24 de Septiembre de 2018

México

La Marina acribilló a un santo

Tras la supuesta muerte de Nazario Moreno en 2010, sus seguidores construyeron varios templos en su honor en la zona de Tierra Caliente.

Estanislao Beltrán, líder de autodefensas michoacanas,  muestra una imagen de San Nazario, decorada con piedras preciosas y aplicaciones de oro. (EFE)
Estanislao Beltrán, líder de autodefensas michoacanas, muestra una imagen de San Nazario, decorada con piedras preciosas y aplicaciones de oro. (EFE)
Compartir en Facebook La Marina acribilló a un <i>santo</i>Compartir en Twiiter La Marina acribilló a un <i>santo</i>

Agencias
MÉXICO, D.F.- Tras darse a conocer su primera muerte en el año 2010, Nazario Moreno, alias 'El Chayo', fue considerado un santo por miembros de los Caballeros Templarios: él les dijo en alguna ocasión que tuvo contacto con Dios. 

Según el entonces gobierno de Felipe Calderón, Moreno fue abatido la noche del jueves 9 de diciembre de 2010 en Apatzingán, Michoacán, en un operativo de las fuerzas de seguridad en el que habrían muerto también otras 10 personas. Sin embargo, ni el gobierno federal ni el estatal presentaron los restos del presunto narcotraficante.

Casi cuatro años después, Nazario Moreno murió de nuevo. El domingo, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Alejandro Rubido García, confirmó que el hombre que falleció durante un enfrentamiento entre personal de la Secretaría de Marina y un grupo de delincuentes en Michoacán es 'El Chayo'.

Ruta al altar

Nacido en Apatzingán en 1970, 'El Chayo' llegó a estar en la lista de los más buscados en México y se llegó a ofrecer por el 30 millones de pesos.

Se dice que empezó su carrera delictiva como migrante para luego convertirse en traficante de marihuana en la frontera de Tamaulipas con Estados Unidos.

Luego se convirtió en el líder armado e ideológico de La Familia Michoacana, después convertido en Los Caballeros Templarios, pues entregaba a su seguidores Biblias firmadas como “El Más Loco”.

'El Chayo' estipuló un código de conducta para todos los miembros de la organización criminal:

En sus memorias, plasmadas en el libro 'Me dicen el más loco. Diario de un idealista' y cuyos derechos pertenecen a la viuda, asegura que entre 2006 y 2009 logró rehabilitar a 47 mil personas. El escrito comenzó a circular cuando se anunció su muerte hace casi cuatro años.

En la página 48 del libro, 'El Chayo' describe sus “buenas intenciones” para ayudar a la población de Michoacán, pero menciona que no todas las podía cumplir.

Moreno cuenta su internamiento en Estados Unidos, además de su cruzada para erradicar a Los Zetas de Michoacán.También narra que de 2006 a 2009 patrocinó cursos de superación personal que se comenzaron a impartir en todo México.

Sin embargo, en el libro pone énfasis a su “labor humanitaria”, pues aseguraba tener bastantes recursos, no solo producto de la venta de mariguana, sino de otros negocios.

Demasiado dinero, admitió, lo llevó a convertirse en un “vulgar alcohólico”, por lo que se acercó a un profesor de nombre Juan Escobedo Aguirre, quien lo invitó a unirse a Alcohólicos Anónimos (AA).

Llamado divino

Su paso por AA causó tal impacto emocional que “estremeció su cuerpo y fortaleció su intelecto” y a partir de entonces se apasionó por temas que lo “marcaron de manera trascendental”, indicó.

Así se aficionó a las sociedades secretas, por lo que estudió la masonería y se relacionó con grupos que profesaban ideales secretos de superación.

En esa época sintió “el llamado de Dios” y se dedicó a estudiar la Biblia. “Mi vocación de servicio al prójimo era y es tan sincera que ayudé a diversas iglesias cristianas del país e incluso del extranjero, enviándoles miles y miles de Biblias”, describe en sus memorias.

En Morelia, acondicionó un lugar para dar misas cristianas y regenerar alcohólicos y drogadictos de todo el país, en particular de Michoacán. “Lo hacía de manera gratuita e incluía alimentación, ropa nueva, jabón para aseo personal y el lavado de su ropa".

Sus templos

Al creerlo muerto, en algunos sitios de Michoacán se levantaron capillas en su honor y se creó una oración en su nombre.

Buenavista Tomatlán es uno de los lugares que albergaba un templo en honor a 'El Chayo', el cual contenía en su interior una imagen suya con la vestimenta de un Caballero Templario decorada con aplicaciones de oro y piedras preciosas.

Esta construcción está decorada con una cruz de color rojo -símbolo de Los Caballeros Templarios- y una oración a su fundador. 

Tras el surgimiento de las autodefensas, fue destruido y lo que quedó del inmueble fue utilizado por estos grupos como trinchera.

En la comunidad de Naranjo de Chila, perteneciente al municipio de Aguililla, Los Templarios levantaron otro templo para venerar a Nazario.

Un habitante del lugar afirmo que a Los Templarios no les bastaba con robar, sino que además había construido los templos para recibir limosnas, pero que la mayoría fueron destruidos por las autodefensas.

Este tipo de construcciones se pueden encontrar también en los ranchos denominados Holanda y Guanajuatillo, en el municipio de Apatzingán, donde los integrantes de la organización criminales le rezan la siguiente oración:

“Oh, señor todopoderoso, líbrame de todo pecado, dame protección bendita a través de San Nazario”.

“Protector de los más pobres, caballero de los pueblos, San Nazario, danos vida, oh, bendito Santo, clama”.

“Luz bendita de la noche, defensor de los enfermos, San Nazario, santo nuestro, siempre en ti yo me encomiendo”.

“Gloria a Dios Padre, te dedico mi rosario, danos salud y más trabajo, abundancia en nuestras casas, que nuestro pueblo esté bendito yo te pido, San Nazario”.

Secreto a voces

Al momento de su primera muerte, Moreno era considerado el líder máximo de La Familia Michoacana, que en los siguientes meses sufrió divisiones internas y dio paso a la conformación de Los Caballeros Templarios.

Ambos cárteles predicaban doctrinas religiosas y morales mientras traficaban metanfetaminas a Estados Unidos y eran acusados de asesinatos, secuestros y extorsiones.

El propio Castillo dijo que desde hace tiempo "era un secreto a voces" que Moreno seguía vivo. Sin embargo, dijo que las únicas pruebas que habían recibido eran los dichos de la propia gente, retratos hablados que hacían a las autoridades e incluso "alguna fotografía muy de lejos" en la que se aseguraba que aparecía el hombre.

Alejando Poiré, el exfuncionario del gobierno del presidente Calderón que dio a conocer el 10 de diciembre de 2010 la supuesta muerte de Moreno, señaló el domingo en un comunicado que la información divulgada ahora reflejó que los datos que usó para hacer aquel anuncio "no fueron lo suficientemente precisos".

En el último año la violencia, amenazas y extorsiones de Los Caballeros Templarios propiciaron que ciudadanos de ese estado se organizaran en grupos de autodefensas para enfrentar al cártel.

Una artimaña

En todo momento sostuvieron que "El Chayo" seguía con vida e incluso habían puesto como condición para desarmarse que las autoridades lo detuvieran tanto a él como a otros líderes del cartel. Algunos ya han sido capturados, pero aún faltan otros más.

"Siempre lo habíamos manifestado (que estaba vivo)", dijo el lunes Estanislao Beltrán, portavoz de las autodefensas, quien dijo que gente había referido haberlo visto en fiestas y peleas de gallos.

Para Beltrán, su primera muerte "era una artimaña que usaban (Los Caballeros Templarios) para ocultar su realidad... para engañar al gobierno".

Moreno, según ha dicho ahora el gobierno, estaba a la cabeza de la organización y por encima de quien era visto por muchos como el líder, Servando Gómez Martínez, alias "La Tuta", un hombre que suele enviar video mensajes por internet y quien aún sigue sin ser capturado.

Castillo dijo en Milenio televisión que desde que fue designado comisionado hace algunas semanas comenzó a recibir información anónima sobre que Moreno estaba vivo.

El secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, señaló luego en Radio Fórmula que desde hace algún tiempo tenían información de que vivía y que "era un personaje que se movía de un municipio a otro", además de que "estaba altamente protegido".

La muerte de "El Chayo" se suma a la captura del 22 de febrero del capo de las drogas más poderoso de México, Joaquín "El Chapo " Guzmán, quien fue detenido en Mazatlán 13 años después de haber escapado de una prisión de máxima seguridad. 

Otro capo que fue detenido el verano pasado fue el jefe de los Zetas, Miguel Ángel Treviño.

(Con información de Milenio, SDP Noticias y Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios