramos una dinámica que hemos denunciado desde hace algunos años: se llevó a cabo una acción mucho más enérgica, como debe ser y hay que reconocer, en contra del crimen organizado", señaló Plascencia. 

"Pero no se cuidó precisamente en qué lugar se iba a recluir a los miembros del crimen organizado y estos fueron contaminando, desviando y tomando el control de algunos de los reclusorios", añadió.

No hay autogobierno

Apenas llegó al poder en diciembre de 2006, el entonces presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva militar y policial en diversas zonas del país para enfrentar al narcotráfico. En medio de la ofensiva, miles fueron detenidos y enviados a prisiones donde se dieron tanto fugas como riñas entre grupos rivales.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que asumió el cargo en diciembre de 2012, ha dicho que la situación comienza a mejorar e incluso su vocero de seguridad, Eduardo Sánchez, dijo hace un par de meses a corresponsales extranjeros que las fugas y los casos de autogobierno se habían terminado.

"Una buena parte de las cárceles estaba autogobernada por los presos. Esto ya no ocurre", dijo en septiembre Sánchez.

Los datos de la Comisión parecen ir en contra de la visión oficial. En los 119 incidentes violentos registrados entre enero y octubre de 2013 por el organismo, se registró la muerte de 109 reos, 224 heridos y 67 fugados.

Con llaves propias

Plascencia dijo que el personal que acudió a los penales para realizar el diagnóstico se encontró con dificultades para recorrerlos debido a que las propias autoridades penitenciarias argumentaban que los reos tenían las llaves de candados de algunas áreas, de diversos dormitorios y talleres. También se detectaron casos de prostitución promovidos por los propios internos.

"Las condiciones de gobernabilidad son debilitadas por el autogobierno y cogobierno, donde el control de la seguridad, las actividades y los servicios es ejercido por grupos de internos", señaló el presidente de la CNDH.

Agregó que en algunos penales se ha detectado la existencia de dosis de droga, teléfonos celulares, machetes, gallos de pelea e incluso un pavorreal.

Dijo que la situación en los penales refleja una mezcla de factores que incluye el hacinamiento, la complicidad, tolerancia y corrupción de las autoridades.

La CNDH señaló que los penales visitados representan casi el 80% de la población penitenciaria total del país, que asciende a casi 250,000 reos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios