15 de Octubre de 2018

México

Secuestran a la persona equivocada y luego la arrojan a los cocodrilos

Los plagiarios se percataron de que habían 'levantado' a otro individuo y pretendieron deshacerse de él aventándolo a un río.

Los gritos de auxilio del joven, que fue aventado desde este puente, no fueron escuchados debido al ruido de la ciudad. (Excélsior)
Los gritos de auxilio del joven, que fue aventado desde este puente, no fueron escuchados debido al ruido de la ciudad. (Excélsior)
Compartir en Facebook Secuestran a la persona equivocada y luego la arrojan a los cocodrilosCompartir en Twiiter Secuestran a la persona equivocada y luego la arrojan a los cocodrilos

Agencias
CULIACÁN, Sinaloa.- La madrugada de este viernes, personas que caminaban por el puente Almada en Culiacán, escucharon unos gritos pidiendo auxilio desde una de las islas en el cauce del río y dieron aviso a las autoridades, indicando que una persona había caído y aparentemente estaba lesionada.

Al lugar acudieron elementos del cuerpo de bomberos de Culiacán, quienes utilizaron algunas cuerdas y una camilla especial para sacarlo y entregarlo a paramédicos de Cruz Roja, quienes luego de brindarle los primeros auxilios lo trasladaron a un hospital, informa Excélsior. 

Hasta ese momento se creía que había sido un accidente, pero el joven más tarde identificado como Antonio, de 26 años, narró a las autoridades que la noche del miércoles 4 de abril, sujetos que traían el rostro cubierto y portaban rifles de asalto, se lo llevaron por la fuerza a bordo de un vehículo cuando se encontraba cerca de su domicilio.

Dentro de la unidad, después de golpearlo y amenazarlo, los sujetos se percataron que era la persona incorrecta, por lo que decidieron detener el vehículo arriba del puente y arrojarlo al río para que "fuera comido por los cocodrilos" relato el joven.

Afortunadamente para él, cayó en una pequeña isla, donde permaneció sin moverse debido a que se fracturó. Durante ese tiempo estuvo gritando con las pocas fuerzas que le quedaban, pero el ruido de la ciudad impedía que fuera escuchado.

El joven dijo trabajar como peón de albañil y no tener problemas con ninguna persona, además de que no logró identificar a quienes se lo llevaron por la fuerza y pretendieron asesinarlo arrojando del puente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios