26 de Mayo de 2018

México

Aguantó la banca mexicana quiebras y fraudes en 2014

La ABM asegura que el sistema financiero mexicano sigue con capacidad suficiente para acompañar el crecimiento dinámico del país en 2015.

El sistema financiero sigue listo para financiar a las familias y a las empresas mexicanas. (alejandrogomeztamez.com)
El sistema financiero sigue listo para financiar a las familias y a las empresas mexicanas. (alejandrogomeztamez.com)
Compartir en Facebook Aguantó la banca mexicana quiebras y fraudes en 2014Compartir en Twiiter Aguantó la banca mexicana quiebras y fraudes en 2014

Agencias
MÉXICO, D.F.- La solidez y capitalización fueron las características que distinguieron a la banca en México de sus pares internacionales durante 2014, a pesar de los casos de quiebra y fraude que se registraron en el sector.

El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Robles Miaja, refiere que el sistema financiero mexicano “sigue muy sólido, muy capitalizado y con capacidad suficiente para acompañar el crecimiento dinámico del país” en 2015.

Y es que de acuerdo con la estadística más reciente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el sector bancario registra un Índice de Capitalización (Icap) de 15.86 por ciento a octubre de 2014, según publica Notimex.

Este porcentaje es mayor al 8.0 por ciento mínimo requerido por la CNBV, así como del 10.5 por ciento solicitado en las nuevas reglas de capital (Basilea III).

Cabe destacar que el Icap representa la fortaleza financiera de una institución para soportar pérdidas no esperadas, en función de su perfil de riesgo.

Además, la mayoría de los bancos se encuentra preparado para cumplir con la segunda parte de dichos acuerdos, en cuanto a liquidez disponible en las instituciones, y donde se espera que la banca en México también sea de las primeras en cumplir a nivel mundial, estima el presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé.

Sin embargo, el sector tuvo que enfrentar tres escándalos durante el año: dos fraudes en contra de Banamex, uno por parte de Oceanografía y otro de una de sus subsidiarias, dedicada a protección de terceros y telecomunicaciones, así como la quiebra de Bicentenario.

El sector bancario registra un Índice de Capitalización (Icap) de 15.86 por ciento a octubre de 2014

El fraude de Oceanografía le costó a la subsidiaria de Citigroup pérdidas por alrededor de 400 millones de dólares y una multa por parte de la CNBV cercana a los 30 millones de pesos; mientras que por la empresa de seguridad privada, el fraude es de 15 millones de pesos.

Al respecto, Jaime González Aguadé dijo en su momento a Notimex que a pesar de que este hecho afectaba al segundo banco más grande del país, no ponía en riesgo al sistema financiero, toda vez que no es problema sistémico y la institución cuenta con los recursos para hacer frente a esas pérdidas.

En el caso de Banco Bicentenario, que inició operaciones en julio de 2012, fue intervenido y liquidado debido al deterioro de su nivel de capitalización, que cayó al 2.98 por ciento en junio de 2014.

Para el líder de los banqueros, Luis Robles Miaja, si bien el caso de Bicentenario fue desafortunado, demostró un buen marco regulatorio en caso de quiebras bancarias y la efectividad del seguro de depósitos en favor de los ahorradores, pues todos recuperaron su dinero.

“Fue una demostración de la capacidad del sistema para resistir una caída de un banco, del funcionamiento ágil y adecuado de los mecanismos legales establecidos para tomar cartas en el asunto y evitar un mayor daño al sistema, así como para proteger a los ahorradores en el límite establecido”, manifestó.

Mientras que el tema derivado de fraudes o grandes créditos que se dejaron de pagar, demostró que el sistema tiene la capacidad de resistir golpes importantes que afectan mínimamente el buen funcionamiento y la solidez del sistema.

Así, agrega, “el sistema financiero mexicano sigue siendo uno de los activos importantes del país”.

Robles Miaja explica que si bien el crecimiento económico del país para este año no ha sido el que se esperaba, la cartera de crédito de la banca continúa con su tendencia, de dos a tres veces superior a la tasa del Producto Interno Bruto (PIB), con un aumento de 8.0 por ciento.

Además, dijo, el sistema financiero sigue listo para financiar a las familias y a las empresas mexicanas, y lo demuestra en los hechos.

“Si bien es cierto que las cifras económicas no fueron satisfactorias, sí se logró un acuerdo entre las fuerzas políticas que sentó las bases para un crecimiento dinámico y sólido, y eliminar ese crecimiento inercial y mediocre que se llevaba en décadas anteriores”, argumenta.

Refiere que, “obviamente”, la ABM observa que México está en un momento histórico y tiene una oportunidad que se debe aprovechar por su condición macroeconómica, geográfica y demográfica, recursos, así como por las reformas estructurales.

Por ello, resalta, la banca prevé crecimientos importantes derivado de las oportunidades del país. “Las reformas harán que el crédito fluya y la banca va a estar ahí para apoyar los proyectos de inversión y a las familias”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios